miércoles, 27 de julio de 2011

Portishead, la banda misteriosa de las grandes demoras

Ahora acabo de caer, yo que hace nada criticaba a Amy Winehouse por tener sólo dos discos y en seis años no sacar ninguno más (ni lo sacará en vida) y caigo en la cuenta que los misteriosos Portishead hicieron algo parecido! Aunque claro, su caso es muy diferente, ellos hacía música para si mismos, sin prisa, por necesidad interior, sin presiones contractuales ni de fans, a pesar de lo conocidos que llegaron a ser.

Y eso, que estando un poco cansado de escuchar excesivos y forzados alabos respecto a Amy y tras enterarme de la truculenta notícia que hasta dentro de unas semanas no se sabrá la verdadera razón de su muerte (me imagino para vender recopilatorios y discos sin ensuciar la verdad), me han entrado ganas de desintoxicarme de todo ello, de repasar la excelente música de Portishead. 

Su historia se remonta en el 1991 cuando el teclista Geoff Barrows y la cantante Beth Gibbons se conocieron en un curso de capacitación para jóvenes emprendedores, a partir de ahí se juntaron y empezaron a hacer  música. Curiosamente Geoff, como productor, ya había trabajado en el debut de las bandas, supuestamente llamadas de Trip Hop, como Massive Attack y Tricky, pero no lo hizo por el estilo sino porque todos eran de la misma localidad londinense; como muchas otras veces, todos esos grupos han dicho que la etiqueta se la inventaron los medios. No me digáis porqué, pero la pareja de Beth y Geoff inicio su andadura musical con un corto mudo de casi 9 minutos llamado "To Kill a Dead Man" donde la historia se cuenta solamente con imágenes y música e incluso sin la voz cantante, eso si, la música es 100% Portishead, hasta me atrevería a decir que varias ideas musicales de lo que sería su primer disco salieron de ahí. Sin ir más lejos, en el videoclip del single "Sour times" aparecen imagenes del corto a modo de influencia o simple relleno.


A lo que ibamos, tras estrenar el cortometraje, firmaron un contrato con la discográfica Go! fue aquí donde sacaron el exitoso Dummy en 1994 con la colaboración del guitarrista Adrian Utley. Y no fue hasta tres años después que no sacaron su segundo disco, titulado simplemente "Portishead", un LP igual de inspirado, pero con una grabación de mayor calidad, con una instrumentación similar, con las ya habituales baterías generalmente secuenciadas en apariencia, con los samples de cuerdas, scracthes, con esos bajos marcados y profundos tan minimalistas y, como siempre, la voz arrastrada de Beth iluminando la oscuridad con sus lamentos. 

Y ahora llegamos al punto divertido, en 1998, para contentar a fans o para sacar tajada del gurpo, sacaron un disco en directo recogiendo temas de ambos discos y así hasta que  pasaron diez años hastas que sacaron su tercer disco, otra vez con un nombre nada original: "Third". Pero aquí todo cambió, la evolución es muy palpable o quizás se le podría llamar regresión porque el sonido de algunos samples parece que sean premeditadamente Lo-fi, por otro lado, hay temás más enérgicos, la voz a veces tiene un mayor efecto: reverbs muy profundas, delays caóticos; las guitarras distorsionadas suenan muy sucias a pesar de que su aparición no es constante ni son rockeras; simples rasgueos o punteos puntuales en forma de riff. El disco fue bien recibido por los verdaderos fans, había mono y su originalidad es difícil de obviar pero no acabó convenciendo a los que se esperaban más de lo mismo, de hecho es un disco difícil, que se disfruta a partir de la segunda escucha y no exagero. Muchos lo tacharon como un producto inferior y esperándose una propuesta más etiquetable y digerible.

Pero bueno, volvamos a la cuestión, tras ver esa enorme demora y su actitud anti mainstream, he llegado a la conclusión que Portishead son un capricho musical, no pretenden pasar a la historia (aunque ya lo han hecho gracias a sus canciones) nunca han pretendido llenar grandes escenarios, no pretenden llevar desequilibradas vidas de Rock´n´roll drogándose todo el día o enfadandose con la prensa sensacionalista o montando escándalos en sus vidas privadas sino todo lo contrario. Portishead son un grupo misterioso, humilde pero ambicioso, desde mi punto de vista, uno ejemplar, un camino a seguir que nadie en su sano juicio haría y es una pena. 

Volviendo a Beth, de algún modo ella es el corazón y la "frontman" visual del grupo, siempre me ha sorprendido su voz que de tan original nunca he podido encontrar un referente y para colmo transmite más que la mayoría de las supuestas "grandes cantantes del momento", de las mal llamadas Divas.

Ah y se me olvidaba, Beth Gibbons no es una diva, sólo hay que ver su postura al cantar, más anti-glamourosa no se puede ser, no lleva excéntricas ropas, ni enseña el escote, no lleva tatuajes escandalosos: lo que cuenta es la música!

Y para terminar, del resto de los componentes no hay mucho que decir, no son unos enormes virtuosos con los instrumentos y los samples no es que esten muy currados, pero como conjunto tienen una gran una personalidad y son sumamente originales, por la oscuridad de su música, se les podría etiquetar como Trip Hop pero cuando escucho a otros artistas supuestamente del mismo bando  siempre acabo pensando lo mismo: su música es Portishead y punto.

Imágenes sácadas de: 

http://uriolesblog.wordpress.com/2008/04/16/%C2%BFque-fue-del-trip-hop/
http://super45.net/blog/nuevo-video-de-portishead-magic-doors/
http://www.panfletonegro.com/volante/2008/09/28/portishead-third-tres-tristes-tigres-2/

6 comentarios:

Patricia dijo...

Postishead molan, pero que yo sepa no se han muerto ¿O sí?

En cuanto a Amy Winehouse, al parecer hay un tercer disco que acabó de grabar poco antes de morir. Los músicos que trabajaron con ella han dicho que es jodidamente bueno y está claro que la guita no es algo que sirva de mucho cuando ya estás en el otro barrio. Su padre se comprará un coche nuevo. Toda su familia y ex-amantes macarras probablemente estrenarán coche.

En fin, C'est la vie ;)

Alexandre Vaudeville dijo...

Patricia, ejem, Quien ha dicho que estén muertos?

Por lo que he leído, hay canciones para un tercer disco, pero no están grabadas, sólo las demos, es decir, voz, guitarra con metrónomo y poco más, los músicos pondrán el resto, pero sin la autorización de su padres, la criaturita no saldrá a la luz. También dicen que el futuro disco es más oscuro que el anterior. En todo caso, el póstumo LP será un éxito tanto si es bueno como si es un bodrio: el morbo ganará. Los músicos dicen que es bueno, uno, porque están bien pagados y dos por la cuenta que les trae, cuanto más se vendan, más royalities tendrán. Ya veremos...

Hablando de Portishead, ellos también están a punto de sacar un cuarto disco, pero con la calma que se echan puede que esperan al fin del mundo.

Oh, la la!

-F osca dijo...

DUMMY es enorme! no sabía tantas cosas del grupo!!! ahora ya las sé muajaja ^^

Alexandre Vaudeville dijo...

-F osca, Dummy es macro enorme, yo tampoco sabía, me puse a mirar de aquí y allá y aluciné, que disfrutes de la info, muajaja! jeje!

Anónimo dijo...

La palabra que me viene a la mente al ver a Beth Gibbons agarrarse al micro, con la espalda doblada y la mirada perdida es fragilidad. Y la emoción que transmite, como bien dices, con su modesta pero expresiva voz, es una emoción de altos quilates, aunque, eso si, contenida; como a punto de estallar. Y ahí radica, para mí, su grandeza.

Transmite y me la creo.

M.

C Vásquez dijo...

Portishead se escuchó en Perú en medio de la onda grunge, pero llamó mucho la atención x sus videos y porsupuesto la música. Personalmente para mí son tan influenciados x Black Sabbath, y también de la música Dark de Bauhaus y Joy Division!