jueves, 12 de agosto de 2010

La perspectiva y el final feliz

Siempre pensé que la vida es cruel, que la felicidad es demasiado efímera y que no debería de aspirar a ella, bueno de hecho salvo con pequeñas variaciones sigo pensando lo mismo. Discrepo, no sólo en las películas existe el conocido "Happy end", hay excepciones lo que no se suelen mostrar mediáticamente con facilidad, como el caso del humorista de los Monty phyton, Graham Chapman:



O el final de "Man in the moon" (no mirar si no habéis visto la película):




En el cine, detesto los finales felices donde nadie muere, donde todos tienen suerte y escapan a tiempo. Se libran de la quema algunas chicas bond que se sacrifican por él, se libra también "Matrix Revolutions" donde la masacre final se cepilla casi hasta el apuntador. Se libran como no, todas las películas Zombie "serias" donde como mucho queda uno de los que considerabas protagonista. Sin olvidar el final amargo pero final feliz de "Mar Adentro", por fin la liberación del pobre hombre, condenado a la prisión más cruel de todas: la de su cuerpo.

El final feliz existe, depende de nosotros, de la perspectiva que le demos al final de nuestros días.

Fin

13 comentarios:

José R. González dijo...

Coincido contigo. En más de una peli he gritado "por favor, que muera alguien!" porque no puedo con las películas felices de principio a fin o peor aún, dramones descomunales que acaban con un final Disney poco creible. No me parecen realistas. Y no creo que esto sea ser negativo sino que no me gusta que me tomen el pelo :P Un saludo, te sigo desde ya

Anónimo dijo...

No olvidemos que el final feliz solo es un final; quizás pocos años después de la boda con la que acaba la película se separan, o queda ella paralítica, o nace un hijo con síndrome de down o...solo es un final, no EL FINAL.
FINAL solo hay uno y además, lo sabemos todos...y sin ver la película.

Saludos.
M.

Alejandro dijo...

>José, Me alegro que coincidamos en criterios cinéfilos! Mejor dicho, nos seguimos!!!

>M, cierto, entonces nuestra vida es una conjunción de varias películas, donde la última de la saga ya sabemos el final pero puede ser un final feliz o es lo que habría que intentar, digo yo...

Anónimo dijo...

No sé yo si la muerte puede ser un final feliz. Algún caso habrá pero...bueno, felizmente resignado.
(;-)

M.

Alejandro dijo...

> M, si deseas morir, si te encuentras sólo, enfermo, en un mundo diferente del que has nacido, si se han cumplido todas las metas (accesibles) que te has propuesto, entonces si, es un final feliz. Otra cosa es llevar unos agonizantes años de dolor y amargura. Pero una muerte súbita, una parada cardíaca mientras duermes, no está mal. A las malas siempre nos quedará la típica sobredosis con pastillas para el sueño... O una inmolación satisfactoria. Que conste que este comentario no hace apología del suicidio, bueno algo si.
Maldito Kurt Kobain, que grande era! ;)

Patricia dijo...

Pues a mí me da bastante igual si los finales son felices o no. Lo que me gusta es que sean concluyentes, que todo encaje bien. Que quede todo claro y bien explicado, que tengan su crescendo y a poder ser que sean espectaculares, con redoble final.

Me gustaría decir algo sobre Kurt Kobain, pero igual me tachan de algo que no soy, porque viví Nirvana en su apogeo y aunque suene Snob, hay cosas que se quedan dentro ^_^

Alejandro dijo...

Cuando el final no encaja bien es porque el guionista es mediocre o están pensando en la secuela o la precuela. Yo prefiero los finales coherentes y a ser posibles los finales auténticos, no los "abiertos" que prometen mediocres segundas partes.

Hay quienes llevan el suicidio por dentro como una bomba de relojería y un día se activa y boom. Pero también se puede desmantelar si se corta el cable adecuado si lo hace la persona adecuada, de lo contrario la persona inadecuada corta el cable rojo en vez del verde y boom nuevamente.
Está claro que Courtney Love no sabía mucho de explosivos... Para no ser un esnob en el tema grunge/nirvana, hay que escucharse del tirón y al máximo volúmen los discos de Bleach/Nevermind/Incesticide/In utero/Unplugged in NY y luego opinar. No vale escuchar "smells like teen spirit" y "about a girl" y decir que el grupo mola pero que prefieres a Pearl Jam o Soundgarden o que Sonic Youth tienen más caña.

Saludos grrrunges!

Patricia dijo...

No tengo nada en contra de Pearl Jam, Soundgarden o Sonic Youth, pero yo soy Nirvanera. Lo siento, soy de gustos populares. Y sí, me he hinchado a escuchar los álbums que comentas y aún llevo algunas canciones en el Mp3, como Heart shaped box. Creo que a Kurt Cobain le daba igual lo que supiera Courtney Love. La amaba, estaba enamorado hasta las trancas, la aceptaba tal como era y no le importaba que no supiera de explosivos.

Cuando estás solo no te importa que las cosas te hagan daño. Incluso puedes encontrar compañía que sea tan autodestructiva como tú mismo -suicido colectivo- Pero la vida sigue y llega al mundo alguien inocente que te hace ver que la mierda te llega hasta el cuello, que te has metido tú solito en ella y que encima no tienes fuerza para salir de allí y hacer las cosas como sabes que deberías hacer. No consigues ser la persona que desearías ser, y entonces ¡Bum! Courtney Love la viuda del grunge.

Lo bueno de las precuelas y las secuelas es que van una después de otra - no todas a la vez- y así cada película puede tener su principio y su final.

Saludosgrrrrrrr

Alejandro dijo...

Yo creo que ese amor del que hablas en los últimos tiempos se volvió en odio, demasiado Nancy Spungen creo que era y el demasiado poco Syd Vicious él. Demasiado lista ella y él demasiado depresivo; luego siguió tirándose a Billy Corgan, tela marinera!

Yo aún creo en la posibilidad de que ella le asesinó, para que veas.

Pues... te cuelgo oficialmente la medalla grunge/Nirvanera!

El caso de Kurt es un misterio, su música habla por si sola que cada uno saque sus conclusiones y se eleve en su propio Nirvana particular.

Saludos Zen!

Antonio L. dijo...

Alejandro tienes razón. Te recomiendo la película "Quemar después de leer" en caso de que no la hayas visto. Yo también aborrezco los finales felices siempre y cuando se traten de finales que relacionan a la felicidad con los mismos tópicos de siempre, no se los cree ni el guionista. Hay muchos finales que pueden parecer tristes para quien los ve desde fuera, pero si fuesemos capaces de vivirlo en nuestra piel a lo mejor cambiamos de idea. El ejemplo de la película "Man on the Moon" y su final es genial para argumentar esa idea. Es una película que me emocionó mucho y la banda sonora de R.E.M. es genial. ¡¡¡Saludos!!!

Alonso Vegas dijo...

muy rico lo de less-seller. yo he llegado al punto de apreciar un libro por el menor numero de ventas que consiga. pero que mas da, ya hay demasiados libros buenos y yo quiero comer en cubiertos de oro.

lo de los finales es un problema. Mientras haya final estaría bien, lo jodido es que para nosotros nunca hay final. Y la muerte no creo que sea nuestro final, es simplemente que te cortan la novela en lo mejor. Que putada.
a veces es muy dificil tomarse las cosas con filosofia (falta de medios, de público, de iluminación...). pero no me hagas caso, yo siempre veo el vaso totalmente vacío.

Alonso Vegas dijo...

se me olvidaba: me ha encantado el video del funeral.

Alejandro dijo...

> Antonio, no la he visto, tomo nota!
Man in the moon es desconcertante a más no poder (supongo porque se inspira en el humor/vida de Andy Kauffman), al principio me costó disfrutarla pero luego me rendí a su absurdo y me reí con su final, jaja!

>Alonso, los menos desconocidos que tu dices, pueden ser los futuros best-sellers de culto! No te puedes fiar ni de tu madre (suponiendo que sea escritora), suerte con el tema culinario!!!

Un pesimista sólo ve un final, el de su "película" el resto de finales sólo son spin-off sin importancia, no???

Quiero pensar que nostros escribimos el guión de nuestro final, de nuestra película (accidentes funestos aparte). Eso si, cuando morimos, nuestro guión es censurado y cada uno se queda con lo que les interesa, mecachis!!!

Yo tengo una teoría, cuando tienes sed no ves si está medio lleno o medio vacío el vaso: lo coges y te lo bebes!

Saludos burdelescos!