martes, 10 de agosto de 2010

Entrada al blog número...

Que haya llegado a cierto número de entrada o lleve un año, no creo que sea algo para presumir o celebrar, sólo es una cifra más, pero me ha parecido algo remarcable, lo suficente para escribir sobre ello para examinar el camino a modo de punto de inflexión, para yo reflexionar sobre este hobbie y mi labor y como siempre, por si a alguien le pueden servir mis pensamientos o tenga algo de curiosidad por la persona/personaje que se esconde detrás de tanto vodevil.

He tenidos varios  avatares, de aspecto premeditadamente ambiguo; buscaba un relativo anonimato, que no me reconocieran fácilmente por la calle a pesar de que con lo desconocido que soy en las "blogesfera" eso sería algo muy inusual. Pero por si acaso, para separar aún más la persona del personaje la cambié, de ese modo dejaba menos pistas de como soy. La razón de aparecer yo de manera muy puntual es porque tiro de "archivo" y a veces no encuentro nada mejor. Y después de un tiempo pasé a la actual foto de un teclado algo tuneado que tenéis más abajo, una instantánea que capturé yo mismo de la película Pi, que hacía poco le había hecho un repaso, un simple azar.

Noto que cada vez escribo más, programo las entradas, añado casi por tradición links de youtube musicales o videos relacionados y pruebo de dejar alguna canción relevante con la temática, ya sea por el título o por su letra. Me gustaría volver a los principios, escribir menos, dejar espacio a la reflexión, poner más fotos, aunque seguro que no lo conseguiré e iré alternando un estilo u otro según me apetezca.

Supongo que es lógico que los blogs cambién con el tiempo junto con las personas, que se aprenda a escribir con mayor fluidez, a expresarse con mayor facilidad con menos palabras; a no ser que sus características sean el tener unos parámetros muy fijos; en mi caso mis limitaciones son mis inquietudes y mi supuesto buen gusto o criterio. Sería muy fácil soltar tacos cuando trato un tema que me "cabrea" (que es algo normal en mis propuestas) o abusar del copy-paste para rellenar información en vez de hacer una síntesis o resumen. Sería muy fácil abordar temáticas actuales, pero me interesa más la atemporalidad (lo mismo pienso con la música), que se pueda leer, releer sin importar el tiempo, el odioso tiempo con que nos ata; quizás esta entrada es un poco la excepción a la regla pues depende dichoso número 100. Cuando llegue al nº 200 o cuando haya llegado a los 365 días publicados tampoco habrá cumpleaños, como mucho alguna entrada especial, larga hasta lo insufrible o todo lo contrario: un copy paste de la wikipedia y una foto de por ahí para celebrar el curro que me he metido y el descanso que me merezco. No se... ya veremos.

Supongo que me debería de alegrar por haber llegado hasta aquí sin supuestamente bajar el nivel de publicaciones, sin bajar la calidad con entradas menos arriesgadas o comprometidas. Y es que éstas gusten más o no a los demás no le puedo hacer nada; no es la intención directa y es demasiado complicado o deshonesto. Aunque reconozco que siempre me ha interesado la opinión de la gente para corregir mis defectos o inconscientemente por el puñetero complejo de aceptación que tenemos la mayoría de los mortales, y más yo que soy de los que les gusta caminar por la cuerda floja y desafiar los límites propios sin pensar  en la sensibilidad de los demás, necesito un feedback, ya sea de amigos, seguidores, lectores o detractores. Y es que dicen que lo importante es que hablen de ti, si es para bien, mejor y si es para mal, a veces mejor. Hay que provocar pero nunca dejar indiferente...

Aún tengo muchas cosas que decir, escribir un blog con un mínimo de estilo para mi es fácil, lo difícil es el terreno de la ficción, los cuentos, las novelas. Pues en mi caso, sólo escribo de mi y lo que veo casi a diario, lo que lo hago a través de un filtro; el del vodevil, el de Alejandro.

Mi otra meta es seguir sin "desenmascararme" por la inercia de las confianzas entre los habituales seguidores, mantener la esencia de "Alejandro", para el lado más humano siempre reservo los comentarios. Nada de hacer un diario personal (tipo adolescente) con lo que me pasa, con lo que siento o lo que veo cuando voy a trabajar, estudiar, etc, esto lo dejo para los demás, para los que tengan una verdadera necesidad, aunque reconozco que es tentador a modo de ejercicio desde mi habitual punto de vista.

Fin del ejercicio esquizofrénico/introspectivo y del autopeloteo

Mañana más!

11 comentarios:

José GDF dijo...

Yo también mantengo cierto anonimato. En mi caso un monigote que me hice yo mismo en Meez, que algunas personas de mi entorno me han dicho que se parece a mi bastante. Aunque ahora no tanto, que sale en blanco y negro...

Cien entradas es una especie de hito o logro, en algunos casos, de los bloggers. Yo no lo celebré especialmente. Simplemente dije de pasada que era el post 100 y poco más.

De aquí a nada me adelantas, sólo llevo 160 en dos años publicando, y varias de ellas son una especie de páginas estáticas de cuando Blogger no permitía hacerlas de verdad, así que son unas cuantas menos.

Cuando te apetezca intenta escribir algún relato, aunque sea corto. Yo creo que aptitudes y talento no te faltarían.

Volveré a postear de aquí a poco tiempo. Un saludo.

sentimental_mood dijo...

Mi anonimato me corta la cabeza en todas las fotografías, me mutila o me pone de espaldas ante el fotógrafo. Ya ves, si alguien fuese capaz de reconocer mi cuerpo por las cuatro fotos que puse en mi blog, en fin, creo que le invitaría a un trago, le juraría amor eterno o simplemente nos cruzaríamos una mirada recelosa, ya veré cuando ocurra qué hacer en ésta incómoda situación.
Me gusta eso del anonimato. No puedo con la gente que "publica" las fotos de sus bodas, de sus fiestas o veranos en la playa. Pueden desnudarse e ir recreándose por medio de sus palabras, pero las fotografías que muestren lo justo.
Seríamos incapaces de reconocernos mutuamente si nos viésemos algún día y es perfecto. Siempre podrás pensar que ya nos hemos visto o que comemos en el mismo restaurante una vez a la semana.
En cuanto a los números...Nos sirven muchas veces de indicación, de ayuda, y son éso, simples números, no les damos mucha importancia, pero algo representan.
Alguno habría celebrado su 69 entrada en busca de un afán sexual perdido en alguna parte de su mente, otro esperaría a los 500 para quedarse en el medio de una gran línea y hay quien celebra todos los días menos los número impares.
Seguiré dejándome caer por este sitio, no prometo velas ni falsas palmadas en la espalda, sólo felicito por las cosas que lo merecen, por lo que no me dejas otra opción que felicitarte.
Supongo que el vaudeville es algo difícil de mantener y éste género dramático, ésta comedia frívola la sabes llevar por buen camino, incluso añadir cosas a su viejo significado, eso se merece un hurra en tu favor.
Por eso, y no por tu centenar de entradas, sino por lo que ellas llevan dentro, cuando se baja la cremallera de cada una de ellas, éso es por lo que te felicito.
Al fin y al cabo, los años nunca me han importado, y te mantienes bien para llevar a cuestas esa cifra redonda.
Ahora a por más!

Patricia dijo...

Pues yo no conseguí mantener el anonimato y me quité. Mejor, menos preocupaciones.

Alejandro, mis felicitaciones más sinceras por regalarnos tus ideas, aunque no siempre compartamos gustos o no siempre sean temas agradables. No pasa nada, sería muy aburrido si todos siempre estuviéramos de acuerdo.

Recuerdo que el otro día, en la entrada del vampiro jugueteaste con la ficción y no te salió nada mal ¿Sabes? me encantaría leer tus cuentos, tus poemas o tus novelas. Seguro que llegará el día (soy muy optimista) aunque bien es cierto que empezar es fácil, lo complicado es llegar al final.

¡Hasta pronto! aquí me quedo esperando la entrada 101, la 102, la 103... Este vodevil me resulta de lo más entretenido ^_^

Alejandro dijo...

> José, tu monigote es muy simpático, con un aire a "los sims" supongo premeditado por los creadores de la página que me comentas, no creo reconocerte en la vida real! Ni el tiempo ni el número son importantes, prefiero 30 entradas de un blog en 3 años que 365 en un año mediocres. Con el ritmo de vida que llevamos 160 no está mal teniendo en cuenta tu labor! En realidad algo he escrito pero no me lo tomé en serio, demasiado descarnado. Pero si que tengo un proyecto en el aire de una viñeta cómica pero requiere muchísima preparación. Encantado de volver a verte por aquí!

> Sentimental_mood, no le jures amor eterno a nadie, sólo la estupidez humana es infinita (Einstein)... Espera que revise tus entradas hasta el final y luego hablamos, ten en cuenta que con un reflejo en un cristal o una sombra obtengo mucha información!!! Coses del retoque...
Si en la vida real hablases como escribes podría haber una pequeña posibilidad de desenmascararte y viceversa, aunque por lo visual, ciertamente es complicado. Alguna vez me han dicho que yo sería un buen actor, quizás ese es el mérito de mis "conservas", pero me veo bastante encasillados a dos o tres roles como la mayoría de estrellas hollywoodienses. Gracias por tus habituales sinceras opiniones!

> Patricia, sólo uno o dos escasos "seguidores" han soltado información personal inocentemente (que yo mismo he sepultado entre otros kilobytes indiscriminadamente) pero quizás no es ese el gran problema sino un deterioro personal, me interesaría más fusionar ambas personas, Alejandro y el tío que escribe todo esto y creo que la criatura ya ha parido hace unos meses y no me he dado cuenta; soy algo más que un narrador.
He pasado por una etapa (creo que un año o dos) autista de escribir entre 3 o 4 horas al día, intentos de novelas, poesías, algún relato pero la persona que había detrás era demasiado inmadura (y oscura), inexperta en las letras (aún lo soy pero menos) y lo dejé aparcado en un descampado cercano a un vertedero por si alguien se lo llevaba y me pasé a los sonidos, a la música, donde sólo tímidamente me sumergí en el terreno de las canciones con la limitación del formato "letras"...
Yo también soy optimista en ese aspecto, con el tiempo
todo germinará y algo saldrá. Gracias por tus piropos y ánimos y por el comentario!

Que siga el espectáculo!

Raúl Peñaloza dijo...

Sabes, después de más o menos un mes, mes y medio, de estar "bloggeando", me he dado cuenta que este mundo funciona como una gran terapia colectiva. Cada quien se enfrenta a sus demonios (o ángeles, según sea el caso) de acuerdo con sus expectativas/necesidades/deseos, recibe y desoye respuestas o consejos y sigue adelante.

Me parece genial que llegues a 100 entradas, es simbólico para ti, por lo tanto, es importante.

Un saludo

José GDF dijo...

Un apunte, Alejandro: mi monigote lo hice yo mismo con las herramientas que te proporciona Meez. Tienes narices, ojos, cabezas, etc, a tu disposición y vas ensamblando las "piezas"... Hasta que sale el personaje que quieres. En este caso me intenté sacar a mi mismo.

Me has dado en la entrada una buena idea para mi próximo avatar... Y no me refiero a una foto de mis manos tecleando en el ordenador, sino a la "otra idea", ¡je, je, je!

La viñeta cómica da mucho trabajo... ¿Qué me vas a contar a mi? Tengo una historia gráfica parada hace muchos años. Además, nunca se me ha dado bien del todo dibujar. Por suerte se me da algo mejor la música.

Hagas lo que hagas, por aquí estaremos, a ver qué escribes :)

Alejandro dijo...

> Raúl, cierto, terapia colectiva aunque también hay un componente exhibicionista grande. En mi caso no tengo distinción, demonios y ángeles pasan entre estos textos sin que yo pueda hacer nada! ;)
Lo de las 100 entradas, caí en la cuenta hace unos días, la verdad es que no me fijo en eso...

Saludos!

>José, no lo pillo, retoque fotográfico?
Yo también soy más de sonido y de "música", pero para expresarme, más universal es el tema de las palabras y también estoy igual que tú, mi dibujo autodidacto deja mucho que desear, debería de apuntarme a algún cursillo, pero los esbozos están hechos y tengo ideas escritas....

Muy bien, estamos en contacto!

Cendrero (Adm. El Busto de Palas) dijo...

Felicidades por ello, cuando llegues al aniversario del primer año nos invitas a unas tapas o algo :D

La verdad es que mantener un blog no siempre es fácil. Hay veces en las que te da un pequeño bajón de ánimos y necesitas unos días para recuperarte. En otras ocasiones, ese bajón perdura y se acaba cerrando el blog... Pero yo creo que por ahora somos muy jóvenes en este mundo de la blogosfera, nos quedan muchos años y entradas más por celebrar. Le acabas cogiendo cariño a tu blog ;)

Y, que yo sepa, soy uno de los que mantiene intimidad en el blog, todavía no se me ha visto por Internet ;) No intentéis encontrarme, soy invisible.

Me encanta poder escribir sin que se sepa quién soy, es como un juego... ¿Cómo me imaginas tú? ¿Y cómo te imagino yo a ti? ¿Y cómo nos imaginamos a cada uno de los autores de nuestros blogs favoritos? Podemos intentar intuir su edad, sus características, apariencia... todo según su forma de escribir, según sus pensamientos. Podríamos comprobar si es verdad aquello de "la apariencia es el espejo del alma"... A veces no se cumple, te lo aseguro.

Alejandro dijo...

Cendrero, buuueno, cuando llegue al aniversario algo haré en que os incluya! Pero como nos bajéis a Bcn, la cosa esta chunga para reuniros (a mi me encantaría).

Si, claro que se le coge cariño a nuestros blogs, nuestras criaturitas virtuales, forman parte de nuestras vidas, de nuestro tiempo, e incluso de nuestra personalidad cuando mostramos algo que no solemos hacer en el mundo real.

Si, te tengo que felicitar no tengo ni idea de como debes ser en persona y me pica la curiosidad y me parece muy bien tu anonimato!

Saludos y ánimo con tu blog, que no decaiga!!!

Anónimo dijo...

I always motivated by you, your views and attitude, again, appreciate for this nice post.

- Norman

Alejandro (vuestro humilde narrador) dijo...

Thank you, Norman. I try to do my best, it's not an easy job to be really honest "in thoughts" but writing for now it's not hard.

With only one person understanding my words it's enough to continue this experience, I don't need no more.

Again, thank you!