viernes, 15 de octubre de 2010

Volare, cantare

Volar es un lujo, vale bastante dinero a no ser que cojas los billetes con un año de antelación, parece que "flotar" o levitar durante un breve salto en el aire es lo más fácil y seguro. Cierto es que lo más barato y efectivo sería descender desde un rascacielos a modo de ensayo de suicidio  (lo que pasa es que no hay vuelta atrás), debe de ser una sensación única la de descender a toda esa velocidad como un superhéroe a punto de salvar a unas víctimas inocentes.  También se puede hacer "puenting" pero no es lo mismo y también es caro, te tienes que desplazar a un lugar específico, etc.

La alegría se disipa al aterrizar en la realidad, el dinero vuela, a la primera ventisca de consumismo o recibos infernales se nos escapan de las manos nuestros ahorros y por mucho que saltemos al ver los billetes en el aire no llegamos a recuperarlo; es entonces cuando viene otro tipo de sensación vertiginosa, la de los números rojos. Por otro lado, la cigüena responsable de la superpoblación nos trae volando niños y más niños y tampoco no hay como pararla; nadie la ha visto, o eso dicen. Como personsajes privilegiados también tenemos a Papa Noel que vuela en su trineo de renos dopados y modificados genéticamente, me imagino que tendrá la invisibilidad de un Predator porque sino no me lo explico como nadie le ha visto o algún avión se ha estrellado contra ellos. Y finalmente tenemos a Superman que, con la excusa que es del planeta Krypton, vuela, se salta las leyes de la gravedad  pero cuando he estado necesitado lo he llamado y ni caso, será porque no entiende el castellano; con Dios me ha pasado lo mismo pero dicen que no hace excepciones con todos aquellos que no tienen fe, por eso en vez de ir al ingrávido cielo, iremos directo a las profundidades del infierno. Y me olvidaba de los pájaros; ellos prefirieron sacrificar su inteligencia y perder unas extremidades para poder manipular objetos con tal de volar, no fueron tontos que digamos; pero es demasiado sacrificio para mi conciencia. Volar casi siempre implica viajar, tener algún tipo de alas, aunque sea bebiendo una bebida con sabor a jarabe; conlleva prescindir de colas, de carreteras, elegir tu propio camino, quizás así si que todos hemos volado en algún momento.

Bueno, como mínimo se puede dejar que la imaginación vuele como he probado de hacer en el parrado anterior. Siempre podemos cantar en un escenario virtual o real o hacer algún "ensayo en la ducha" y volar aunque nadie nos escuché y sólo unos pocos afortunados de fondo nos sigan y piensen en el mal día que han tenido y se pongan a hablar y a emborracharse para olvidar las penas. Pero volar, cantar, no es tan fácil como saber la técnica, o tener los recursos adecuados, hay que saber muy bien donde hacerlo o de lo contrario puede que al volver no encontremos a nadie en casa.


Penso che un sogno così non ritorni mai più
mi dipingevo le mani e la faccia di blu
poi d'improvviso venivo dal vento rapito
e incominciavo a volare nel cielo infinito

Volare oh, oh
cantare oh, oh
nel blu dipinto di blu
felice di stare lassù
e volavo, volavo felice più in alto del sole
ed ancora più su
mentre il mondo pian piano spariva lontano laggiù
una musica dolce suonava soltanto per me

Volare oh, oh
cantare oh, oh
nel blu dipinto di blu
felice di stare lassù
ma tutti i sogni nell'alba svaniscon perché
quando tramonta la luna li porta con sé
ma io continuo a sognare negli occhi tuoi belli
che sono blu come un cielo trapunto di stelle

Volare oh, oh
cantare oh, oh
nel blu degli occhi tuoi blu
felice di stare quaggiù
e continuo a volare felice più in alto del sole
ed ancora più su
mentre il mondo pian piano scompare negli occhi tuoi blu
la tua voce è una musica dolce che suona per me

Volare oh, oh
cantare oh, oh
nel blu degli occhi tuoi blu
felice di stare quaggiù
nel blu degli occhi tuoi blu
felice di stare quaggiù
con te

3 comentarios:

Raúl Peñaloza dijo...

¿Sabías que en mi tierra "mandar a volar a alguien" es mandarlo a tomar por saco?

Manel dijo...

Con esta entrada he recordado un grafiti que leí hace años en una farola:

"para que beber y conducir si puedes fumar y volar".

Llegará un día en que será el eslogan de la DGT; tiempo al tiempo...ah, ah, ah.

Saludos.

Alejandro (vuestro humilde narrador) dijo...

> Raúl, que curioso, de hecho me parece bastante lógica tu expresión si luego en el aterrizaje se da un buen batacazo, en cambio lo de "tomar por saco" como no signifique que el hombre del saco te maltrate en plan Jason o algún otro tipo de psicópata del cine de terror, no tiene mucho sentido.

> Manel, que gran grafiti, lástima que no tengas una fotografía para ilustrarlo, si, sería genial que fuese el nuevo eslogan de la DGT, ojalá fuese tan sencillo volar y evadirse, aunque aún mejor sería poder volar con unas alas artificiales como el protagonista de Brazil...