miércoles, 20 de octubre de 2010

Thoughtless kind

Voy a ser desconsiderado con vosotros, a empezar del revés, a hacer el pino, a soltar las palabras antes de perder el equilibrio y caerme; hoy toca primero la música, seguido de la letra y luego el texto de siempre; es que cuesta pensar y hablar cuando estás sujetando tu cuerpo con los dos brazos en vez de con las piernas:



If you grow tired of the friends you make
In case you mean to say something else
Say they were the best of times you ever had
The best of times with the thoughtless kind

We dress conservatively at the best of times
Prefer the shadows to the bright lights in the eyes
Of the ones we love, the bright lights in the eyes of the ones we love

What we see, what we imagine the eyes tell us nothing
The bright lights in the eyes of the one we love will tell you
Nothing except that you’re the thoughtless kind

If you grow tired of the friends you make
Never ever turn your back on them
Say they were the best of times you ever had
The best of times with the thoughtless kind


Bellísima canción la de antes, no es su mejor interpretación, pero cumple perfectamente a modo de presentación para los que desconozcan la obra del músico galés. "Thoughtless Kind", no sabría si traducirlo como del "tipo inconsciente" o desconsiderado, creo que me quedo más con la primera acepción, intuyendo el homenaje, por llamarlo de algún modo: una letra que tiene toda la pinta de estar dedicada al inconsciente de Lou Reed, ese megalómano obsesionado en tener el control absoluto de sus producciones y de los músicos de estudio con los que ha trabajado, esa criatura desconfiada incluso de amistades desinteresadas como lo fue con su mano derecha en la mítica "Velvet Underground": el mismísimo John cale.

Mucho se ha hablado de Lou reed, que si es un psicópata, que no es un músico, que es un paranoico, pero para nada es ingenuo, si algo hay que reconocerle es que ha sabido sacar partido a todos sus defectos, observando su alrededor y haciendo memorables cancions con la VU o en su carrera en solitario. Pero no todo es tan bonito como lo estoy pintado, en su destructiva evolución como persona ha maltratado tanto a amigos, músicos como todas sus relaciones sin importar si eran  hombres, mujeres o travestis, llegando al extremo de insultar, humillar y expulsar de su vida a todo aquel que no le ha seguido el juego. Y para colmo, también tiene la fama de pranoico y ex-yonkie (en los 70-90´s tenía miedo que le dispararán en algún concierto a modo de venganza), puesto que no es ninguna secreto el hecho que le encantaba maltratar en extremo todas las relaciones que tuvo; excepto con Laurie Anderson su actual pareja y por lo que parece la cosa va viento en popa.

Pero no es oro todo lo que reluce, a pesar de lo que digan la mayoría de crítico y el injusto juicio de la historia, Lou Reed no es tan bueno como dicen, se podría decir que es una especie de tipo acomplejado, un "average guy" consciente que no es ni un buen guitarrista, ni un buen cantante, aunque eso si. siempre se ha sabido defender con las letras. Es fácil verlo como un mediocre con carisma, un tipo listo que solamente ha sabido sacarle partida a esos tratamientos de electroshock que recibió a temprana edad al acusarle sus padres de ser gay. Sólo así pudo empezar a crear una oscura leyenda de traumas que se convirtieron en un filón como ser torurado, 'pero la realidad es que siempre ha sido un torturador. Lou Reed se lo montó bién, empezó haciendo covers de rock'n' roll como músico de sesión y poco a poco conoció a John Cale,  se impregnó de sus ideas y las hizo canciones, conocío a Andy Warhol, etc...  Haciendo un  rápido balance a su discografía, dejando de lado los pocos discos de los 90´s de gran calidad, parece que sacó todo su potencial en los sesenta, que exprimió cada gota de inspiración que le proporcióno el  meterse todo tipo de droga para inspirarse... menos con la Heroina,  que curiosamente es el nombre del tema con el que más nostalgia se le puede recordar. Y es que sus mayores exitos musicales casi siempre han sido debidos a tener en su banda o a su lado cerebros creativos superiores al suyo, como por ejemplo David Bowie, Mick Ronson, Bob Ezrin, Dick Wagner, Steve Hunter, Robert Quine, Mike Rathke...

Pero no todo es negativo, no lo voy a negar, tiene algunas buenas canciones en los 70's y un estilo propio sin igual; no me parece mal que haya pasado a la historia gracias a unos singles peculiares como Perfect Day, Dirty Boulevard y lo cosechado en la VU. Aunque me repatea que se le de tanta relevancia mediática como "artista", sobretodo cuando estrena una obra musical para perros (y se sobrentiende que para los amos también) y la crítica no lo deja mal después de todo. Habría sido curioso ver que habría hecho la "Velvet Underground" si hubiera seguido con John Cale al frente en vez de Lou echarlo de patitas a la calle sin siquiera decírselo a la cara. Y así fue como el underground subió a la altura de la calle y el grupo neoyorkino "independiente" por antonomasia se convirtió en una burda copia, haciendo canciones pop sin el atractivo de la viola, de la voz de Nico, sin las temáticas duras y el enfoque poético barriobajero de sus inicios, afortunadamente no duraron mucho, no triunfaron lo suficiente y lo dejaron antes de ensuciar más su reputación. Deshecha la VU, Lou optó por el Rock'n'roll y el macarrismo como señas de identidad y John Cale opto por el pop sensible, por la vanguardia y por un rock desquiciado pero tremendamente original para la época.

Si Lou Reed y John Cale hubieran seguido juntos en la Velvet Underground posiblemente habrían parido un "Paris 1919"  más rockero o más depresivo o un "Berlín" más personal y hogareño sin tanta mano del productor Bob Ezrin. Quizás si hubieran seguido siendo colegas podrían haber hecho algo mejor que con el minimalista homenaje a Andy Warhol "Songs for drella", del cual salieron preciosas piezas. Quizás Sterling Morrison habría seguido tocando la guitarra y se habría convertido en un guitarrista de blues o Rock'n'roll de renombre en vez de un profesor de literatura, quizás Maureen Tucker habría aprendido clases de percussión africana o clásica y tendríamos a la baterista-precusionista femenina más famosa del planeta, pero no, de lo que pudo ser sólo nos quedan los radicales esbozos de "The velvet underground y Nico" y "White light White heat". Ah y divertidas canciones de Rock'n'roll  minimalista y pop pre-indie en los discos restantes.

¿Es Lou Reed capaz de cantar una canción sólo con su guitarra y voz y transmitir de la manera en que lo hace John Cale? No. ¿Es Lou Reed capaz de hacer una versión ajena y mejorarla como hizo John con Heartbreak Hotel de Elvis? No, demasiado ego como para coger con cariño un tema ajeno sin destrozarlo, demasiado ego que le hace ir siempre ir de chulo, de matón y excusarse con que así es el tipico NeoYorkino cuando en realidad no es más que un cliché publicitario. John cuando se ha puesto en plan chulo, hasta da más miedo, no en vano, él también es un paranoico integral.

Texto inspirado en los hechos contados en los libros de Victor Bockris  "What's welsh for Zen: Una autobiografía de John Cale" y "Transformer: las metamorfosis de Lou Reed", ambos libros carentes de sensacionalismos donde se detallan los aspectos más sórdidos y privados de la vida de Lou y John, de su música, de lo que fue la Velvet Underground, con y sin Nico.

9 comentarios:

Dani dijo...

Que retrato más duro sobre Lou Reed...la verdad, suelo fijarme en la música pero poco en la vida de los artistas; para que no me pasen estas cosas. Lo raro de Lou, como de otros de su generación, es que siga vivo.

Grandísimo John Cale!

Alejandro (vuestro humilde narrador) dijo...

Si, el retrato es duro y lo mejor de todo es que posiblemente es real, las palabras son "mías" pero toda la información la he sacado de ambos libros escritos por Bockris (con el visto bueno de ambos artistas, a fin de cuentas hasta lo malo es publicidad) que degusté hace unos años. Es curioso porque la música de Lou no hace honor a la reputación que tiene actualmente de superartista. A pesar de todo, me gustan bastantes canciones del Sr. Reed pero prefiero a Cale, por honestidad, por sentimiento, etc...

John siempre ha estado entre las sombras sin apenas sacar tajada de la VU a pesar de su importante papel y eso le dignifica mucho.

Supongo que en el caso de Lou, de estar vivo debe ser por eso de que "Mala hierba nunca muere", jaja!

Manel dijo...

Muy buena y valiente entrada(vas muchísimo más lejos que Bockris).
Imagino que los fans rockeros de Reed tacharán a Cale como sensiblero, vendido, resentido, etc. pero yo estoy totalmente contigo. La obra de Cale (con excepciones, claro) me llega como la de pocos.

Saludos.

Raúl Peñaloza dijo...

Vale, ok, me queda clarísimo que no te gusta Lou Reed. Mmm... take a walk on the wild side.

Alejandro (vuestro humilde narrador) dijo...

> Raúl, Que va!
Los dos primeros discos de la VU son muy respetables y me gustan algunas canciones "rocanroleras" de los restantes sin Cale, como "Swwet Jane", "Rock'n'roll", etc.. Me encanta su Berlín, Transformer es más que decente, la mitad de "New York" lo disfruté por su cambiazo de rockanrolero a cantautor Neoyorkino, "The craven" me pareció exquisito pero... el 90% de su discografía apesta, es mediocre, como él, letras tontas, músicas simples y lo peor de todo, a través del libro descubres que como persones es lo peor, como mínimo, un cabrón de cuidado!!!

> Manel, ciertamente, la obra de Cale también cayo en picado pero sólo por el hecho de ser mas músico que Reed, un mínimo de calidad estaba asegurado y como tu dices, sólo por el hecho de ser más "sensible" me llega más que su archenemigo/excompañero de batallas. Me gustan ambos pero me quedo con el Galés con diferéncia.

¡Saludos a ambos!

Cati dijo...

¿¿El 90% de su discografía apesta?? ¿Letras tontas? Te has pasado... Vale que el tío es un capullo, pero John Cale no es ningún angelito, y en todo caso, es lo mismo, lo destacable es que ninguno de los dos ha hecho por separado nada comparable a los dos primeros discos de la Velvet.

Alexandre Vaudeville dijo...

Ostras, Cati, viéndolo en retrospectiva, tienes toda la razón, quizás el 90% es pasarse demasiado. Me dejé llevar por mi afición por la música de Cale, que siempre la he preferido. Hablar de porcentajes así a la babalá siempre es un error. Respecto a las letras, si que encuentro que está bastante sobrevalorado, pero bueno no se si esto es un cuestión de gustos o porque me esperaba algo más, quizás sólo son letras, pero las venden como poesía! Y siempre me ha hecho rabia que las viejas glorias con trabajos muy inferiores a sus trabajos primerizos sepulten la atención a nuevos talentos.

También te doy toda la razón en lo último que comentas, ninguno de los dos ha sabido estar en una banda y parir algo tan original como lo que fue la Velvet.

Bueno, aunque parece que no te ha gustado esta entrada... gracias por comentar, siempre está bien saber la opinión de otras personas y recapacitar si es factible.

Cati dijo...

No pasa nada, contra gustos no hay disputas. Lou siempre ha estado un poco pallá y ahora que va de artista serio ¿? y todo ese rollo resulta lamentablemente soporífero, yo, desde luego, me quedo con sus obras primerizas, y no todas, hasta New York, a partir de ahí dejó de interesarme, lo que ocurre es que fue mi primer gran amor musical y ya sabes lo que dicen ¿no? Saludos,

Alexandre Vaudeville dijo...

Aunque no pasa nada, aún así, ya he suavizado el texto, es un poco más objetivo. Entiendo tu último comentario, además, Lou, por mucho que digan de su carácter, por mucho que vaya de tipo duro, es gracioso, me atrevería a decir que hasta es "mono"; se deja querer, eso si, en la distancia.

Los primeros amores (musicales) no se olvidan nunca pero las separaciones también son muy dolorosas! A veces es mejor que mueran jóvenes (lo se, suena muy macabro) pero al menos recordamos sólo lo mejor...