miércoles, 22 de septiembre de 2010

El lenguaje de la poesía

La vida es una grotesca poesía surrealista que te regalan en fascículos cada vez que abres la boca, la vida es una farsa indomable llena de malentendidos donde siempre te responde alguien con rimas malsonantes, desentonadas que, con el tiempo, se vuelven en odas hacia la incomunicación.

Parece que existen sensaciones inexplicables que las palabras sólo pueden tropezar con vileza y la comprensión no es más que un ejercicio de exhibicionismo pretencioso sustentado por imágenes, hechos y sonidos. Me cruzo con múltiples significados, con acepciones y excepciones, las acepto y me vanaglorio de tener un vocabulario y creer que es propio, pero mi realidad es irreal e intangible, sobretodo para las mentes sensibles y retóricas.


Y es que es así como cada día me siento más demente y creo que son ellos los que me están enloqueciendo, pero no, es el mundo entero, con su escenario desquiciante lleno de poetas y mierda pretenciosa.

Me imagino que hasta aquí nadie se ha perdido, está muy claro que esas palabrejas son "mías" y que la comunicación ha quedado en un segundo término. No estoy hablando de la belleza de la poesía o del mundo cruel en que vivimos, hablo de malentendidos poéticos y estafadores. ¿Me he explicado, no? El texto anterior era un intento de escribir de manera inconexa, a algunos les parecerá divino, de una gran sensibilidad y otros dirán que es pura masturbación, bien, pues yo digo que no es ni una cosa ni la otra; sólo estaba jugando con las palabras. No me sentía especialmente inspirado ni tampoco era un improvisación, solamente he cuidado un poco la "melodía".

Me pareció oír alguna vez que la poesía es el lenguaje de las emociones, aunque quizás sería aquel con el que, sólo con palabras, se puede expresar, mostrar sentimientos. Por otro lado, hay muy pocas poesías que me lleguen, debo de ser un persona muy insensible o me cuesta tener la predisposición adecuada; en el mejor de los casos simplemente mi capacidad de abstracción es muy limitada en comparación con los aspirantes a poetas, los intelectuales y los bohemios (¡ah y los esnobs!). O puede ser que la mayoría de estos expertos en la materia se equivoquen o yo tenga un sexto sentido que me indica cuando algo es bueno, malo o pura masturbación, pero desafortunadamente creo ver donde cojean muchas poesías que la gente admira, noto cuando se quedan en un "quiero y no puedo", pero debo de estar equivocado, no soy nadie para opinar en un terreno el que no domino. Aparte que sería un mal crítico literario, o quizás sería demasiado bueno por lo mordaz e incorruptibilidad de mis opiniones. En todo caso, el tema de la poesía me supera, en demasiadas ocasiones noto como la rima no hace más que estropear y que cuando no hay rima, con gran facilidad se cae en la vulgaridad; yo prefiero la prosa y jugar con la melodía de las palabras, nada más.

La poesía, en malas manos, no sirve de mucho, ni expresa emociones ni se deja entender y yo que ni domino ni entiendo semejante arte, no gozo ensuciarlo con mis palabras viscosas. Me imagino que hay que hablar un mismo lenguaje poético para poder valorar ciertos textos, pero el mío es muy limitado y lo mismo me pasa con la pintura: cuando se llega a cierto nivel de abstracción sólo veo una tomadura de pelo. Puedo pasar un buen rato leyendo a seudopoetas que sueltan tacos, que hablan de basura, cloacas y ratas, puedo sonreír con sus metáforas grotescas, pero tampoco me parecen buenos. Estos mediocres que publican libros y hacen charlas y recitan, deberían de quedarse castigados en los blogs! Pero desgraciadamente, hay muy buena poesía underground por conocer y pasa como con la música, son los enchufados y los vendidos son los que se forran.

Nunca he entendido a los poetas y a sus poesías, nunca he sido capaz de interpretar adecuadamente sus abstracciones, yo digo que un cuadro me evoca una cosa, pero luego vienen los entendidos y dicen todo lo contrario y así hasta el punto que acabo prefiriendo el poder de la prosa, con su belleza, con su comunicación, con la emoción de sus argumentos. Intento expresarme para que me entiendan, me interesa la comunicación y por ello pruebo que mis referencias sean conocidas por todos y empiezo a escribir y a escribir pero siempre se me olvida que menos es más!

Por cierto, me encantan las dos fotografías que he colgado, la primera es fruto de un chorreante pote de pintura de un anónimo y desconocido artista que dejó inmortalizado en un paseo cerca de mi actual casa y la segunda, un dibujo colgado en la pared de un local de ensayo, una obra que fue un regalo, un dibujo el que había intención de colorear pero ese otro anónimo artista lleno de talento, que seguro que debe de trabajar de mensaka o algo parecido, prefirió donarlo a modo de agradecimiento.

6 comentarios:

Patricia dijo...

Hoy nos hablas de dos artes, la poesía y la pintura, que sin duda son de las que más vapuleos reciben. Seguramente, porque tienen de cuerpo de chuchería golosa. Los versos bien rimados y los cuadros bien pintados, parecen tan sencillos, tan fáciles, que casi es imposible imaginar que una vez no existieron.

Quiero decir, que no hace tanto tiempo, nadie había escrito "Caminante no hay camino, se hace camino al andar (...)" y que tampoco hace tanto, que un mural incuestionable ni existía en la mente del artista. Me refiero a uno en blanco y negro en el que los rostros horrarizados por la guerra se mezclan con las bombillas de los refugios y los lamentos de un toro y un caballo.

Déjame en este punto, no estar de acuerdo contigo. La poesía y la pintura son capaces de hacernos tocar lo inalcanzable. A veces, cuando la comunicación funciona como una terapia de choque que electrocuta y a la vez ilumina.

No me gusta el arte que se tiene que explicar, prefiero las explicaciones a posteriori, para completar la informació, pero de entrada, necesito el choque emocional para poder creer que la vida no es un fraude.

Y existe, lo sublime existe. Te lo juro. A mi me pasa con Gioconda Belli, con PAul Celán, Con Rainer María Rilke, con Antonio Machado, por supuestísimo, con LORCA!!!

No, no hay fraude. Lo sé.

Pero es cierto que hay mucha incomprensión - este cuadro lo haría mi hijo de un año- y mucho quiero y no puedo - la noche es verde, dijo el gusano - Y se quedan tan anchos.

En realidad, en todo tipo de expresión artística hay quien lo hace mejor y quien lo hace peor. La mejor prueba para valorar la solidez de un discurso, de una pintura, de un verso... Es el tiempo.

Con el tiempo, las canciones del verano se vuelven horteras y aburridas, los estampados fashion en horribles garabatos, las hombreras altaneras se caen de los abrigos, los libros para leer en la playa se van al contenedor del reciclaje o al book crossing, etc.

PEro los buenos poemas, relucen por anticipados a su tiempo, los buenos cuadros, recuperan su expresividad a los ojos de los nuevos espectadores, y las buenas novelas o los grandes ensayos, permanecen en la memoria de la gente y en las estanterías de las bibliotecas. Y sí, se convierten en clásicos, que no aburren.

Por cierto, y sin querer hacer el Test de Rorcshach, me quedo con la primera imagen. Desde mi miopía me sugiere un perfil femenino con antifaz. Y en la mente aprecio otra cara femenina, la de una mujer guapa, con el cabello suelto
¿Una mancha de pintura? Un tropiezo genial, lo puede tener cualquiera ;P

Supongo que un psicólogo disfrutaría bastante conmigo, pero lo siento por el rollazo, con la poesía y la pintura me has tocado la fibra sensible.

Salu2 sensibloides!!

Alejandro (vuestro humilde narrador) dijo...

Como siempre en estos textos, yo pruebo de dar una opinión, me muevo con comodidad y decéncia con la prosa puesto que la poesía, por lo general, no ofrece una comunicación tan directa y fluida, sólo crea malentendidos en mi caso por la gente que me cononcen. Pero ambas maneras de expresarse son arte y si se hacen "Bien" gustan.

Yo no me atrevo a decir que "el arte que se entiende me gusta" y "el que no, si". Sólo digo que hay obras de insultante sencillez por sus rimas facilonas y contenido vacío y hay cuadros que de tan abstractos o técnicamente fáciles (dos manchas y una pelo o dibujar una vaca comiendo de manera fotorealśitica) que cualquiera puede hacer pero no sacaría dinero por no tener reputación de bohemio o no tener contactos.

Patricia, hay versos bien rimados y cuadros de técnica pictorica sencilla que de algún modo sabes discernir entre los que huelen a tomadura de pelo, pero los esnobs, no!!!! Y de esa gentuza, los falsos artistas viven del cuento. Precisamente, en el ejemplo de "caminante no hay camino", hay algo más que rima: esa es la diferencia. Hay un mundo, una estética que los "rimadores de manual" no son capaces de plasmar con dignidad.

Ejemplo musical: el Rock'n'roll es de una sencillez insultante, 3 acordes y pocas melodías, solos de guitarra cortos pero mola, no? Hay quien sabe hacer un rock'n'roll monótono y hay quien tiene chispa, eso es talento y estilo a pesar de la sencillez del estilo.

De lo que dudo y re-dudo es de los poetas "masturbadores" que escriben tal cual hablan, joder, eso también lo hace cualquiera. Con un poco de práctica y gracia yo mismo soy capaz de hacer algo resultón, pero no será sublime pero puedo vender la moto. Habrán casos de gente honesta que no saben o no pueden o no quieren expresarse en un lenguaje "explicable", pero en la mayoría de los casos huelo a timo, fraude, estafa, etc, pues precisamente ganan dinero en nombre del arte y venden imagen de "artista humilde" pero luego viven en mansiones, etc...

Ejemplo musical: escucha la música de John Cage, Stockhausen, Schonberg y si te llega, sin saber de música, eres una crack! ;)
A mi no me llegan, pero al contrario que en las manchitas pictóricas, ahí si que hay una técnica, hay que escribir en la partitura. Los admiro en la distancia.

Por cierto la vida es un fraude: el tiempo no hace justicia del todo, acaso ese grupo que toca en el local de ensayo de al lado (que son tan buenos) triunfarà? No, antes eligirán a un grupo de pop basura que a un grupo con algo verdaderamente que decir. ¿Si o si?

la historia es falseada de una manera increible, hay censuras, intereses en las sombras, mira el caso de las religiones...

¡Saludos!

Manel dijo...

Creo que la clave es cuando dices "nunca he entendido a los poetas y sus poesías". La poesía no tiene que entenderse; o, mejor dicho, puede entenderse pero no es codición sine qua non. Principalmente se siente. Y si algo no te llega pues no llega y punto. No hay que darle más vueltas. No tiene porqué ser bueno o malo sino llega o ser una tomadura de pelo (que las hay y muchas) Además todo es muy relativo. Un poema que un día me deja frío, al día siguiente me emociona...todo es, afortunadamente, tan subjetivo. Hasta esta última reflexión.

Sobre Schoenberg escucha "noche transfigurada". Nada que ver con Cage, Stockhausen, etc.

Saludos.

Alejandro (vuestro humilde narrador) dijo...

Si, Manel, esa frase que has citado es el talón de aquiles de mi texto, lo que quería decir es que me sorprenden los "poetas" (no los entiendo), es decir, yo puedo sentirme inspirado y escribir una poesía, tú, cualquiera (que sea buena o mala es otro tema), pero los "Poetas", que sólo hacen eso, no los puedo entender, su nivel de abstracción, su infinita sensibilidad... Ya se que las poesías no se pueden entender, sino hay que interpretarlas; que cada uno se monte su historia.

Si, la predisposición influye en la valoración de una obra (también pasa en la música y en otras artes pero quizás no tanto) pero en todo caso tiene que haber algo que distinga a una obra decente de una mediocridad, no? ¿Sensibilidad, instinta? Mi conclusión es que la mierda apesta, con predisposición y sin ella.

Si, por lo que he ojeado "auditivamente" parece bastante tonal o "bonito", vaya, así que era un mal ejemplo, bueno hay otras obras suyas implacables.

Saludos.

sentimental_mood dijo...

En el Reina Sofía, hace unos años, contemplé un cuadro que se llamaba "agua", y que constaba de un fondo blanco y una línea azúl pintada sobre él.
Pensé, azul, será el azul de las lágrimas, pero no, no era el azul del mar ni el azul de un iris desnudo, ni el cielo ni nada de eso. Era una fuente. Una fuente derramándose.
Ya ves...Odio que me vengan a decir lo que un cuadro me está mostrando. Yo no digo a la gente como interpretar la última peli de Lynch, cada uno es libre de manejar sus pesadillas o las pesadillas ajenas y entenderlas como bien pueda.
La poesía y la pintura me gustan cuando no hay imbéciles dentro de ellas, cuando no hay abortos de Warhol o Rays Lorigas queriendo ser el nuevo Capote.
Me gustan esas dos pinturas porque no tienen falsas pretensiones, porque están hechas con decisión, tanta que una parece escupida con pasión.
No puedo criticar a los poetas y pintores que buscan el arte como un impulsor hacia la fama y ésta hacia el dinero, pero al menos que hagan bien las cosas.

Tu vodevil hoy tiene unas sombras artísticas de lo más interesante. Le has sacado el polvo al viejo y rojo telón y se está abriendo.
Yo mientras tanto esperaré a ver qué es lo que hay sobre el escenario.

Alejandro (vuestro humilde narrador) dijo...

Si, la verdad es que me molesta la opinión de los entendidos con sus interpretaciones metafísicas o patafísicas, sobretodo como la gente asiente como si lo que dijesen fuese irrefutable. ¿Y si no es una fuente y el artista nos està tomando el pelo?

La poesía y la pintura sólo me las creo cuando se que quien hay detrás es auténtico y no alguien quiere "vender" y forrarse con sus masturbaciones.

Bueno, yo veo mi Vodevil como siempre, lo que pasa es que hoy no te has quedado dormida en medio de la función y he abierto un poco más las luces en vez de dejarlo a oscuras, pero nada más. Sobre el escenario, pues ya ves, un humilde narrador. ;)