miércoles, 15 de septiembre de 2010

De viajes al interior


La mayoría de la gente cuando sale de viaje en vacaciones va con los ojos abiertos, se sienten maravillados ante el cambio de lugar y encontrar allí gente desconocida o una cultura extranjera. En esos viajes de placer se pasan toda la estancia haciendo fotos o grabando vídeos de monumentos o museos o de cualquier otra tontería. Estos turistas al uso se permiten el lujo de caros manjares, se hospedan en hoteles de tres estrellas y dicen relajarse pero generalmente sólo encuentran estrés y no hacen más despilfarrar el dinero, para colmo, cuando vuelven a su tierra, pasado unos días, todo sigue igual, los ojos medio cerrados, sólo quedan recuerdos y ninguna lección aprendida, aunque eso si, las fotos quedaron geniales. Estaría bien también aprender a ir con los ojos abiertos en los lugares que recorremos a diario, hacer fotos, conocer gente nueva en nuevos lugares en vez de frecuentar espacios recurrentes. Pero hay otros viajes más interesantes que se pueden hacer con los ojos cerrados: los del interior.

Y es que a parte de los citados viajes de placer, hay muchos lugares por visitar y no me refiero a ir a un País en guerra o hacer una visita a algún lugar remoto con "street view", me refiero a aquellas que se hacen en un "plano mental" pero que no requieren fumarse un "peta" o comerse un par de setas Psilocybe cubensis, por poner unos ejemplos.Tampoco me refiero a los viajes astrales, que ni siquiera tienen fundamento científico y mucho menos las fantasías tipo "Second life". Lo curioso es que casi nadie viaja a su interior ya que, como mucho, chafardean algo y salen asustados, y vuelven a pensar en reservas, billetes pero lo que no saben es lo que se pierden pues los viajes "al interior" son lo más barato que te puedas echar a la cara, por no decir gratis, en ese interior te puedes encontrar todos los lugares exóticos que quieras y cuando quieras y además tienes la ventaja de que siempre serás el primero en visitarlos, a no ser que invites a un psicólogo o psiquiatra a entrar en tu vida. Y no, no me estoy refiriendo a sueños o pesadillas, sino a viajes al interior, paseos tranquilos, recorriendo recuerdos, saltando entre pensamientos, mezclando imágenes, observando como funciona nuestra maleable mente.

Ojo, cuando se viaja al interior no se está seguro, no hay policía que nos proteja ni guías que nos lleven de vuelta ilesos y para colmo todo está como en otro idioma, pero a cambio tenemos vastos terrenos inexplorados, imágenes que ninguna cámara puede captar, ideas que cualquier persona tacharía de insanas pero infinitamente gratas si nos dejamos llevar.

A las malas, si no se puede viajar correctamente al interior, también puedes ir a un SmartShop o visitar un Coffeshop  y tomarte algunas de sus recomendaciones y ver que pasa.

5 comentarios:

Manel dijo...

A menudo, el viaje interior da miedo. El miedo a lo desconocido; pero también el miedo a esas cosas que no queremos ver y cerramos a cal y canto en un lugar oscuro e inaccesible, por si acaso. Hay que ser valientes y, como sueles decir, somos cobardes.

Saludos.

Raúl Peñaloza dijo...

Pues fui a una agencia de viajes y me han dicho que esos viajes ya no venden, los han descatalogado.

Así que mejor opto por viajar en el tiempo.

Dani dijo...

Más barato, accesible, sin efectos secundarios (aparentes), ...

Lo dicho. Endógeno.

Saludos y buen viaje

Hoba W. dijo...

Lo peor de los viajes internos es qué, como no venden brújula, ni manual, ni mochilón de supervivencia, puedes acabar perdido en tus propios laberintos o catacumbas.

Yo estoy con Raúl, mejor un viaje en el tiempo...o un viaje astral! :D, (una vez intenté hacer uno de esos viaje astrales y en vez de salirme por los pies me quedé dormida)

:-O

Petons

Alejandro dijo...

> Manel, el viaje interior da tanto miedo como uno mismo! Bueno, me parece bien cerrar ciertos recovecos de la conciencia, el "viaje" no tiene porque hasta las profundidades, la superficie también es interesante!

> Raúl, los de la agencia son unos "sacacuartos", mejor sigue mis consejos y opta por las dos opciones finales. ¿Viaje en el tiempo con un Delorean?

> Dani, como no, al final siempre llegamos a lo endógeno!

> Hoba, habrás tenido un mal viaje, pero cuando algo no gusta siempre se puede tirar atrás, no? Lo del viaje en el tiempo no es mala opción, pero también tiene riesgos.

Lo del viaje astral, como no alquilemos un cohete, creo que está chunga la cosa. ;)

¡Saludos a todos!