lunes, 28 de junio de 2010

Bunbury: o como tener detractores y fans a partes iguales

Enrique Ortiz de Landázuri Izarduy, o sea Bunbury para los amigos y los fans, es un personaje único en el panorama musical nacional, tanto por méritos propios como por otros ajenos a su talento. Dentro de la banda llamada "Heroes del silencio" fue el cantante y letrista y grácias a ellos se hizo enormemente popular con unas canciones de rock muy inusuales para la época.


Lo que también es cierto que las pintas de "niño bueno" o hasta de "pijines" que llevaban en el videoclip no es para nada la imagen más popular de ellos. Sorprende ver a Bunbury con la guitarra colgada de bonito en la mayoría de la canción (a modo de playback), me imagino que todavía no tendría preparada las coreografías que tanto le distinguen de otras "rockstars" nacionales.

Ya en aquellos tiempos su posado era chulesco y ante la prensa soltaba comentarios que denotaban un ego bastante desbordado, por otra parte bastante típico de un grupo de Rock; a pesar de todo, por lo general, en sus palabras habían verdades como un templo y es que quien mejor para hablar de la industria musical que alguien que está metido dentro de ella, quien mejor para opinar de los procesos de creación musical o lírica (incluso cuando ha sido acusado de plagio en más de una ocasión) que alguien que trabaja en ello a diario. La veteranía es un grado y tras diez años al frente de "Heroes" quien mejor que él para hablar de las mentiras del rock'n'roll que alguien que las ha sufrido en sus carnes. Quien mejor que él para hablar de la fama cuando a él se le subió tanto en sus tiempo mozos y salió escaldado después.  Actualmente tenemos a un rockero educado y culto a la altura de un Lou Reed, aunque eso si, con el deje "mañito" en el acento en vez del neoyorkino.


Al contrario de la opinión popular de la mayoría de "fans" que he conocido, es en los últimos discos de "Heroes" donde se denota una mayor calidad musical fruto de la madurez de los años. Siendo su obra cumbre el último disco "Avalancha" grabado en Londres y en Los Angeles y producido por Bob Ezrin, un disco con una calidad sonora y compositiva fuera de duda.


No está de más comentar que la banda se separó por diferencias entre su guitarrista (y amigo) y él, me imagino que por serias discrepancias musicales, artísticas, de ego, etc... Sólo ellos dos saben con exactitud lo que pasó aunque nos podemos hacer una idea pues especular es fácil cuando examinas el perfil de ambos, quedando el del guitarrista como alguien humilde, sobrio y serio en su compostura.

La carrera en solitario de Bunbury no empezó con buen pie, su disco debut "Radical sonora" hacía honor a su nombre pues se alejaba demasiado del rock original de su anterior banda mezclando de manera excesiva bases rítmicas electrónicas machaconas con composiciones más o menos standard, destacaría pues "Salomé" con unos arreglos exóticos y "Alicia en el páís de las maravillas", una bonita canción de letra algo obsesiva y circular. Nadie dio nada por ese disco, hasta el punto que en directo fue abucheado en más de una ocasión. Y no es de extrañar porque el cambio no sólo se notó en la música sino también en la estética pues Enrique se había cortado el pelo y ahora en vez de llevar unas prendas "rockeras" ahora había cambiado hacía un look entre pijo y maquinero, lo cual no le favorecía mucho que digamos. Y hasta me atrevería a decir que todo fue un montaje publicitario de su compañía discográfica para renovarlo o reciclarlo a toda costa.

En este videoclip vemos la imagen que llevaba y un detalle de sus bailes tan característicos:


Aunque no lo he dicho anteriormente en un intento de objetividad, el "Bunbury" de "Heroes del Silencio" siempre me cayó muy gordo y tardé muchos años en darle una oportunidad a la música que hizo con esa extraordinaria banda y fue a partir de entonces cuando descubri los sutiles cambios en su manera de vivir la fama y pude entregarme de lleno a su carrera en solitario, disfrutándo de discazos como "Pequeño" o "Flamingos" o "El viaje a ninguna parte", incluso fui a verlo en directo en una ocasión y no salí para nada decepcionado, pues sabía a lo que iba. Aunque, eso si, no me declaro devoto del todo de su "show" ni de sus "pintas" de cowboy o de reencarnación viva (y española) de Jim Morrison y  me sobra el espectáculo, la pose. Yo creo que alguien con su talento no necesita adornarlo de esa manera, quizás lo hace porque ese es su personaje y se lo ha acabado creyendo, o quizás es un homenaje a sus ídolos a los cuales todavía se siente en deuda o simplemente porque es así de "payaso". Yo me quedo con la música, el resto se lo dejo a sus fans.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Pues yo me he enganchado a Bunbury a partir de su colaboración con Nacho Vegas. Flipante el concierto en el Liceu!! Genial su conexión con la poesía de Leopoldo M. Panero. Bunbury se convierte un gigante de sensibilidad en las palabras y gusto exquisito en las melodías.

En fin, desde ahí y cronológicamente hacia atrás, he ido redescubriéndolo, porque en su momento se me hacía empalagosillo.

Saludos!
Patrícia

Alejandro dijo...

Hombre, el disco de Bunbury & Vegas está bien, pero no lo considero ni de un ni de otro, por eso ni lo he citado, en realidad yo lo veo más como un experimento más que como una colaboración, o más bien una mutua promoción, jaja!

Si, a pesar de que de rabia toda la pose y memeces que pueda soltar en las entrevistas, Bunbury es de lo mejorcito que ha dado el rock in spanish.Y su trabajo con héroes es único, Bunbury en sus principios con otra banda (ahora lleva mercenarios hiperprofesionales) no habría sido lo mismo y "Heroes" sin Bunbury posiblemente habrían pasado mucha hambre.

Gracias por tu comentario "anónima" Patricia! ;)

-F osca dijo...

Yo lo vi en directo en Madrid con el disco de Flamingos. Me gustó Héroes cuando ya no existían!! Y me gusta Bunbury aunque sea otra historia. Yo pienso que debe montarse un personaje, con esos gestos y esas uñas pintadas y esos looks que nos lleva... y si es así, que sea así. Lo que cuenta exactamente es su música. Y es ahí donde no has mencionado las polémicas sobre sus plagios que él llama homenajes :__) Pero será porque le das la misma importancia que yo.

Un saludo fosc!

Dani dijo...

uy buen artículo. Estoy contigo, a mí siempre me han gustado, desde el 87, pero sin ser ni mucho menos nunca fan de ellos. Y también me caía fatal al principio (injustamente, porque no lo conozco de nada), pero la música me enganchaba. Muchas de sus canciones son parte de mi juventud y están asociadas a épocas que me gusta recordar...

Y en su última etapa en solitario, pues mejor aún. Y lo de pseudo Jim Morrison es un poco patético, la verdad, pero creo que es que él es así, no entiendo que busque una pobre imitación...

En fin, muy buen artículo, Alejandro, y buenos videos. Me ha gustado la alusión a Lou Reed ;-)

Alejandro dijo...

Si, sin duda alguna me quedo más con su música y hago la vista gorda a ciertas extravagancias suyas y homenajes dudosillos.

Mini plagio a manta ray:

http://www.youtube.com/watch?v=OuqglWgd4FE

El tema de Manta Ray (otra banda que se merece mis respetos):

http://www.goear.com/listen/ed83523/wide-o-blues-manta-ray

A fin de cuentas la mayoría de estrellas de rock son, no nos engañemos, unos, perdón por la expresión, gilipollas como persona.
Grácias por el cumplido, bueno es que las gafas de solo de Bunbury en las entrevistas me recuerdan a las del Sr. Reed aunque en este último fuese para ocultar ciertas ojeras de ex-yonki, jeje!

Cendrero (Adm. El Busto de Palas) dijo...

Lo más importante es su papel como cantante, todo lo demás ya es algo secundario. Y hay que reconocer que como músico tenía talento (y más si tenemos en cuenta que el rock en España nunca ha gozado de muchas figuras importantes a nivel internacional). Reconozco que todavía no me he escuchado la discografía completa de "Héroes del Silencio", pero las canciones/discos que he oído me han dejado bastante satisfecho.

Respecto a su forma de ser, yo creo que es así (aunque a veces pueda exagerarlo). Si nos fijamos en sus letras, en sus declaraciones a la prensa y a sus actuaciones, se ve ese estilo suyo que, por lo menos a mí, me parece algo natural, no fingido.

Otra de las canciones que me gustaban bastante de este grupo es "Avalancha", fue una de las primeras canciones suyas que escuché. Cada uno podrá darle una calidad musical diferente y podrá discutirla, pero a mí me gusta especialmente porque con ella descubrí a este gran grupo.

Alejandro dijo...

Pues, Cendrero, algunos fans de él que han hablado con su excompañeros de "Heroes" dicen que Bunbury no es así, que es más tímido y humilde, pero bueno esa información no nada fiable, pero algo me dice que él interpreta un papel, que quizás se funde con lo que es o el traje se le ha quedado para siempre.

Ah, yo también me enganché al grupo por "Avalancha" lo que no encontré ningún vídeo de youtube de calidad decente...

Pues si te atreves te recomiendo el ya comentado LP de "Avalancha" que además suena muy bien!