sábado, 31 de julio de 2010

Un insomne que aspira a ser un onironauta





Sería genial ser un onironauta, un navegante de los sueños.
 Es una palabra que he descubierto hace poco; 
me gusta como suena, como astronauta
 pero en el terreno ingrávido de nuestra psique!
 No conozco a nadie que tenga ese don, 
como mucho a unos pocos 
que si recuerdan lo que sueñan
 casi todos los días,
 pero no los pueden controlar
 y por lo tanto tienen pesadillas.
 Yo me imagino a un Onironauta
 como a un soñador que dormido
 controla sus fantasías, 
da forma a sus ilusiones.
 Así si que daría gusto vivir la vida 
sabiendo que por las noches 
te puedes liberar de todo el estrés, 
de todas las vejaciones que puedas sufrir.
 Sería la vida de escape perfecta, 
no me haría falta ni la música, 
ni el blog ni nada...
 Y además es multicolor!














Un Onironauta es un privilegiado soñador de la noche, la diferencia que tiene con la del soñador de día  "de toda la vida" es que los no-dormidos (de día) cada dos por tres les van dando palos por sus ideas y no pueden despertar; pero ellos siguen insistiendo. A mi cuando me dan palos suelo tener un as en la manga, o mejor dicho, otro palo con que poder devolver con generosidad lo que me ofrecen; es la ventaja que tiene estar siempre despierto: lo que viene a ser un insomne en la realidad o un no-soñador; aunque a diferencia de los insomnes verdaderos, yo por las noches descanso, pero por lo general no recuerdo nada de lo que sueño, a saber lo que pasa por mi cabeza en esas 6, 7 escasas horas de sueño. Mejor no saberlo...

7 comentarios:

Raúl Peñaloza dijo...

Stanley Kubrick, maestro Onironauta. Cada película suya era eso, navegar en sueños.

sentimental_mood dijo...

¡Qué palabra más maravillosa!
¿No sería un trabajo genial? Como ser The Cooler en un casino de Las Vegas y esparcir la mala suerte, o como los deshollinadores, o eso, ser un Onironauta.

Las fotos, el texto, el texto, las fotos. ¿Se puede concebir lo uno sin lo otro?

Yo soy insomne, pero no olvido los poco sueños que tengo.

Alejandro dijo...

Efectivamente, Raúl, Kubrick, visionario, navegante de sueños... y pesadillas!

Sentimenta_mood, envidiable don el tuyo o quizás no, yo todo lo olvido, sólo me guardo sensaciones que me quedan al despertar.

Insomnes, soñadores o onironautas, que más da, todos vivimos en una realidad común, hasta que no se demuestre lo contrario...

Patricia dijo...

¡Arrrggg! Acababa de meter una parrafada que se me ha borrado. Segundo intento.

Los sueños son necesarios, igual que la música y hasta los blogs y la realidad común de todos, está tejida, entre otras cosas de sueños. (lo siento, antes lo había escrito más chulo)

He estado chafardeando sobre el término onironauta, que me parece muy bello y también me ha llamado la atención. Existe hasta un club de onironautas!

La cosa está en que no es tan raro. Ocurre cuando cobras consciencia de estar soñando, mientras estás soñando. A mí me ha pasado y he conseguido mantener en suspensión un ascensor y bajarme antes de que se estrellara, por ejemplo.

Parece ser que la mitad de la humanidad tiene sueños vívidos y son capaces de interactuar bastante con ellos y hasta de escribir un diario onírico (yo puedo). La otra mitad no. Viven con una frontera más clara entre estar dormido y estar despierto, como un interruptor que enciende o apaga la vigilia.

Me ha parecido muy curioso que el mundo pueda estar dividido por los sueños. Y yo duermo mogollón.

Saludos!

Alejandro dijo...

Guau, Patricia, no sabía que había un club onironauta!

Aunque más que soñar, yo prefiero fantasear a modo de distracción, pero cuando los sueños aspiran a convertirse en realidad es cuando nos damos el batacazo. Yo soy un insomne perpetuo y no tengo sueños, tengo planes, ideas robustas fundamentadas en la lógica y en mis capacidades. Los soñadores cuando despiertan se vuelve algo traumático. Si es su manera de eludir la realidad, si es para ser felices mientras tanto, pues adelante.

A dormir, soñadora!

Anónimo dijo...

hola
tu si conoces a uno que te lo presenté yo.
alejandro jodorowsky es onironauta y en su libro la danza de la realidad trata el tema.
tu no eres un insomne perpértuo, si loson el prota de el club de la lucha o de el maquinista, pelis que por si lo has olvidado hemos visto juntos

"ideas robustas fundamentadas en la lógica"
sabiendo que el sentido común es el menos comun de los sentidos tienes el batacazo asegurado.
el camino transcurre por la intuición
sortea la suerte [buena o mala] para ser dueño de tus sueños

como dijo aute en un poemiga
"el que no tenga sueños
que se disponga a tener dueños"

bipo_pro

Alejandro dijo...

Sir bipo_pro, no he sido consciente de nada de lo que me comentas, pero no importa, no tienen nada que ver y joder con Jodorowsky, yo no he leído "la danza de la realidad", sólo su tratado chamanico medio biográfico llamado "Psicomagia".

Los citados films hablan de insomnes verdaderos que sufren en su vida por ello y se les trastoca el intelecto hasta el punto de desdoblar su personalidad; pero yo nací con dos personas muy diferenciadas y luego aparecieron las máscaras y empezó el espectáculo!

Correcto, yo duermo por las noches pero no por las mañanas como hacen el resto de no-insomnes y los que se consideran "soñadores".

No te creas las palabras de un viejo diablo como Aute, que sólo juega con rimar para convencer.
Ni tengo dueño ni sueños, sólo aspiro a ser un onironauta, eso es todo.

Saludos insomnes (de día)!