jueves, 30 de junio de 2011

Recordando el final de "Héroe por accidente"


Heróe por accidente es una cálida y entretenida comedia con toques dramáticos, una película para todos los públicos con alguna que otra moraleja, una historia sobre una enorme injusticia, sobre la suerte que pueden tener unos y de la mala suerte que pueden tener otros que hacen el "bien", que se comportan como un héroe. No pretendo destripar la trama, no he dicho nada que no aparezca en cualquier sinopsis, aunque quizás si que he insinuado más de lo que debía.


Mi intención es de mostrar un extracto del guión de la película en la parte final, en la que el accidentado héroe, Bernie Laplante (Dustin Hoffman) le habla a su hijo sobre lo que es la vida, sobre las verdades absolutas y las que no lo son tanto:

-¿Recuerdas cuando te dije que te iba a hablar acerca de la vida? Veras, lo  malo de la vida es que se vuelve extraña. La gente siempre te habla de la verdad, todo el mundo siempre sabe cual es la verdad como si supieran lo que es, como si fuera papel higiénico y tuvieran reservas en el armario, pero cuando eres mayor aprendes que no hay ninguna verdad, sólo hay mentiras de mierda, perdona mi vulgaridad. Montones de ellas, una capa de mentiras de mierda sobre otra y lo que haces en la vida cuando te haces mayor es coger la capa de mentiras que prefieres y esa es tu mentira por decirlo así.¿Entiendes?


-No.
-Es complicado, quizás cuando vayas a la universidad...





La mierda puede ser las promesas de los políticos, las profecías, supersticiones, las religiones, la educación de la escuela e incluso la imagen que tenemos de nostros o de los demás, en definitiva, la mierda se convierte en los autoengaños que nos hacemos para no hundirnos en la... mierda.



¡Que tengáis mucha mierda en lo que sea que hagáis en esta vida!

14 comentarios:

Nuevo Ícaro dijo...

He visto la película pero hace mogollón de tiempo y no recuerdo esa frase. Está claro que en ese momento la mierda no ocupaba una posición tan preeminente como en los últimos tiempos. Aún así, que gran razón tenía y tiene Mr Raiman.

Genial como siempre.
Eres un faro en mitad del mar embravecido.

Saludos desde un esquife a la deriva en un mar de mierda.

Alexandre Vaudeville dijo...

Nuevo Ícaro, a mi me pasó lo mismo, no me acordaba de este lúcido cacho de guión acompañado de oh! Un buen doblaje!

Como siempre, gracias por venir y comentar a pesar de tu aislamiento, veo que en el esquife, al menos hay conexión a internet.

Me ha encantado eso del faro, veo que estás muy a lo Hemingway!

Saludos!

Patricia dijo...

Con la caca se pueden hacer muchas cosas.

Mira Gilbert y George:
http://www.tate.org.uk/modern/exhibitions/gilbertandgeorge/rooms/room13.shtm

O Divine:

http://www.google.es/imgres?imgurl=http://i32.photobucket.com/albums/d38/MARYMAMACITA/DivineShitEatinGoodTime.gif&imgrefurl=http://www.myspace.com/43308182&usg=__h42W-3_VI7SS3NNVe2HFv4TuYxc=&h=218&w=291&sz=2880&hl=ca&start=0&zoom=1&tbnid=0o3Jg7wUAD-mJM:&tbnh=131&tbnw=201&ei=GuANTpGqGIKO8gPTgeG0Dg&prev=/search%3Fq%3Ddivine%2Bshits%26um%3D1%26hl%3Dca%26sa%3DN%26biw%3D1024%26bih%3D576%26tbm%3Disch&um=1&itbs=1&iact=rc&dur=503&page=1&ndsp=14&ved=1t:429,r:8,s:0&tx=112&ty=75

¡Saludos escatológicos!

Alexandre Vaudeville dijo...

Patricia, gracias por los links, vaya guarradas más interesantes, yo iba más en plan filosófico y esto es bastante terrenal, por no decir retacal, pero vaya, ahora ya se algo más de la depravación de este mundo!

Irene Comendador dijo...

Grandes frases las de Mr Raiman.
Un saludo y que pases un genial fin de semana

Alexandre Vaudeville dijo...

Gracias, Irene, veo que ninguno (entre los que me incluyo) recordaban este lúcido y un pelín chabacano final! Igualmente, que pases un buen finde!

Imilce dijo...

Yo no lo recuerdo tampoco, quizá es que no la vi, tampoco lo recuerdo.
Pero gracias por la recomendación y por el excremento.

Lou dijo...

Ni me acuerdo...pero que verdades nos pueden hacer eco en la cabeza..algunas llegan en forma de película...querido amigo su presencia..ME ENCANTA!!

PD. me voy unos días en el mar y estaré deseando de volver a leerte..un beso crack

Alexandre Vaudeville dijo...

> Imilce, algún domingo de sobremesa, en alguna cadena la pondrán, cumple su función de entretenimiento, aunque la secuencia final, dejando de lado este texto, pues hay más, es genial!

El excremento, no lo juzgues por la forma, es de chocolate, como el carbón de los reyes! No huele!

> Lou, lo cierto es que yo tampoco recordaba esta escena, fue el visionado el que me iluminó!

Que lo pases bien, a ver si a me toca también un poco el sol, que empiezo a aquejar síndromes de vampirismo!

Otro beso!

Imilce dijo...

Lo dicho la pillaré algún domingo de sosiego.

Otra cosa, yo también prefiero lo carnal-real. Me refería a algo más aerostático y eso creo, sólo lo consigue la mente, lejos de lo material y por supuesto de esta nuestra red. A veces no me explico bien... jeje. Pero imaginar ser "enlace" lo necesito a veces, aunque sea por una horas. Enlazarme y volar.

Un beso y gracias por pasearte por mi sitio y por el chocolate. Un placer.

Alexandre Vaudeville dijo...

Imilce, creo que entendí que lo del enlace era más bien un deseo por una frustración puntual. Podías haberme respondido en tu entrada, lo habría leído, pero bueno, ante la duda te has asegurado!

De nada, todos anhelamos volar por H o por B. El chocolate, bueno, casi se derrite con el calor, pero aún así sienta bien!

Otro beso!

Poma dijo...

La caca si es de vaca, es un fertilizante estupendo.
Conclusión, puestos a elegir nuestra propia mierda , mejor sea esta, transformable.
Un saludo, limpio ¡¡

Alexandre Vaudeville dijo...

Pues si, los excrementos del tipo que sean, por mucho "asquito" que nos den, cumplen su función, a veces no nos damos cuenta y vivimos rodeados de marrones!

¿Mierda transformable? Vaya con tu creación, no se si vamos a mejor o peor, en todo caso suena grandilocuente incluso comerciable! Trasnformemosla, vistamosla de seda pero caca se queda...

Gracias por el saludo limpio!
Que refrescantes y sabrosas han sonado tus palabras (com una bona Poma treta de la nevera)!

Saludos!

Héctor Linares dijo...

Es una de mis películas favoritas, al principio sólo me pareció una película más, pero según he ido coincidiendo con ella gracias al zapping y los años, me he ido dando cuenta de lo precisa que es para describir el comportamiento que provoca en nosotros los medios, la ganas que tenemos de que las cosas sean más maravillosas de lo que en realidad son, las mentiras que nos montamos.... y en general me parece terriblemente divertida.

EL aforismo final de la peli o, directamente axioma fundamental de la vida humana, me parece brillante para rematar el trabajo.