jueves, 5 de mayo de 2011

Animals (el disco)


Hace unos día hice una entrada bastante pretenciosa en la que mediante la metáfora de "La metamorfosis" me atreví a clasificar a ciertas personas como cucarachas. Esto me hizo venir en mente la alegoría de George Orwell que sabiamente plasmó en ese satírico libro llamado  "Rebelión en la granja" y claro, de rebote el disco de Pink Floyd llamado "Animals" también deudor de los conceptos, como así queda demostrado en los títulos de lo temas.

Entrando de lleno en la cuestión, me atrevo a decir que Animals es posiblemente el disco más animal y nunca mejor dicho, de los Pink Floyd, no porque sea muy rockero o contundente sino por la manera en que se dejan llevar musicalmente todos sus componentes, de manera similar a como hacían en sus psicodélicos inicios. Tampoco llega a ser un "Wish you were here" a pesar que la duración de los temas y el peso instrumental es parecido pues la diferencia estriba en que es la batuta de Roger Waters quien manda como así se indica en la autoría de música/letras. Tampoco es que encontremos temas como "Interstellar Overdirve" o "Pow R. Toc H.ni tampoco las locuras tipícas de "Ummagummapero si un disco con mucha mala ostia en las letras y con unas músicas que no son precisamente bonitas pero que no por ello dejan de tener gran calidad.


Y un último detalle antes de ir al repaso individual de los temas, fue en la gira de este disco en la que un malhumorado Waters, en medio de un concierto en Canadá,  cuando por los gritos de un fan algo pesado,  le pidió que subiera al escenario y entonces, sin ni siquiera decir una palabra le escupió en toda la cara y los de seguridad se llevaron al muchacho. Fue este hecho el que le hizo darse cuenta de que la distancia que se había creado en la audiencia y la banda era tan grande como uno muro, y claro, eso fue el detonante para que empezará a escribir "The Wall".

Por cierto, no lo he dicho antes, mi intención es de hacer un pequeño análisis musical y lírico de las piezas que componen Animals, para nada un crítica benevolente ni elogios típicos del fan que soy, pura descripción y recreación en los detalles que más me han sorprendido de este disco tan especial, los no interesados ya podéis ir a otro lugar; quien avisa no es traidor.

Pigs on the Wing (parte I y II) 


Es el tema más corto del disco, tanto la primera parte como la segunda no llegan a los dos minutos. Es un tema acústico, tranquilo, con guitarra y voz, no hay mucho más que explicar, con leer la letra y escuchar la música que dejo más abajo es suficiente. A modo de anécdota si que veo necesario comentar que en las demos se grabó como un solo tema poniendo entre medio un sólo de guitarra de Snowy White (futuro colaborador de Waters en su carrera en solitario y segundo guitarrista en algunas giras de los Pink Floyd). Para el disco se separo en dos temas, uno al principio del disco y el otro al final.

Parte 1

Si no te importara lo que me pasa,
Y yo no me preocupara por tí
Zizaguiaríamos en nuestro camino a través del aburrimiento y el dolor
Ocasionalmente mirando a través de la lluvia
Preguntándonos a cuál de los necios culpar
Y observando cerdos en el aire.

Parte 2

Tú sabes que me preocupa lo que te suceda,
y yo se que tú te preocupas por mi,
así que no me siento solo
ni siento el peso de la piedra
ahora que he encontrado un lugar seguro
para enterrar mi hueso
y cualquier tonto sabe
que un perro necesita un hogar
un refugio contra los cerdos voladores

Dejaré por aquí la versión original, para que sea escuche el delicado trabajo del solo de guitarra original.




Curiosamente, en vez de esperar a la mitad del disco, es con este segundo tema con el que baten el record entregando la pieza más larga del disco: 17 min. Aunque la letra es larga, lo que abunda son partes de guitarras esbozando largas melodías, solos intensos y partes de teclado ambientales acompañadas de ladridos y aullidos de perro.  Por si no hubiera suficiente, también hay partes de vocoder, otra vez emulando a los perros, risas locas y gritos de Roger Waters. A destacar el mano a mano de los dos principales vocalistas y compositores, mientras que David es quien se encarga del primer tramo, melódico y sobrio como siempre, es Roger Waters quien se encarga de la burlesca parte final y de la épica con la que termina el tema.  

El interludio ambiental de teclado es tan largo, que en las giras de Roger Waters, los músicos que no tocan esa parte, a modo de broma, se sientan en una mesa y fingen que juegan a las cartas. 

La letra como la mayoría de las del disco es bastante crítica, de algún modo señala principalmente al poder militar, a la gente con autoridad como perros, fieles a sus amos y por lo tanto ciegos en sus acciones.

Curiosamente, tras partida de Roger Waters en 1982, en la descafeinada reunión sin este para el flojo "A momentary lapse of reason", David Gilmour incluyo un tema llamado  "Dogs of war", me imagino que se le acabarían las ideas para los títulos y letras o decidió hacer un tema para atraer a los fans del "Animals" a modo de guiño.



Pigs /three different ones) 


Este tema es el más desenfadado de todos, para empezar, el bajo empieza casi  melódico, no tenemos la típica linea marcada o el típico riff con los intervalos de los acordes que suenan, eso si, una vez que entran las voces se estabiliza marcando los acordes pero es como el relevo, pues estas tienen en general un tono bastante burlesco. La música es extraña, no es el rock al que estamos acostumbrados, no es pop, es una broma? Se podría decir que es la parte más imaginativa y anticomercial de Pink Floyd. 

Algo que destaca en este disco es la producción, la mezcla de guitarras y teclados está muy bien conseguida y las partes de vocoder parecen de guitarra. Y aún hay más, en los estribillos pasamos del teclado a un piano marcando acordes y de vez en cuando se oye como hace una escala cromática a gran velocidad, en esta parte, para darle más guasa,  escuchamos más fuerte la típica percusión de "vaca" que antes se intuía de fondo, junto con los ya habituales sonidos de cerdos. Después de varias estrofas, en la mitad del tema, en vez de escuchar un solo de guitarra escuchamos una larga parte de vocoder con un sonido como de un cerdo quejándose, hablando. Y otra vez volvemos al riff de teclado que se repite sin parar, al bajo de la intro y varias guitarras, algunas con sonido limpio, otras con partes distorsionadas y una voz en vocoder y claro, sonidos de cerdos cuando uno menos se lo espera. Y llegamos a la parte épica final cuando dice: "Mary, you´re nearly a treat, but you´re really a cry" y tras un cierto tiempo el tema termina con un agresivo pero emotivo solo de guitarra de Gilmour. 

La letra tampoco alberga muchos secretos, es sencilla, pero original, siendo un retrato tragicómico de la gente de poder e influencia como por ejemplo, los políticos, la gente de la casa Blanca, en definitiva, cerdos, sólo que estos ni vuelan ni dejan volar.


Sheep


El penúltimo tema de "Animals" es bastante engañino, empieza con Rick Wright con una intro de piano eléctrico "Jazzie" bastante tranquila, mientras de fondo suena un bajo constante y obsesivo, como una especie de tormenta que se avecina, va surgiendo poco a poco junto con la batería, se va metiendo en la mezcla, hasta que tras unos golpes de batería con mucho efecto da paso a lo que es una de las partes más agresivas del disco, con un Waters cantando con mala uva, alargando la última palabra de cada estrofa de manera inhumana gracias al uso del vocoder. Le sigue un breve interludio musical retomando el leif motiv musical y llegamos a la parte central.

A partir del minuto 5:20 el tema casi se detiene, lo único que suena es el sintetizador y el bajo constante de la introducción. Se añaden teclados y se va tejiendo una atmósfera musical como de un capítulo de la serie de los 60´s del Dr Who, poco a poco sin darnos cuenta entra un recitado con voz robótica con unas líneas que recuerdan bastante a cierto texto de la biblia:

el señor es mi pastor,
no deseare que me haga caer
a traves de verdes pastos
me condujo por las silenciosas aguas
con cuchillos brillantes
libero mi alma me colgó con ganchos
en lugares altos me convirtio en chuletas de cordero,
miren, el tiene gran poder
y gran hambre cuando llegue el dia,
nosotros los humildes mediante silenciosa reflexion
y gran dedicación
dominaremos el arte del karate,
he aquí que nos levantaremos
y entonces nos volveremos los ojos del agua

El tema termina con Waters cantando en broma, gritando, escupiendo las palabras, recreándose en el eco, en el vocoder, alargando otra vez la última palabra de cada estrofa y así hasta el final.  El resto de la letra tampoco tiene desperdicio, afortunadamente, he encontrado un vídeo donde está todo el texto incluido y bien traducido. Perfectamente podría ser el final del disco, pues una vez que termina la música, escuchamos sonidos de insectos, de ovejas balando y llegamos de nuevo al "reprise", por decirlo de algún modo, del primer tema.




Encuentro innecesario comentar algo más sobre  "Pings on the Wing Part II" cuando he dejado el "2 en 1" en la primera revisión, así que a modo de final cíclico, dejaré la versión que Roger Waters  hace de la primera parte en la mayoría de directos donde, a diferencia del disco, le acompaña un precioso sonido de Hammond que cada vez va tomando más protagonismo adornando la modesta voz de un Waters entregado a los acordes de la guitarra.
Espero que os guste.



Imagenes sacadas de:

14 comentarios:

Lou dijo...

jodeeer!! aquí hay miga, te he enlazado, me voy a currar, volveré con más tiempo...porque vaya lo que tienes aquí liao.

eulez dijo...

Muy bueno, sí señor. No tengo nada que añadir a lo que ya has dicho. Tal vez, como crítica al disco, a mí me da la impresión de que es demasiado robótico, muy predefinido, se echa de menos el carácter más sensitivo, más improvisado, del "Wish you were here". Por lo demás, es un disco cojonudo, claro, uno de los 4 grandes de los 70, y el inicio del principio del final de Pink Floyd.

Alexandre Vaudeville dijo...

> Lou, los animales se han escapado de sus jaulas y pasa lo que pasa. Animals es un disco muy extraño, denso, pero que cuando te metes de lleno gusta, sobretodo si sabes de que van sus letras. A ver que te parece la música, pues mi texto de hoy es más descriptivo y recreativo que otra cosa.

> Eulez, te doy en parte la razón, robótico casi al 100% (salvo Pigs on the wing, no?) y no es tan emotivo como "Wish you Were Here", aunque aún si, creo que hay bastante improvisación o al menos Rick Wright le dejan explayarse un rato y Gilmour con el Vocoder parece que se lo pase en grande y que haga lo que le de la real gana!

Si, todo un discazo, yo lo veo como un pequeño "the wall" en el sentido que que Waters manda, para bien o para mal y que todo es oscuro y negativo.

Saludos a ambos!

Lou dijo...

la madre que me parió..yo no sé por donde coger ésto..de música entiendes un güev...y además pretendes ser "objetivo"..

la guitarra me ha puesto los pelos de punta...yo me llevo tu música a mi espacio, quiero escucharla cuando me de la gana.

pues chico deja los animales sueltos..creo que es así como deben estar...y tú..sin palabras masdejao

Patricia dijo...

Yo les vi en concierto hace bastantes años y sigo impactada. Nada que añadir. Bueno, sí :

http://www.goear.com/listen/131fb7a/time-pink-floyd

Every year is getting shorter
Never seem to find the time
Plans that either come to nought
Or half a page of scribbled lines
Hanging on in quiet desparation is the English way
The time is gone
The song is over
Thought I'd something more to say


¡Saludos!

Alexandre Vaudeville dijo...

> Lou, durante bastante tiempo he sufrido y gozado de cierta melomanía, en esos dorados tiempos también aporreaba algunos instrumentos, pero no se lo suficiente como para ejercer en la profesión (aunque si como aficionado con varios ases en la manga). Los Pink Floyd son una banda de música bastante sibarita, se les suele odiar con facilidad pero todos caen rendido ante los clásicos "Dark side of the Moon", "The wall". Disfruta del álbum más atmosferico y con mala leche que han hecho!

> Patricia, que envidia me das, yo sólo estuve en un concierto de Roger Waters y aunque muy parecido, no es lo mismo que la banda!

Dicen que somos seres civilizados, pero acaso no es gustazo hacer el animal? Será porque es lo que somos.

Saludos!

Lou dijo...

tocas instrumentos???
yo intento aprender batería...
y si tengo que ser un animal,
me elijo(quitando al mitológico dragón, como ya te dije en una ocasión) pues sería el aguila o el delfín o el caballo(salvaje claro, que a mí no me monta nadie)....jjajajja se me va la pinza.

buenfinde

Alexandre Vaudeville dijo...

Lou, ultimamente sólo me acerco a la española como terapia muy puntual y con mucho desenfado, pero lo mio es la eléctrica, sonidos rock, setenteros. Y bueno, chapurreo algo con los teclados.

La batería se me resiste, la coordinación manos-pies es mi talón de aquiles musical!!! Suerte!

Seguro que ese bombo y esa caja de la caña que le debes de meter sacan más humo que el Dragon Kahn! ;)

=mente!

Buen finde y que la música nos acompañe a todos!

Patricia dijo...

¡¡¡Cuanta razón tienes!!! Te lo dice esta "cerdita voladora" que lleva meses disfrutando de lo lindo y nada que ver con revolcarse en por el barro (ni por las moquetas ;P)

¡A disfrutar!
¡Buen finde!

Alexandre Vaudeville dijo...

Patricia, que raro que suena cuando uno se autodefine como cerdito volador. No se porqué, pero ahora me has recordado a la película de Porco Roso. ¿Podría ser que al autor de esos films le gustase los Pink Floyd o sólo es una ligera coincidencia? Todos somos algo cochinos y cucarachas o perros, sobretodo ovejas, independientenemnte del medio donde nos arrastremos o revolquemos en el día a día!

A dis-frutar!

Ese Punto Azul Pálido dijo...

Animals. El primer disco de Pink Floyd que compré. El primero que escuché en el tocadiscos, los anteriores los había escuchado en cintas de cassete... Un disco que llevaba años (quizá más de 20) sin volverlo a escuchar; hasta que hace un par de meses y gracias al Sr. Eulez, entre otros tuiteros, un servidor retomó a Pink Floyd.

Grandiosa entrada, Alejandro. Sí señor. He disfrutado un montón leyendo y escuchando los temas.

Saludos!

Alexandre Vaudeville dijo...

Gracias, Dani, el mérito es de la banda yo sólo he convertido, hasta donde he podido,su música en palabras! Pura recopilación!

Saludos!

Luis Cifer dijo...

gran disco, de los mejores de pink floyd.

Alexandre Vaudeville dijo...

Buenas, Luis!

Animals es posiblemente el disco más denso, irreverente, punzante de los Floyd y eso no pasa desapercibido entre los seguidores de su parte más melódica, sólo por eso ya se merece estar en el podio de los mejores como bien dices.

Un placer tenerte por aquí.

Saludos.