martes, 11 de enero de 2011

Californication: la excusa del blog

Actualmente hay muchísimas series de gran calidad para ver en  televisión o por internet, las tenemos para todos los gustos, de todos los tipos y para todas las edades. Californication, a pesar de sus "ratings" de audiencia, es una del montón, no nos dejemos engañar por sus cifras o por los comentarios de algún fan de Expediente X emocionado por el nuevo papel del ex-"Fox Moulder". Tampoco hagáis caso a los que se impresionan fácilmente por ver un par de pechos o pelo púbico. Eso si, la polémica está asegurada, hay erotismo, sexo, tendencias sado, infidelidades y travesuras varias.

La historia principal, como el propio nombre de la serie indica (a pesar de tener el mismo título que una canción y disco de los Red Hot Chillie Peppers), gira alrededor de las múltiples "fornicaciones" de su protagonista, un escritor sumergido en algún tipo de bloqueo creativo, alojado en la peculiar ciudad de California. Aparte del tema sexual, digamos para disimular, también se teje una trama de fondo que gira alrededor de probar de recuperar a su mujer y su hija, que tras su último best-seller (que acabó convirtiéndose en una mediocre película comercial) lo abandonaron por estar todo el día borracho y llevando una vida completamente insana.

La razón por la que me estoy molestando en escribir algo sobre una serie que vive de la polémica y del carisma de David Duchovny, no es precisamente porque recientemente me haya enganchado a verla, de hecho fue a finales del 2008 cuando la empecé bajo recomendación de una amigo y sólo he terminado la 1ª temporada (actualmente van por la 4ª). De hecho, debo de reconocer que me gustó bastante, cansado como estaba de ver las típicas series adictivas que empiezan muy bien pero tras la segunda o tercera temporada parecen un "nunca acabar" estirando de tramas infumables. Como iba diciendo, la razón por la que me he animado a soltar algunas palabras sobre Californication es debido a que el agente del protagonista le sugiere que para reactivarse creativamente escriba semanalmente en un blog bajo encargo cualquier cosa que le pase por la cabeza. Lo cierto es que el detalle del "blog" es algo completamente terciario, de hecho sólo, de vez en cuando se ve al supuesto escritor con un portátil Mac en las manos golpeando algunas teclas y... fin del episodio.

La gracia está (por decirlo de algún modo) que en mi caso, en el lejano 2008 no sabía nada del mundo de los blogs y jamás pensé que yo mismo dos años más tarde me crearía uno. Supongo que por entonces estaría de moda que los artistas tuvieran uno, hoy en día casi todas las celebridades tienen alguna página web, bitácora o publicación online, o como mínimo a todos los famosos que se les da mal escribir, también tienen el recurso de Twitter.  

A pesar de lo dicho, reconozco que no me he esmerado en dejarla bien, Californication no está tan mal como para no darle una oportunidad, de hecho tiene algo que la diferencia de la mayoría y que le hace ganar muchos enteros: cada capítulo dura menos de media hora (26 minutos aprox. incluyendo la obertura inicial), por lo que dada su temática, no aburre para nada y  para alguien que no dispone de mucho tiempo al día es todo un detalle. Por otro lado, la calidad de sus capítulos apenas baja, puesto que independientemente de la evolución de la historia, siempre encontramos los mismos ingredientes: sexo, alcohol, drogas, chicas bonitas y un protagonista desenfadado con un humor sarcástico muy particular (por no decir misántropo o misógino) con un don para cepillarse a cualquier jovencita en un abrir de ojos con el simple encanto de su reputación o su físico.

Me entran ganas de ver la segunda temporada, espero que no le suceda algo parecido como le pasó a Lost o Prison Break, por citar algunas de las más conocidas.

Actualización 20/5/2011: Voy por la tercera temporada, la serie ha ido a mejor, uno ya sabe lo que se va a encontrar, pero incluso así, hay giros de argumentos que dan bastante juego al protagonista e incluso los secundarios ganan bastante protagonismo.

Imágenes tomadas de:


12 comentarios:

Patricia dijo...

Pues si que es viejo eso de abrir un blog para ligar.... O es que tal vez sea algo contemporáneo, con lo que se ha de convivir, y estas series americanas comenzaban a mostralo. Vale, confieso que no he visto ni un capítulo de Californication. Pero sí conozco la canción de los Red Hot Chili Pepper.

Hay otras formas de ligar más carismáticas. Me gustan las que están relacionadas con algo musical o literario. Me hacen soñar. Los blogs no estén mal, pero dónde esté la realidad que se quite todo lo demás.

Creo que en eso estaremos de acuerdo, y si no es así ¡Caféterapia!

Patricia dijo...

¿Has quitado la moderación o estoy soñando?

¡A que te hago un spoiler! ;P

Antonio L. dijo...

Hola Alejandro. Voy a hacerte caso y voy a darle una oportunidad, actualmente soy fan de House M.D. serie que odiaba a muerte en sus inicios y sin la cual no puedo casi ni dormir, es increíble la distancia tan corta que hay del amor al odio. Californication debe de ser picante, como a mí me gusta. Otra serie nueva que se estrena dentro de poco es Walking Dead, me han llegado rumores de que es muy mala por eso voy a verla ya que no suelo hacerle mucho caso a las críticas. ¡¡Saludos!!

Alexandre Vaudeville dijo...

Patricia, para ligar todo vale (supongamos que entra dentro del pack amor-guerra), cada uno enseña lo mejor de uno mismo para impresionar al del sexo contrario y se puede exagerar más o menos dependiendo de la decepción que se quiera tener después. Ciertamente, hay vías mejores, más directas, para ligar, lo ideal sería que los blogs fuesen para divulgar información hacia los demás que no se encontrase de otro modo o que fuese explicado de manera más sencilla, pero el concepto bitácora también es válido y pueden convivir. Si se cumplen los dos casos y además se liga, pues ya es la ostia! Al "prota" de Californication no le hace falta hacer nada, cualquier jovencilla que pase por la calle acabará en su cama.

Antonio L., como mínimo te puedo asegurar que la primera temporada entra muy bien si te interesa la citada temática, aparte, el piloto es de lo mejorcito que he visto! Yo también he estado enganchado a House, aunque a partir de la 4º temporada me aburrí un poco y la dejé provisionalmente y si, inicialmente también dije que no la vería! ;)

Respecto a Walking dead, sólo diré que hay películas de zombies peores, no está mal teniendo en cuenta que el planteamiento parece humilde o inteligente.

Saludos a ambos!

José GDF dijo...

Te confieso dos cosas:

1-No tenía noticia de esa serie, hasta ahora.

2-Tengo cierta curiosidad por ver algún capítulo... Por el tema de que el protagonista escribe en un blog, no vayas a pensar mal [que acertarás, ¡ja, ja, ja!]

Alexandre Vaudeville dijo...

Buenas, José!

Si quieres ver una serie divertida, morbosa, cortita y a David Duchovny haciendo un papel muy diferente del de Expediente X, esta es tu serie!

Lo del blog es anecdótico, de vez en cuando se le ve pululando con el portátil pero de escribir poca cosa, de lo otro no digo nada...

Saludos!

eulez dijo...

Ah, pues yo creo que es una buena serie, sí. Lo malo es que la oferta es taaaan amplia que, uf, alguna hay que dejar de ver...

Alexandre Vaudeville dijo...

eulez, será porque has visto mucho más que yo! El final de la primera temporada me pareció tan conclusivo, tan redondo, que hasta me dio "miedo" que lo estropearan con la segunda.Pero visto lo visto, hay series mejores y también peores, eso si, de su estilo, no hay ninguna! ;)

Saludos!

Raúl Peñaloza dijo...

Muy bien tu reseña, yo he visto esta serie completa. Recién empezó la 4a. temporada como dices.

Lo que me parece que la distingue es la ironía con las que se manejan las relaciones personales, ya sean laborales o de pareja. El coprotagonista, el pelón-pelado de Sex and the City y Lost, es genial, es la contraparte del prota. La esposa del pelón es sensacional, es lo ordinario llevado al límite. La mujer del prota es un personaje receptivo, aporta poco pero "contiene" mucho a los demás.

Típica firma de HBO, sin censura de ningún tipo, con mucha libertda, incluso en lo político y muy curiosamente, a pesar de ser una caricatura, es muy realista.

Creo que esta serie intenta describir, a modo de caricatura, algo que es muy real que es la odiosa vida de Los Angeles, y lo logra. Los

Ese Punto Azul Pálido dijo...

Vi el primer capítulo y no me enganchó :-(

Qué bueno el vídeo de los RHCP

Saludos

Alexandre Vaudeville dijo...

Vaya, Raúl, contigo ya soys dos opiniones positivas de personas que han pasado dela segunda temporada, me habéis convencido!

Hombre, yo creo que todos los personajes son muy caricaturas, una vez que lo aceptas no importa, a fin de cuentas, se podría decir que es una comedia picante, en las comedias la exageración es el pan de cada día. Yo creo que el encanto del prota es parecido al de "House" ya que hace y dice cosas que la mayoría no diríamos (pero si pensamos) y eso es un alivio.

También te doy la razón es una serie 100% HBO!

Aunque bueno, más que el tipo de vida de los L.A., yo diría que es el del famoseo, su superficialidad, etc.

Saludos!

Alexandre Vaudeville dijo...

Dani, estooo, a mi tampoco me enganchó el primer capítulo, aunque me hizo gracia encontrarme con algo diferente (sobretodo por el papel de Duchovny), quizás la falta de "enganche" en mi caso fue una virtud y en ti todo lo contrario, la predisposición y la temática también influyen.

Respecto al videoclip, coincido contigo, muy bueno, tremendamente original y caótico, un videogame de los peppers!!!