martes, 28 de diciembre de 2010

El día de las desconfianzas

Mira que soy inocente, nunca me acuerdo de este día hasta que me gastan alguna broma en algún medio de comunicación. De hecho, esta entrada no la tenía preparada, me he puesto a escribirla hoy mismo, por lo que no espero que haga gracia a nadie ni que tenga mayor inspiración que la propia espontaneidad.

El sentido de la celebración de por si ya es una broma, y lo curioso es que, teniendo en cuenta su origen religioso, es de bastante mal gusto, ahora entiendo esa frase callejera y chabacana de "como dijo Herodes... te jodes". Pobre de él, seguro que era un mandado, no creo que le gustase asesinar a todos los menores de dos años para encontrar al supuesto hijo de Dios... Gastar bromas basándose en este hecho es algo muy del tipo "humor británico", de hecho me recuerda en parte a otra absurda celebración, la de "La noche de Guy Hawkes" y es que quemar muñequitos con el rostro de un mártir frustrado y lanzar fuegos artificiales es en parte contradictorio. 

Ciertamente, en un mundo lleno de seriedad, supongo que se agradece una pizca de sentido del humor en ambientes en los que de otra manera sería imposible, ya sea los informativos o el propio trabajo, lo que pasa es que a la hora de la verdad, no todo es tan bonito como lo pintan, sería genial poder decirle decirle a tu jefe lo que piensas en realidad de él, ver que cara pone y luego le dices: "tranquilo, era un broma, es el día de los inocentes". Luego cuando te diga que te despide y es verdad, serás un inocente y a él la tocado el papel de Herodes y a ti el de niño. Pero hay que entenderlo, los "jefes" que tienen una gran responsabilidad, por lo general, no muestran su sentido del humor y cuando lo hacen suele ser pésimo, lo que no quiere decir que la gente sin sentido del humor tenga madera de jefe, jaja!

A veces te levantas con mal pie, o estás pasando por una mala racha y no te apetece que te hagan bromas, por esa misma razón, para mi este 28 de diciembre se ha vuelto más en el día de las desconfianzas, no es que me moleste, pero siempre espero una mentira detrás de cada noticia o anuncio. Dependiendo de mi estado de ánimo sonrío o directamente apago la tele, radio, etc. Quizás sería un buen día para ir al campo, a la montaña, para desconectar o meditar Zen, de hecho cuando es la Semana Santa que yo sepa los ateos no celebran ningún tipo de ceremonia y se hinchan a comer carne y beber vino, jaja!

Hablando de inocentadas y recordando la mascare de niños que se hizo para localizar a Jesús, me viene a la memoria una película en la que el argumento es ver como mueren o desaparecen adolescentes en un bosque, lo cierto es que pagar en el cine por ella y esperar pasar miedo es toda una tomadura de pelo!!! 
Bueno, puestos a ver cine de bajo presupuesto me quedo con  "Los idiotas", una película que puedes tomarte en serio o simplemente reírte, yo elegí reírme, claro, está.

Perdón por los "jaja!", que he puesto, son de mal gusto, simplemente he probado de ponerme a la altura de las circunstancias.

Por cierto, toma spoiler:










Imagenes sacadas de:
http://interesantejunior.blogspot.com/2009/03/el-proyecto-de-la-bruja-de-blair.html
http://www.marilynmanson.com.mx/coma/viewtopic.php?f=10&t=411

12 comentarios:

José GDF dijo...

Yo no lo hubiera descrito mejor este día: el día de las desconfianzas. Un día en que te lo piensas dos veces a salir para la calle. Y aún sin salir, te la pueden clavar por otros medios: teléfono, Internet...

Y encima, manda cojones el origen de la "celebración". Si lo que dio origen a esta tontería pasara hoy en día, otro gallo cantaría. Pero como los hechos acontecieron antes de la declaración de los derechos del niño...

Para mi es mucho peor que si, de aquí a unos años, o siglos, se celebrara un día en el que el marido gasta bromas a la mujer, en honor a la violencia de género que tanto está de actualidad ahora, aunque siempre la ha habido, por cierto.

Lo que quiero decir es que, en pocas palabras, celebramos una atrocidad a base de gastar bromas, más o menos pesadas, sin acordarnos siquiera de por qué se celebra.

Siento haber puesto el ejemplo de la violencia machista, pero no tenía en mente otro mejor ahora. Igual que tú, el comentario me va saliendo sobre la marcha, no lo tenía preparado ;)

Por último, me gustaría recordar unas palabras que le dije a un compañero antes de coger las vacaciones de invierno: "Menos mal que el día 28 nunca venimos a trabajar, porque estamos de vacaciones, porque si no, seguro que alguien ya habría dado una paliza a alguien, con lo cabrones que son aquí algunos con las bromas".

Ahí queda eso. Que pases un buen día desconfiando :D

Alexandre Vaudeville dijo...

Pues José, el ejemplo de la violencia de género, me parece un buen símil, sería una estupidez hacerlo. Pero hacer bromas este dia sin saber el porque es algo tonto, pero aún lo es más cuando lo sabes, a mi se me quitan las ganas, la verdad...

El origen de la celebración, no se como se atreven a llamarlo celebración, me parece como mínimo macabro. Yo ni me acordaba de los motivos, hasta que hoy lo he buscado en internet, triste pero cierto.

Este año no me ha tocado trabajar, pero otros si, depende del sector, hay oficios que parecen de broma: trabajar en festivos!

Saludos y gracias por no tomarte en broma mi entrada (aunque algo haya)!

Raúl Peñaloza dijo...

Abajo de tu cama hay un regalo que Papá Noel te trajo.

Ves y los buscas.

Alexandre Vaudeville dijo...

Uuuuuh, yo soy más de la experiencia sádica y escatológica del "caga tió".

http://es.wikipedia.org/wiki/Ti%C3%B3_de_Nadal

Patricia dijo...

Y a mí que me gusta cuando escribes así, espontáneo ^_^

"Los idiotas" de Lars Von Trier me gustó, aunque creo que en la realiad hay gente que saca "el idiota" que lleva dentro más de lo recomendable. Vamos, que hay gente que no se corta un pelo... LA bruja de Blair, en su momento y para ver en casa, guai. Ir al cine hubiera sido tirar el dinero. Buen Spoiler. Y bueno... Cuando todo es una broma, el día de las bromas es una reiteración ¿O el resultado es que la broma queda anulada? No sé, qué lío.

¡Saludos!

Manel dijo...

Lo de la bruja de Blair es cuestión de ponerse en escena. Tal vez los adultos hemos olvidado cuando los padres o abuelos nos contaban cuentos; y nos los creíamos. Hay que ser algo niño para ver dicha peli en el cine y creérsela, ponerse en situación y sufrir un poco.
Confieso que fui niño por un rato viéndola. Y no me avergüenzo.

Los idiotas también me encantó...que conste en acta.
Y no es una inocentada.

Saludos.

Alexandre Vaudeville dijo...

Digamos que escribí con prisas, digamos que el esqueleto lo hice en unos cinco minutos, pero me tiré un buen rato corrigiendo, al final creo que es otra entrada más, pero bueno me alegro que te guste... No hay nada como la autoimposición literaria para denunciar, criticar festividades absurdas u otras estupideces de la raza humana!

A mi la película de Lars Von Trier me divertió, algo inusual en su filmografía, organizarse una vida alternativa fingiendo tener trastornos mentales mezclado con una pequeña dosis de reflexión es algo que me llegó, pero no creo que la sociedad sea un lugar idóneo para hacer "prácticas" de ese tipo, más bien la metáfora gira alrededor de que la mayoría de personas a cierta edad (adultos por imposición social o autoconvencidos) llevan una vida muy casta, llena de represiones, complejos y que para tener una vida más "feliz" o plena, estaría bien dejarse llevar, pensar menos, aunque ello implique ser bastante egoísta. La televisión nos hace idiotas poco a poco que es peor. Si uno es un idiota integral, no hay nada que hacer, tarde o temprano saldrá al exterior. Sacar el idiota puede ser divertido, sól hay que ver a un amigo borracho como una cuba hablar, por otro lado, la gente que tiene poder o dinero de sobra, también se dejan llevar y aún hacen más el idiota pero eso ya es patético, quizás el tema se merece un "post" y todo, jaja! Al final haré una review a la película de "Idiocracia" que brevemente comenté hace unas entradas!!!

El día de los inocentes es una celebración estúpida de origen macabro. Hay que hacer bromas todo el año!!!

La propia vida en sociedad está llena de contradicciones, de injusticias, es muy fácil aislarse, deprimirse, llenarse de preocupaciones, por lo que tomárselo como la broma metafísica, que posiblemente es, resulta algo positivo o beneficioso. Por otro lado, yo soy de los que ríen más en el interior, que como mucho sonríen cuando las cosas se ponen feas. El problema de hacer bromas radica en la capacidad de hacerlas acertádamente, de tener "buen gusto", es muy fácil convertirse en un perverso joker y chinchar a alguien, pero hacerle reír ya es otro tema.

La bruja de blair es un film que para meterse dentro y disfrutarlo, hay que verlo en VHS (previo pago de un euro o dos en el videoclub), bien drogado y así puede que uno no sienta el fraude de pagar siete euros para ver una peli tipo Dogma, truculenta, grabada por unos chavalines con una cámara de mano, se merecía el spoiler y cosas peores que mejor no digo para no enrollarme más!

Salute!

Alexandre Vaudeville dijo...

Manel, la bruja de blair es un cuento patatero de esos que sabes que el interés radica en ver cuantos adolscentes van a caer y en que orden o cual se librará, pues de antemano ya sabemos que todos han muerto, que lo que vemos es una cinta que se encontró en el bosque. Y ni siquiera se ve "la bruja", o una sombra o unas manos... muy cutre, muy facilón.

Cualquier obra de ficción independientemente del tipo de arte que sea implica esa credibilidad "cuento" por parte del espectador o consumista, pero las hay mejores, aún así te doy la razón, hemos perdido es capacidad, somos más incrédulos o desengañados o simplemente estamos acostumbrados a producciones cinematográficas mas estándares.

"Los idiotas" es una película que tiene varias relecturas, es algo serio, jaja! Pero "la Bruja de blair" creo que si un poco broma de mal gusto, si pagas por ella, claro...

Saludos.

Raúl Peñaloza dijo...

Cual vil serpente, vengo aquí a destilar mi veneno para desearte nada.

Simplemente un saludo.

Alexandre Vaudeville dijo...

Bueno, pero donde está la manzana?
Vale, lo pillo.

Otro saludo!

Patricia dijo...

Bueno, por fin se acaba 2010 (ya tenía ganas). Creo que al 2011 no le costará demasiado superar el listón, aunque hay cosas que nunca se perderán en el olvido

http://www.youtube.com/watch?v=0KmPuZoroRw

¡Feliz 2011! Te deseo lo mejor ^_^

Alexandre Vaudeville dijo...

Es curioso como nuestra autosugestión nos hace entrar el año nuevo con alegría e ilusión, cuando es un día más! Pero bueno, lo mismo digo: feliz 2011!