miércoles, 28 de septiembre de 2011

¡Menudas vacaciones!

Vuelta a la rutina, seguir con la causa, con la reivindicación y la divulgación de contenidos. Las vacaciones blogeras por lo que he visto en mi, por ahora, breve estancia virtual, no tenían fecha de retorno, es lo que pasa con los proyectos por amor al arte, los hobbies. Me dije a mi mismo, date unas vacaciones duales, vitales y de blog y vaya lo que han durado!

No, esto no será un intento de poner el blog en forma, de tomarlo con asiduidad, no esto no es una muerte anunciada de la que dices que algo harás y luego nada de nada y lo abandonas, no, este lugar intenta ser atemporal, marginal, no es tan importante la participación de los demás (aunque se agradece) como mi propia satisfacción. ¡¡¡Maldito ego!!! Simplemente el ego ha encontrado otras vías de escape, métodos de creación, pero las palabras siempre reclaman su lugar prosaico. Hay muchas cosas que me apetece contar, pero primero necesito tiempo para vivir, luego tiempo para digerir lo vivido y contarlo con palabras e imágenes. Y aparte, la vieja historia de siempre, tengo muchas entradas empezadas, algunas muy verdes, otras van a la basura, otros textos están en la mente a un nivel semiconsciente, etc. 

Pues eso, el espectáculo debe continuar.