domingo, 15 de mayo de 2011

Balances nostálgicos

Lo perdido y lo ganado con el paso del tiempo se vuelve demasiado relativo, es fácil despreciar la importancia de las cosas; las heridas se cierran, las emociones se apagan y con un poco de suerte queda algún recuerdo en forma de diario, de cartas, de una fotografía o varias. Al final, lo último que extraviamos es la frágil memoria que con gran facilidad todo lo distorsiona.

Lo perdido, aunque sea doloroso, a veces es bastante necesario; no siempre se puede empezar de cero cuando la inercia de los hechos es demasiado grande. A veces es necesario perderlo todo para volver a recuperarlo con otra forma. O a veces uno aprende a vivir con menos y es más feliz. 

Lo ganado, a veces es tiempo para "hacer",  obtenemos soledades equivalentes a serenidad, nos otorgan reflexiones que nos conducen a una saludable madurez, nos obsequian con libertad para deshacer más. O sino siempre nos queda el consuelo de que siempre pudo ir a  peor. En definitiva, se suele conseguir una nueva vida, otra oportunidad de empezar después de las místicas pero a veces inevitables redenciones o penitencias.

Lo importante es sobrevivir a uno mismo, sin importar las bajas interiores, probando de mantener a toda costa aquello que nos define; sin ser otra persona y vivir en el engaño.

Los balances nostálgicos no sirven de mucho si no se tiene una buena perspectiva, si no se han cerrado por completo las heridas.

7 comentarios:

Alexandre Vaudeville dijo...

Hace ya casi una semana que no escribo nada por falta de tiempo y aún menos, terminado la cantidad de entradas que tengo empezadas así que me ha apetecido soltar algo espontáneo, sin darle muchas vueltas. Esta entrada es un auto-homenaje hacía los inicios de este blog: reflexiones más o menos atemporales, prosas desenfadadas pero milimétricas para todo aquel que esté interesado en una lectura sencilla con algún mensaje de fondo.

¿Porque me estoy justificando?¿porque estoy escribiendo esto aquí?
Demasiado tarde, el bien ya está hecho. Que lo disfrutéis!

Lou dijo...

!me gusta!


el camino es "largo" hay que ir soltando lastre para coger nueva carga.

cerrar puertas para que otras se abran..y lo que hoy puede parecer malo con la perpectiva que da el tiempo todo se verá bueno.


buen camino amigo

Alexandre Vaudeville dijo...

Me alegro que te haya parecido interesante mi impersonal balance!

Pues si, tienes toda la razón con el lastre, aunque dependiendo del tiempo a veces lo malo es bueno y viceversa, necesito más perspectiva!

Saludos!

Manel dijo...

Tengo la sensación de que algunas heridas no terminan nunca de cerrarse. A lo sumo, lo hacen en falso para abrirse cuando menos lo esperamos, dejando supurar alguna gota de pasado.

Eso si, totalmente de acuerdo con el penúltimo parágrafo.

Saludos.
M.

Alexandre Vaudeville dijo...

Manel, yo creo que, dependiendo del dolor sufrido y por supuesto de la persona, alguno heridas cicatrizan y otras no, algunas como bien dices, nunca cierran, pero otras no son más que molestas y antiestéticas cicatrices que cuando uno pasa su dedo por encima de ellas aún nota cierto dolor, al ser una parte sensible, pero ninguna dolencia comparable a la re-abertura de la herida, eggs...

Espero que este textos no hayan reabierto nada y si afianzado una nueva capa de piel para tapar lo que haga falta.

Saludos.

Isabel dijo...

Yo creo que tampoco se curan del todo, pero se aprende a vivir con ellas... o no, yo no he aprendido mucho, sigo equivocándome. Ojalá se pudiese empezar de cero.
Me ha gustado mucho tu entrada, necesitaba leer algo así, justo en este momento.
Besos.

Alexandre Vaudeville dijo...

Buenas, Isabel!

Me alegro que te haya gustado esta entrada relativamente atípica, más descriptiva que otra cosa.

Ciertamente la mayoría que hemos sido expuestos a grandes cambios en nuestras vidas, tarde o temprano tenemos que hacer un balance nostálgico.

¿Te gustaría Empezar de cero? ¡Y a quien no! Bueno, la pasión se pierde con el tiempo y se pueden hacer apaños, pero no es lo mismo, ahí están las heridas abiertas, lascicatrices...

Yo también me sigo equivocando, menos, pero sigo, es de humanos o eso es lo que digo para consolarme! ;)

Más Besos!