jueves, 25 de noviembre de 2010

I got you babe


La primera vez que escuché el tema de "I got you babe" fue a través de la cómica escena de "Atrapado en el tiempo" cuando el protagonista se levantaba todos los días con la citada música que sonaba en el radio-despertador. Es curioso porque al igual que Bill Murray aborrecí la canción, hasta el punto que nunca me interesé por saber quien la cantaba o de que iba la letra, es más pensaba que era Bob Dylan, pero no, era el marido de Cher, Sonny Bono, pues la canción es una especie de dueto, de los que por entonces eran pareja. Pero para estar situados, tendríamos que remontarnos en el 1965, que fue cuando Sonny la compusó para ella, pues por entonces, su trabajo estaba centrado en los estudios, trabajando como promotor para Phil Spector y haciendo canciones por su cuenta.  Si bien como cantante no era muy bueno, aún más se notaba la diferencia cuando le pasaba el turno vocal a la imponente voz de Cher. Con el tiempo el tema me ha gustado, no se puede negar que es un tema bonito, de aires navideños.


Una vez visto la anterior interpretación en directo sorprende el aspecto y la pose de Cher, con esos movimientos graciles de cuerpo y cabeza, supongo que sería muy feliz.  Por otro lado, lo que más sorprende es su rostro joven, sin esos mofletes requetoperados que actualmente luce; está claro que por entonces no era una diva ni andaba con los tacones que la caracterizan. 

Pero como he dicho antes, fue mucho mas tarde, cuando me interesé por la canción y fue curioso ya que pues fue por una perversión musical de Cher con los personajes animados (y descerebrados) de "Beavis &  Butthead", digo perversión porque aunque la música permanece casi intacta, a pesar de un enfoque un poco más agresivo por la distorsión en la guitarra y la batería, lo que hace que se convierta en una divertida masacre es la aportación vocal, en forma de sonidos, gritos, comentarios estúpidos de la pareja de adolescentes "rockeros", risas border-line y algún intento de cantar por parte de alguno de ellos.
Genial masacre.



Volviendo al tema clásico, el merito musical es de su marido, un tipo espabilado, que abandonó la música para dedicarse al mundo del cine, al de la televisión y que hasta acabó con un carrera política que duró treinta años como gobernante de un pueblo llamado Palm Springs. De Cher, sólo se puede decir que a pesar de probar suerte en el mundo del cine y la Tv (todo gracias a su marido), lo que mejor que se le daba fue cantar, por lo que tras la separación con Sonny dejó la parte musical a los productores los cuales la hicieron nuevamente famosa a pesar de seguir las tendencias actuales, pasar del pop al pop electrónico, dejar que manipulen su voz con autotune en el tema Believe entre otros. A pesar de todo es una gran cantante con un timbre de voz único.

Y para terminar, recordar la letra, un texto que parece hablar de tiempos felices actuales, aunque también se puede ver de manera bizarra como de tiempos pasados (salvo por alguna línea), quizás mejores, como una simple nostalgia, con un tono alegre, o así es como interpreté la letra cuando vi que una vez separados les pidieron que se reunieran para cantarla en un programa (y quien sabe si en otras ocasiones), lo que, claro, la contundencia de antaño se había perdido y hasta se podría intuir algún tono o mirada de sarcasmo por parte de Sonny:


Es un tema bonito, memorable, que mucho otros han versionado con alguna colaboración masculina o femenina, como es el extraño caso de David Bowie y Marianne Faithfull en su época Glam, pero como suele pasar con los temas alegres, cuando tienes un mal día no sólo no apetece sino que hasta deseas que pare de sonar...

lunes, 22 de noviembre de 2010

Video-juego, no, mejor video-violencia, no, espera, mejor violencia-juego

¿Que tal una muestra de ilustrativos videos de videojuegos gore para ambientarse en la temática que propongo? Eso si, no aptos para todos los públicos, ejemplos como estos hay a montones pero me han parecido estos bastante representativos como "clásicos". O sino, pasad el texto, que es menos "heavy".



Hace poco, en mi protestona entrada anti-tecnología estaba comentando que uno de los pasatiempos que nos ofrecen los avances de la tecnología son los videojuegos, esas supuestas recreaciones de la realidad, a modo de entretenimiento, cada vez más realistas, a las que juegan los niños y los no tan niños.  Pues de eso quería dejar constancia, especialmente de los que se consideran violentos. No es que yo sea un experto en el tema, pues mi generación es el de las videoconsolas de 8/16 bits, pero las bases ya estaban fijadas, por lo que puedo asegurar que, evidentemente, hay toda clase de juegos y no puedo asegurar que todos sean violentos puesto que también hay lugar para los lúdicos que hacen trabajar nuestra neuronas con estimulantes retos, pero lo que más venden, salvo excepciones, son los de acción, aquellos en los que a pesar del  sigilo de su planteamiento o de su argumento, lo importante es matar. Habrán quienes dentro del genero asesino, defenderán los universos "rol" como verdaderas obras maestras de inmersión y adicción, a pesar de que en ese caso incluso se comete genocidio, pero no, a la plebe le interesan más los juegos mata-mata de toda la vida.

Y una cosa está clara, los videojuegos mas realistas suelen ser los bélicos, pero en estos casos, al contrario que en el celuloide, el protagonista no es el héroe solitario tipo "Rambo", que él solito puede con todo un ejército, no, en estos casos sueles ser un soldado normal; como la vida misma. Dentro de este genero, tendríamos al clásico Counter-strike, donde para reducir a los terroristas en cuestión, debes de trabajar en equipo y por lo tanto requiere conexión a la red, para interactuar con otros jugadores humanos, etc, y es que estos son los juegos más exitosos, los tipo multijugador, aquellos en que normalmente hay varios bandos y puedes "matar" a tu amigo/enemigo si forma parte del lado contrario y es que matar al ordenador no es tan divertido a no ser que le des una patada a la CPU o la tires por la ventana por tener demasiados cuelgues con el sistema operativo. Pero la cosa no queda ahí, el realismo ha ido más e incluso actualmente existe la posibilidad de revivir "grandes guerras mundiales", con los mismos escenarios de combate, los mismos nombres de soldados, armas, etc, como puede ser el "videojuego de la guerra del año pasado", o de la primera o la segunda guerra mundial; más de uno habrá pensado que con tanto realismo no hace falta ir a la guerra y no le falta razón ya que el ejército de los estados unidos le vio un filón al tema y es que para captar adeptos creó un  juego llamado America's Army donde registrándote en su página puedes acceder a él de manera gratuita, eso si, debes de dejar tus datos y estarás expuesto a publicidad con el objetivo de atraerte a formar parte del mundo uniformado. Como herramienta de captación de soldados es directa y barata, si se tiene en cuenta que el Pentágono invierte US$3.28 millones anuales en mantenimiento y desarrollo del juego, una mínima parte del presupuesto para reclutamiento de cerca de US$8.000 millones.


Las posibilidades de desahogo en los videojuegos violentos son infinitas, una vez que has llegado a la zona o nivel pertinente, en dos segundos puedes asesinar a cualquier político corrupto que te caiga mal, asesinar a un tirano, desmontar un grupo terrorista, masacrar a unos traficantes, etc, llevando todo un arsenal y munición encima impensable para un ser humano, no cansarte nunca al correr, estar protegido de balas, recogiendo chalecos y sobretodo, guardando la partida en las fases más difíciles para repetir desde ese punto. Esa es la mecánica que siempre funciona, especialmente en los menos realistas y exageradamente violentos, por no decir gore. 


Por cierto, las imágenes finales pertencen a Doom, un videojuego de 1993, el cual fue conocido por su altos niveles de violencia e imágenes satánicas, fue criticado en numerosas ocasiones por organizaciones religiosas debido a su contenido diabólico y se lo denominó un "simulador de asesinatos en masa". Doom impulsó el temor de que la entonces emergente tecnología de realidad virtual pudiera ser utilizada para simular asesinatos extremadamente realistas. El juego encendió de nuevo la controversia a lo largo de un período escolar de tiroteos en los Estados Unidos, cuando se constató que Eric Harris y Dylan Klebold, que cometieron la Masacre del instituto Columbine en 1999, fueron ávidos jugadores del juego. Si bien la planificación de la masacre, Harris dijo que el asesinato sería "como el jodido Doom" y que su escopeta fue sacada "directamente" del juego.
 En la realidad cualquier juego actual le da mil vueltas en realismo y violencia al clásico y mareante "Doom", para mi lo importante es que "jueguen" a la ficción, que se desahoguen, que esos asesinos en potencia se queden en la ficción y es que con o sin videojuegos, tarde o temprano harán de las suyas.

GAME OVER

domingo, 21 de noviembre de 2010

Los asesinos y los "malos de la peli"

Nicolas Cage y su compañero viendo una "Snuff movie" en "Asesinato en 9mm"
El que lo niegue, miente, son los "malos de la peli", los que en la mayoría de los casos nos mantienen pegados a la pantalla en las películas de acción, thriller y derivados. Sería muy aburrido seguir la vida de un policía patrullando las calles comiendo rosquillas o Donuts cuando va en coche y haciendo chistes malos de vez en cuando persiguiendo a criminales de poca monta. Es la oscuridad del villano, como contraposición a la claridad de las acciones del héroe, la que nos atrae, es la lucidez perversa del astuto enemigo la que nos atrae, es la libertad de sus acciones capaz de sorprendernos siempre con una reacción inesperada lo que nos da alimento en nuestros saludables momentos de ocio.

También es cierto que el carisma de un buen héroe políticamente correcto también es atractivo, que puede tener frases ingeniosas para hacernos reír y recursos inteligentes para reducir a los "malos" tras adelantarse a sus planes maquiavélicos, pero siempre será más interesante cuando se pasa al otro lado, cuando empieza a ceder sin darse cuenta, cuando, en vez de encerrar en prisión al reincidente malo de turno, le da su verdadero merecido y lo manda al otro barrio para que no hayan segundas partes. En este último caso, no pasa nada, sólo fue una vez, un pequeño desliz (una perdonable vendetta), todos nos podemos equivocar y rectificar posteriormente, no importa que delante tenga el fiambre del villano de turno hecho papilla, hacemos la vista gorda mientras escuchamos un trágico fragmento musical de la banda sonora y aparecen los títulos de crédito.

Al final en las películas, lo que más importa es que el orden impere, que se proteja a los indefensos, que se salven a los inocentes; que se haga justicia, al final "el bueno" es "bueno" y "el malo" es "malo", salvo excepciones donde hay lastimosas redenciones. A lo mejor nunca hubieron malos o buenos, quizás sólo era una cuestión de elegir el bando... Lo que nos dicen las películas es que no, que en el bando de los "malos", todos son "malos", que el bien es la pureza, etc y que sólo hay una manera de convertir a un criminal, con una condena. Pero yo creo que el asesinato es otro tema muy diferente, que está por encima del bien y del mal.

Los malos de la vida real, hasta donde he visto en las noticias o por los psicópatas que he tenido trato, no tienen carisma ni encanto (salvos los políticos, claro), no esperes encontrar a un asesino y tener una charla profunda sobre sus motivos o una tertulia en una cafetería, en caso afirmativo no te confíes pidiéndole un autógrafo, en el mejor de los casos te llevará a su casa y te proporcionará una muerte rápida y en el peor de ellos hará una peli "snuff" contigo y puede que te coma vivo a lo Hannibal Lecter. Volviendo al tema de los "malos reales", si que hay algunos que tienen carisma, los que no saben de su condición, quizás porque es su trabajo: suelen ser tus jefes del "curro" con sus ironías a la hora de meterte en marrones de todos los tipos, pero ese es otro tema. También hay "amigos"que te dan más problemas que alegrías con sus neuras o compañeros envidiosos que te complican la vida; los "trepas", pero son males menores (o malos menores), una vez que te alejas de ellos, te dejan en paz, con vida.


Volviendo al tema de los asesinos, los hay de muchos tipos, en función de sus métodos o de sus móviles, de ahí el filón cinematográfico, algunos son más respetables, otros más bajos, algunos espectaculares y otros miserables, pero en el fondo todos son "malos" pues de algún modo son responsables de uno de los actos mas viles que puede hacer un hombre: eliminar a otro ser humano.

Dicen que no hay asesinos natos, que todo es una cuestión de educación, que un trauma en la infancia puede hacer que nos atraiga los aspectos más sórdidos de la existencia, como el snuff, el gore, etc. Y luego tenemos a otro tipo de víctimas, en principio más inocentes, aquellos que, por un defecto de nacimiento, hay algo en sus cerebros que no funciona adecuadamente y no pueden controlar la violencia o no son conscientes de la relativa linea divisoria entre el bien y el mal. ¿Son acaso estos dos tipos de asesinos "inocentes" y merecen una simple cura, un tratamiento psicológico cuando la cifra de sus victimas es sonrojante? Supongo que si, a las malas se pueden alistar en el ejército, como Rambo y que hagan algo de provecho, porque los policías chalados suelen hacer mal su trabajo y ensuciar la reputación del honorable trabajo de los protectores de la ley. Estaría bien que al menos esas despreciables criaturas tuviesen un código ético como Dexter Morgan, que se informasen bien antes de cometer sus travesuras al margen de la ley.

Continuará...

Imágenes sacadas de:


http://www.seatibiza.net/foro/showthread.php?t=112185
http://www.zonadvd.com/imagenes/articulos/compa_silenciocorderos/silenciocorderos7.html http://pibesdemultimedia.com.ar/2008/08/08/dexter-morgan/

jueves, 18 de noviembre de 2010

Fingir, interpretar, actuar


Muchas veces he oído, e incluso llegado a pensar, que los actores son personas falsas, que sonríen ante los medios de comunicación,  demuestran un gran carisma en sus escenificaciones pero luego, viendo la imagen pública que dan, deben de ser unos bordes y creídos llenos de caprichos.  Cierto es que algunos no son siempre así, simplemente llevan el peso de la fama peor que otros, pues intuyo que una vez se han alejado las cámaras y los paparazzis son tan humanos como cualquiera, aunque también se podría decir que los que sonríen siempre también son falsos: están siempre actuando. Quizás antes de juzgar a nadie habría que tener claras las diferencias entre fingir, interpretar y actuar.

Lo que es innegable es que los actores tienen la capacidad de hacer creíble las palabras de otro como si fuesen propias, el debate estaría en si son capaces de hacer creíble algo en lo que no "creen" o no les gusta. De ese modo, serían capaces de llevarnos a un fraude con gran facilidad. Hay quien los defiende, sin importar la calidad de ciertos especímenes, argumentando que son personas muy sensibles, que tienen el poder de evocar y plasmar sus emociones recordando sucesos emotivos propios, pero algo me dice que estos son una minoría, como mucho los del teatro, que los que abundan son los no-actores, los que se encasillan gustosamente en papeles que no distan mucho de su personalidad real, los que venden humo y se compran mansiones y yates.

Lo cierto es que he tenido la desgracia de conocer a algunas actrices de teatro y bueno, hacían uso de su talento en beneficio propio para sus vidas, o así lo dicen esos pobre ex's que he tenido que escuchar sus sollozos. Será por culpa de esas excepciones que el oficio ha quedado algo sucio y sobrevalorado, después de todo, la mayoría de nosotros llevamos un actor dentro, como mínimo sabemos interpretar más o menos bien algunos papeles, como mínimo el de niño bueno y niño malo; es algo que se hace en la infancia. Luego tenemos al holgazán que delante de los jefes se muestra como todo un currante, tenemos al padre de familia (que luego es un asesino en serie), tenemos al amante que por las noches le da dos besos a su mujer y le dice que la quiere y como no, al borracho que se pelea y grita con sus amigos en el bar, pero luego en casa es un tipo normal y corriente.


Los actores deberían de interpretar papeles, los mentirosos son los que fingen y la mayoría actuamos como podemos en los roles en que nos encasillan o en los que nos gusta mostrar para poder ocultar nuestras debilidades o intimidad. Mi opinión respecto al noble arte de la interpretación, es que hay que saber separar: una cosa es el espectáculo y otra es la vida, dicho de paso, está claro que este blog es un escenario donde interpretar palabras, frases y pensamientos, no hay mentira alguna, ya lo he dicho muchas veces, yo soy un actor no remunerado y vosotros podéis hacer lo mismo o mostraros como soys, como no os conozco pensaré que soys así, aunque todo sea mentira, o esteis actuando o interpretando.

Fotos de los actores y los  no-tanto-actores sacadas de:

http://flups.net/tv-peliculas-y-series-f29/jack-nicholson-t27621.html

http://blogs.canalsur.es/notasdeprensa/2009/08/19/%E2%80%9Csupercine%E2%80%9D-ofrece-%E2%80%98en-tierra-peligrosa%E2%80%99-el-debut-como-director-de-steven-seagal/

http://www.imagenesdeposito.com/no%20category/7482/la+estrella+del+cine+heath+ledger.html http://archivo.lavoz.com.ar/nota.asp?nota_id=223226

miércoles, 17 de noviembre de 2010

¿Facebook o feisbuk?

Los malentendidos virtuales suelen llevar al mal pensar, posteriormente al mal obrar y luego al patético arrepentimiento. Con lo fácil que es dejar las cosas claras en las redes sociales, por ejemplo,  te creas una cuenta de facebook, pones "me gusta" en miles de grupos o páginas externas y así no habrá confusión, o quizás todo lo contrario y no hay quien se aclare, es lo que suele pasar con las redes sociales, te enmarañan con sus pegajosas artimañas de chafardeo y entretenimiento. 

Bien, visto el prólogo, voy a las cosas serias, aviso: voy a tirar piedras sobre mi propio tejado, tengo una cuenta de facebook personal y una página vinculada a este con el nombre del blog con las feeds cortas, pero no pasa nada, toda la casa está a prueba de granizo.


Como iba diciendo, tengo una cuenta de facebook, sí, la típica que medio me obligaron para estar en contacto con gente que vive lejos, para ver sus fotos, yo poner las mías, hacer chats y escribir en esa especie de messenger público llamado "Muro". También se pueden enviar mensajes personales, aunque la CIA los pueda ver en un abrir y cerrar de ojos. También puedes jugar con pequeñas aplicaciones "flash" que se cargan una vez que pones "me gusta" en sus páginas y formas parte de su lista de usuarios. Y bueno, la página "promocional" del blog no le hago mucho caso, las publicaciones son automáticas, es como quien decide chafardear las entradas con Google Reader, es lo mismo pero con la estética "feis".

Si aún no sabéis de que va todo este rollo, os dejo un ludico video para que os pongáis al día, que ya toca!!!


Pero bueno, también tiene un lado oscuro, es una especie de Gran Hermano, pues al contrario que con el messenger, lo más normal es poner información personal fiable, desde nombres y apellidos, para que otros futuros usuarios amigos o enemigos te contacten, hasta la escuela en que estudiaste (que también tiene página en el facebook). De hecho hasta Obama tiene una página personal propia. Lo cierto es que dicen que gracias al facebook se han encontrado a terroristas, pedófilos, asesinos, es decir que si eres tonto te pillan fácilmente. Para los conspiranoicos, dejo este video:



Pero bueno, también tiene otras cosas buenas que no puedo explicaros para evitar que caigáis en la tentación, así que volveré a darle al tema links y así me despacho con otro ilustrativo y divertido vídeo:


Bueno, ahora voy en serio, lo mejor es dejarse de fotitos de las vacaciones que se quedan ahí con una pésima calidad, para ello tenemos servicios como Flickr o Picassa entre otros, ya está bien de escribir en muros virtuales y empezar a pintar en muros reales (pero no las rídiculas firmas de los raperos tontainas), hablo de grandes frases, como dejan algunos grafiteros de espíritu transgresor o almenos dibujar algo bonito aunque sea inexplicable o inabarcable o en su defecto, hablar de ello. En los muros virtuales, la información se pierde tras cada publicación, las palabras se olvidan.  Ya está bien de hacerse "fan" o "me gusta" de cosas etéreas y vivir más la vida real, que por mucho que digan, por ahí no se liga, el messenger de las narices aún es bastante conocido.

Y para terminar, siguiendo con las difamaciones,  hay algo que me he enterado hace poco y que me ha  sorprendido bastante y es que dado el nivel de incultura de la gente en España, mucha gente pronuncian "fesibuk", es más incluso lo escriben ahí y en otros lugares por lo que los propios creadores han creado un dominio que te redirige a la página estándar:


Increible pero cierto, triste pero real como la vida misma.

La foto farsante viene de:

martes, 16 de noviembre de 2010

Reload!

Llevo algunos días desconectado del blog por motivos ocupacionales varios (nada de ocupación ni okupación y si de ocupado), podía haberme limitado a publicar algo de la recámara y conectarme de nuevo para responder los posibles comentarios de los habituales camaradas, pero en vez de disparar he preferido una pequeña retirada del combate de las habituales rutinas blogeras, ya sea para coger fuerzas o porque de algún modo así me lo pedía el cuerpo o las neuronas. Quizás hago algún cambio y cumplo mi promesa de sintetizar mis entradas haciéndolas más cortas, aunque sea con mayor frecuencia o quizás me centro en algún aspecto que me interese rememorar o simplemente me deje llevar.

No es que escribir sea para mi una carga a pesar del tiempo que precisa pero debo de reconocer que el hecho de no escribir ni publicar nada y sólo visitar algunos blogs de pasada, ha sido verdaderamente gratificante.  Todo lo que sea salir  de esta particular "Matrix" para conectarme más a fondo en la confusa realidad tangible, suele ser algo positivo.

Aún hay mucho por decir, pero no empezaré hoy, esto era una simple recarga.



Imagen matricial sacada de:

http://www.cyberpunkreview.com/matrix-reloaded-page-2-more-screencaps/

miércoles, 10 de noviembre de 2010

Tiempo perdido


La mayoría perdemos con gran facilidad el tiempo, se nos escapa de las manos, a veces lo atribuimos sanamente a hobbies superfluos, a veces son las odiosas horas extras que nos hacen llegar a casa a las tantas pero luego sin querer, debido al cansancio, dormimos de más, cuando en realidad el sueño no se recupera. El tiempo tampoco se recupera, pero podemos hacerle la vista gorda y rememorar algunos asuntos del pasado con algún apaño decente.

En una vida medianamente aprovechada se puede hacer de todo, desde viajar a varios lugares y aprender medianamente varios idiomas, hasta conocer gente de todos los tipos y entablar algún tipo de amistad; se pueden tener varias relaciones e incluso por pequeñas temporadas vivir en diferentes sitios, sólo hay un problema: el trabajo, nos hace esclavos, nos absorbe parte de las horas del día, nos obliga a vivir apegados a un lugar y por otro lado si se tiene muy mala suerte, también tenemos las relaciones afectivas posesivas, esas que nos limitan aún más, a veces con buenas intenciones, otras con premeditación, pero al final no hacen más que introducir rutinas que sólo bloquean la creatividad y las ganas de hacer algo diferente. Ah y me olvidaba el peor de casi todos los males modernos y el peor obstáculo en la lucha contra el tiempo: el dinero, no es fácil conseguirlo y aún menos mantenerlo.

Hay mucho por hacer pero, por lo que veo, la mayoría no hace nada, no son conscientes del tiempo, se conforman con derrocharlo pero cuando alguien se lo recuerda es cuando les aparece un sentimiento de culpa que cada año que pasa es mayor, en el mejor de los casos no saben que es el tiempo ni les importa, sólo entienden de horarios, de semanas y festivos.

Perdemos el tiempo en el cine por una película aburrida que hemos pagado, perdemos el tiempo escuchando la conversación de ese borracho que nos pide limosna (y queremos quitárnoslo de encima), perdemos el tiempo haciendo las cosas con demasiada calma, perfeccionando lo imposible, perdemos el tiempo leyendo blogs y entradas como esta. Nos pasamos las horas soñando, planificando y luego no hacemos nada y al final le tenemos que dar la razón a John Lennon y a una de sus frases más conocidas: "La vida es lo que te pasa mientras estás ocupado en otros planes".

Lo triste es que hay gente que considera que ha malgastado tiempo de su vida en actividades que no eran obligatorias como matrimonios que se han roto, en trabajos explotadores para pagar una hipoteca que poco aportaban al currículum, cuando en realidad eran experiencias, aprendizaje que tenían que haber aprovechado mejor, quizás ver lo positivo y potenciarlo, como vivir en una prisión y aceptar la condena de la que no se es posible escapar sin antes cavar durante años el túnel de salida, aunque eso si, allí a los presos el tiempo les sobra. Yo creo que si uno es feliz viviendo en un estancamiento confortable y es consciente de ello, el tiempo pasado no importa, total, la gran mayoría de la gente cuando se hace mayor, generalmente no hacen nada, excepto mirar las obras.

Quizás, más que aprovechar el tiempo, hay que exprimir la vida.



lunes, 8 de noviembre de 2010

Fantasmas corpóreos e incorpóreos


Hoy escribiré sobre los fantasmas, esas criaturas de supuesta forma espectral que nos recuerdan a seres fallecidos, ya sea por la voz o por la memoria que tienen de cuando tenían un cuerpo y una vida como nosotros. Curiosamente, los fantasmas siempre son malos, o en su defecto unos exagerados poltergeist, siempre buscan venganza, están condenados a vagar errando entre los dos mundos sin poder elevarse y encontrar el descanso merecido. En todas las culturas siempre han habido cuentos o leyendas de fantasmas, de apariciones, posteriormente la literatura le sacó tajada y finalmente el celuloide lo ha explotado a unos limites, generalmente irrisorios, hinchando sus fotogramas con espectaculares efectos especiales. Es normal que den miedo con ese aspecto tan terrorífico, inhumano, acompañados de tétricas bandas sonoras. Y es que es difícil combatir un ser que puede traspasar paredes, aparecer de la nada,   mover objetos y hablar con una voz terrorífica. Pero apenas hay fantasmas buenos, sólo recuerdo al romántico Patrick Swayze en Ghost, o al infantil Casper.

Pero a mi no me dan miedo los fantasmas, de pequeño encontré una manera muy efectiva de evitar que se presenciasen: no creyendo en ellos, ignorando los ruidos extraños que oía por la noche, concentrándome en dormir y preocupándome por los vivos que son más peligrosos. Y es que, por ahora, los únicos fantasmas corpóreos que he visto son los fanfarrones que están todo el día alardeando del trabajo que hacen, del talento que tienen, etc.

Yo creo más en los fantasmas como pegajosas memorias de otras personas que viven entre nosotros, de pensamientos que no nos hemos liberado, que nos persiguen a todos los lugares por algo que hemos hecho o quizás por algo que no hicimos. Los únicos fantasmas incorpóreos que me han dado bastante la tabarra ha sido en los sueños y la verdad es que las ocasiones se pueden contar con las dos manos.  A mi me gustaba Freddie Krueger, al menos era divertido y asesinaba de multiples maneras a esos adolescentes estúpidos. También me gustaba bastante Bitelchus por que no daba miedo, su existencia espectral era divertida, su condena era mil veces mejor que estar un edulcorado cielo con angelitos tocando el arpa.

Los fantasmas los creamos nosotros,  a mi los únicos que me asustan verdaderamente son los monstruos que veo a través de los demás, principalmente porque son palpables, porque surgen cuando menos te lo esperas, te arañan, te muerden y sangras en ambos sentidos, en lo físico y lo mental, pues esas heridas no son tan fáciles de curar, aún así, el odioso tiempo hace maravillas en ese aspecto.

A lo mejor es que yo soy un fantasma que desconoce su condición, que no sabe que ha muerto, como en cierta película de final previsible.




Imágenes tomadas de:

http://masterennubes.blogspot.com/2009/09/de-suenos-y-monstruos.html
http://www.machacas.org/video-homenaje-a-freddy-krueger

sábado, 6 de noviembre de 2010

Ligar por internet


No soy quien para criticar la manera o el lugar donde se hace la cacería, a fin de cuentas para estos temas, como la gran mayoría de hombres, no soy más que otro animal que hace lo que sea para atacar a la presa. Aunque de todas las opciones que hay nunca me ha parecido la web la mejor manera, demasiada falsedad he visto en los habituales canales, pero lo cierto es que, aunque sea en minorías, funciona, sobretodo para la gente tímida y para los que han probado otras vías pero no han conseguido buenos resultados, no importa lo que se tarde. Y es que, por muy puristas o conservadores que nos pongamos, el amor no entiende de estos temas, no le importa el "como" o el "donde", Cupido lanza sus flechas aunque la distancia entre los dos enamorados sea de miles de kilómetros, cupido lanza sus flechas incluso entre los kilobytes, a través del cable de fibra óptica o el tendido telefónico.

Sólo me gustaría constatar que por lo que he visto, las personas que el primer contacto lo hacen "online", cuando más tiempo pasan hasta que se ven, más grande es el desengaño. Por lo que llego a la redundante conclusión de que para conocer a una persona, hay que hacerlo en persona, no hay chats, ni videoconferéncias, ni correspondencia intima ni fotos que valga, los seres humanos somos demasiado complejos como para poder definirnos con unas herramientas tan limitadas como las que actualmente disponemos, aún así cuando más información se pase, especialmente si es vídeo, una mejor idea nos podemos hacer de quien hay detrás del otro monitor.


Por otro lado, no puedo evitar reír cuando veo a los Romeos virtuales con sus poesías baratas, con sus insinuaciones calientes sacadas de alguna peli porno de gasolinera, con sus frases románticas sacadas de otra página web gracias a un audaz copy-paste. Pero lo mejor es ver como las "pavas" de turno quedan embaucadas por cuatro palabras robadas de otro, con ridículos chats llenos de mentiras, con fotos retocadas a baja calidad para aparentar ser más guapo y que no se vea la chapuza hecha, etc... Todo ello para ocultar una triste realidad, que son gordos, feos, bajitos, bizcos, miopes, incultos...

Si que entiendo o mejor dicho, me hago a la idea, que cuando el ejemplar a aparear es muy especial o difícil de encontrarle una media naranja en el hábitat en el que se mueve, hay que recurrir a la web y todos sus ramificaciones, en el caso de ser joven pueden probar suerte con el odioso messenger, Badoo, facebook y cuando se pasa de los treinta para arriba se puede recurrir a las clásicas Meetic, Match.com. Y no me parece mala idea, en las últimas plataformas se es bastante sincero, te piden descripciones detalladas de tus gustos, de tu cuerpo, tus dimensiones, peso, fotografías de tamaño completo y una larga lista de otras características como población, e ingresos. 

Ah y se me olvidan los blogs eróticos, esos que los autores dejan marranadas para calentar al personal y esperan un feedback igual de cochino! Es curioso porque algunos empiezan light rozando el erotismo y luego se convierten en un espectáculo de pretenciosa garrulería. Por lo que he ido indagando hay muchísimos más de lo que me pensaba y puede que algún día acaben con las actuales bitácoras, con los blogs de divulgación, los técnicos o los de pretensión, como este. 

Que cada uno elija la vía que prefiera para ligar, pero está claro que el 2.0 es el futuro.




Imágenes crueles y patéticas sacadas de:




viernes, 5 de noviembre de 2010

Hoy es 5 de noviembre



Que desastre, tanto vodevil, tanta tontería y hace poco me han recordado que hoy es el 5 de noviembre. Hagamos memoria con las palabras de Eve: "Recuerda, recuerda, el 5 de noviembre, la conspiración, la polvora y la traición. No veo la razon, por la que la traicion de la polvora debe de ser olvidada"

Cuanta razón tiene, hoy debería de ser día de reflexión, en pensar en cambiar algo en nuestro interior, pero no para convertirnos en una versión enmascarada de Guy Hawkes, no, nada de actos terroristas o de sacrificarnos en vano, eso ya lo hizo él y de manera parecida su fantasmagórica versión del celuloide. Deberíamos de hacer algo más inteligente que la irónica celebración de los ingleses con sus ridículas hogueras, deberíamos de celebrarlo de otra manera, aprovechando este 5 de noviembre con pensamientos que puedan crecer, que nos eleven de la mediocridad en que vivimos, que nos hagan mejores personas y nos haga olvidar nuestro egoísmo y la vida consumista que llevamos. No estaría de más hacerle un repaso a la película de "V de Vendetta" o al cómic que la inspiró, no estaría de más pensar que la venganza no es solamente la temática de ambas historias, que no es resentimiento lo que impulsó a Guy Hawkes a jugarse la vida, sino un sentimiento de justicia por encima de sus necesidades o de las represoras leyes. La justicia en la que él creía se hace por un bien común, y para ello, que mejor que dejar las explicaciones de manos del verdadero maestro del vodevil, V:


V: Hola, querida dama. Hermosa noche, ¿No cree? Perdone mi intrusión. Tal

vez le apetecía dar un paseo. Tal vez solo disfrutaba del paisaje. No

importa. Creo que usted y yo deberíamos tener una pequeña charla.

Ahh…olvidaba que no hemos sido debidamente presentados. Yo no tengo
nombre. Me puede llamar V.
Señora Justicia…le presento a V. V…le presento a la señora Justicia. Encantado, señora Justicia.

Sra. Justicia: “Buenas noches, V.”

V: Bien. Ahora ya nos conocemos. De hecho he sido fan suyo durante mucho
tiempo. Oh, ya se lo que piensa…”Pobre chico. Se a enamorado de mi…como
un adolescente.” Disculpe, señora. No es nada de eso. La he admirado
durante mucho tiempo… aunque solo a distancia. La observaba desde las
calles de allí abajo cuando era un niño. Yo le decía a mi padre:
“¿Quién es esa señora?”. Y el contestaba: “Es la señora Justicia”. Y
entonces yo decía: “¡Qué bonita es!”. Por favor, no piense que era sólo
algo físico. Sé que no es esa clase de chica. No, yo la quería como
persona, como un ideal. De eso hace ya mucho tiempo. Me temo que ahora
hay otra…

Sra. Justicia: “¿Qué? ¡V! ¡Qué vergüenza! ¡Me has
traicionado por una pícara vanidosa y llorona de labios pintados y
sonrisa viciosa!”

V: ¿Yo, señora? ¡Permíteme que discrepe! ¡Fue
su infidelidad la que me lanzó a sus brazos! ¡Ja, Ja! ¿Eso la ha
sorprendido, no? Pensaba que no conocía su pequeño escareo, pero no.
¡Lo sé todo! La verdad, no me sorprendió en absoluto saber que le
gustaban los hombres de uniforme.

Sra. Justicia: “¿Uniforme? ¿Por que? No sé de qué estás hablando. V, tú siempre has sido el único para mi…”

V: ¡Mentirosa! ¡Zorra! ¡Puta! ¡Niega ahora que te liaste con él, con el
del brazalete y las botas militares! ¿Y bien? ¿No dices nada? Muy bien.
Al final te has desenmascarado. Ya no eres MI Justicia. Ahora eres SU
Justicia. Te has acostado con otro. Bien, es un juego para dos.

Sra. Justicia: “¡Me ahogo! ¡Sob! ¿Qu-quién es ella, V? ¿Cómo se llama?”

V: Se llama Anarquía. ¡Y me ha enseñado que es mejor amante de lo que tú
jamás fuiste! Me ha enseñado que la Justicia carece de sentido sin
Libertad. Es honesta. No rompe promesas como tú, Jezabel. Solía
preguntarme porqué nunca me mirabas a los ojos. Ahora ya lo sé. Así que
adiós, querida dama. Incluso ahora me entristecería nuestra separación,
si no fuera porque ya no eres la mujer que una vez amé. Toma un regalo
de despedida. Lo dejo a tus pies.

(La estatua que reinaba en lo alto del Old Bailey salta por los aires entre cenizas y fragmentos de piedras)

V: "Las llamas de la libertad. Oh, mi preciada anarquía... oh belleza, no te había conocido hasta ahora"

Fragmento extraído del cómic de Alan Moore "V de vendetta".












"Justicia, igualdad y libertad son algo más que palabras, son metas alcanzables".

Lo importante es es que hablen mal de ti


La indiferencia es lo peor que le puede pasar a alguien que desea ser conocido, no se puede ir de educado o humilde por la vida, a no ser que tengas muchos contactos en el nivel superior de la pirámide desde donde te encuentras; tampoco se trata de hacerse muchos enemigos, especialmente si son poderosos, pero parece que para llegar a algo en este mundo a un nivel popular, con el talento no es suficiente. No basta solamente con la inspiración y una obra especial si, por la razón que sea, no hay un personaje peculiar detrás.  La critica no tendrá en consideración los sacrificios que se hayan hecho si no se dan muestra de ello en forma de estigmas; aunque no sean más que maquillaje para el espectáculo. En el mundo de la farándula parece que sólo hay cabida para personajes polémicos, gritones, para gente guapa o anormalmente fea.  Parece que destacan más las personalidades extremas (bajo el cliché del genio loco) más que por los logros creativos o artísticos. Bueno, también hay gente más "normal" que son los que confirman la excepción, pero tampoco suelen destacar excesivamente en lo suyo, como si les faltase creerse el papel.


He llegado a la conclusión de que para que hablen de alguien pero al mismo tiempo ser coherente con uno mismo hay que crear un personaje, pero no una abominación como Marilyn Manson o David Bowie, sino una parodia grotesca de uno mismo, dejarse llevar por los excesos, llamar la atención sin miedo, pero eso si, con un mensaje de fondo, ya está bien de vender humo, de ir con maquillajes como los Kiss, o máscaras como Slipknot. Dicho esto, me gusta que hablen mal de mi, que piensen sobre mis actos o mis palabras, pero con educación, yo haré lo mismo de vosotros si lo veo conveniente, con educación ni prepotencia, sí todos hablarais de mi y yo hablara de vosotros, todos hablaríamos mutuamente mal de todos (o bien) y el pastel se repartiría por partes iguales, pues el talento, por desgracia, no es tan importante.

Me encanta hablar mal del grotesco payaso de Marylin Manson o del chulo Lou Reed con sus vestimentas de rockero a los sesenta y pico años, me encanta burlarme de las impresentables pintas  que lleva David Bowie que se pasa de "fashion". Me hace gracia ver las pintas de Robert Smith con esos pelos y el labio mal pintado mientras interpreta canciones de amor adolescente, sonrío cuando veo las pintas de Jimi Hendrix o la de cualquier artista de los sesenta, aún alucino cuando veo los coloristas trajes que llevaban los Dire Straits a pesar de  la amarga y cruda música que hacían, pero por mucho que los critique en el fondo me siguen gustando algunas de sus canciones. Yo se que cuando llegan a casa, no visten de esa manera, de alguna manera creo que no son así, que tienen mejor gusto en el vestir, que es todo imagen para vender, para que hablemos mal de ellos. 


 
Oh yes I'm the great pretender (ooh ooh
Pretending I'm doing well (ooh ooh)
My need is such I pretend too much
I'm lonely but no one can tell 

Oh yes I'm the great pretender (ooh ooh)
Adrift in a world of my own (ooh ooh)
I play the game but to my real shame
You've left me to dream all alone

Too real is this feeling of make believe
Too real when I feel what my heart can't conceal

Ooh Ooh yes I'm the great pretender (ooh ooh)
Just laughing and gay like a clown (ooh ooh)
I seem to be what I'm not (you see)
I'm wearing my heart like a crown
Pretending that you're still around
Yeah ooh hoo
Too real when I feel what my heart can't conceal

Oh yes I'm the great pretender
Just laughing and gay like a clown (ooh ooh)
I seem to be what I'm not you see
I'm wearing my heart like a crown
Pretending that you're
Pretending that you're still around.

miércoles, 3 de noviembre de 2010

Mierda fría, mierda caliente

Mi texto de hoy no tiene nada que ver sobre gastronomía escatológica ni es una descripción literal de los dos estados de los excrementos, sino va sobre la política y sus dos bandos más conocidos, la izquierda y la derecha y para ello, rememoraré unas líneas de texto de "Escritos de un viejo indecente" el primer libro de Bukowski. Lo cierto es que la opinión de este escritor sobre ciertas temas, especialmente la política, no es que este muy fundado, pero nunca me he tomado sus libros como estudios de nada, sino simple literatura irreverente, un entretenimiento bohemio. Dejando a lado mi opinión lo que me interesa es la metáfora facilona que hace honor al título:

Que te den la oportunidad de elegir entre Nixon y Humphrey es como que te den la oportunidad de elegir entre comer mierda caliente y mierda fría.”

Cada uno puede hacer un símil rápido entre los representantes políticos del momento, por un lado el PSOE y por el otro el PP, o bueno, como cada uno prefiera. Es una comparación que da mucho juego para otros casos. Lo cierto es que si nos ponemos a filosofar literalmente sobre el tema, la mierda fría es mejor, no huele, si la pisas no pasa nada y el color es menos desagradable, pero no olvidemos que,  a pesar de todo, es mierda. Eso si, la metáfora no da cuartel, el centro no existe o en el mejor de los casos también es "mierda".

Y para acabar una canción que es un pedazo de mierda musicalmente hablando (piece of crap), una letra que va de reivindicativa pero que también es una mierda por la simplez, un videoclip de mierda fría, del viejo Neil Young:




Tried to save the trees


Bought a plastic bag

The bottom fell out

It was a piece of crap


Saw it on the tube
Bought it on the phone
Now you're home alone
It's a piece of crap

I tried to plug in it
I tried to turn it on
When I got it home
It was a piece of crap

Got it from a friend
On him you can depend
I found out in the end
It was a piece of crap

I'm trying to save the trees
I saw it on TV
They cut the forest down
To build a piece of crap

I went back to the store
They gave me four more
The guy told me at the door
It's a piece of crap 

martes, 2 de noviembre de 2010

Anarchy in the UK


Nunca he sido "Punk", ni me he vestido como tal, a pesar de eso  debido a algunos amigos y simpatizantes con la "causa", he estado en varias ocasiones en casas okupas, he visto conciertos punks de todos los tipos mientras me he tomado cervezas de barril al módico precio de 50 céntimos. He hablado con gente con crestas, rapados a cero con extrañas coletas, he visto a jóvenes con pantalones rotos, con camisetas que parecían roídas por ratas, polillas o algo peor. He descubierto que algunos de ellos parecían haber olvidado que es la higiene y les salía el pelo por el sobaco como una extensión de sus melenas, he descubierto a chicas con un rostro precioso que tenían más bigote y pelo en las piernas que yo (y que conste que no lo censuro)  pero todas estas personas, a pesar de su agresivo aspecto, era muy correctas, educadas, como mucho pecaban  de idealistas y ser faltas de fundamento en sus propuestas, pero daba gusto hablar, mantener una conversación sobre casi cualquier tema. También es cierto que también me he encontrado con mucho punk-pijo, que estaban ahí para rebelarse de los privilegios que les daban su adinerada familia y no tenían ni idea de donde se había metido y probaban de imitar a los demás. 


En esas casas el sentido de comunidad era muy bueno, cada uno hacía una parte de las labores de la casa y se lo iban turnando, unos cocinaban, otros limpiaban, otros hacían el mantenimiento de la casa. Dentro de los personajes que he visto muy pocos eran el típico caso del individuo drogado por el suelo o con el síndrome de abstinencia, como mucho iban algo borrachos; buen rollo. Lo más normal era ver como algunos hacían objetos artesanales, o ropa, otra minoria no daban ni golpe y sólo estaban todo el día fumando porros, y una vergonzosa parte se dedicaban a robar y a provocar desastres, pero de todos ellos nunca vi a uno que se plantease en serio la idea de probar de instaurar un sistema anárquico, sólo vi a hippies modernos, a tipos descerebrados violentos y a su lado yo era el más punk, me esperaba planes de conquista, ejércitos punk, revolución, que hicieran algo, pero lo máximo que hacían era escribir fanzines, colgar posters, hacer pintadas y asistir a "manis" y quemar contenedores de basura, coches y destrozar tiendas.

Por lo general sólo vi pose, la mayoría no querían trabajar, no querían pagar alquiler, algunos tenían algún tipo de ideología solida, pero se intuía que tarde o temprano los más acomodados volverían a sus hogares y serían hijos de provecho.


 Es muy ingenuo pensar en derrocar un sistema, no lo harán un conjunto de jóvenes desarmados que quebrantan las leyes con sus viviendas ilegales, no lo harán cuando sus propuestas nunca serán aceptadas por mucha razón que tengan, sólo les queda la pose, la música y sus "casas" que cada vez son menos. Tampoco lo conseguirán un puñado de terroristas enmascarados, con bombas y asesinatos, más bien me imagino a un hacker o un grupo de ellos boicoteando a bancos, a sistemas de seguridad, borrando información, inhabilitando los ordenadores encargados de funcionar la maquinaría que hace mover la sociedad actual. Pero esos hackers, tal como indica la propia definición, no les interesa hacer daño a nadie, sólo superarse a si mismos.

Cambio de tema, no lo voy a negar, pero me gustaban los Sex Pistols, al principio me incomodaron, los temas tenían un tempo muy parecido, la producción es vergonzosamente plana, la voz de Johnny Rotten era una de las más sucias que he oído en mi vida y para colmo no habían solos de guitarra, pero no se, a la segunda escucha me convencieron, me hacían vibrar , me parecieron creíbles a pesar de saber que lo que vendían era descerebrado, pero sus estribillos eran graciosos, en conjunto era original.  Posteriormente a la escucha de su "Nevermind the bollocks" (su único disco) leí un poco sobre su historia y descubrí que todo era una farsa, que eran un grupo diseñado por Malcom Mc Laren para publicitar su ropa, un conjunto de jovenes que querían hacer ruido y alguien los acogió como un mecenas, ni más ni menos, pero yo creo en la actitud rebelde de Johnny Rotten, sus intenciones eran buenas, yo me creo la estupidez de Sid Vicious, quizás si hubiesen sacado más discos hubiesen conseguido algo... No, no lo creo. 

Así y todo, aunque no hay mucho que recoger de su propuesta hay que reconocer que con la poca pericia técnica que tenían (especialmente por Sid Vicious que no tenía ni idea de tocar el instrumento) supieron coger lo mejor del rock, sus riff más básicos, algún punteo mal tocado que brillaba con luz propia y consiguieron sonar como banda, sonar punk. O yo al menos los prefiero mil veces antes que los bizarros "The clash" que salvo letras políticas no veo el punk en ningún lado ya que, la verdad, no se que pintan esos popurries de reggae, rockabilly, ska, jazz y dub, a parte de que sus vestimentas se me antojan demasiado mod.


Si queréis ser "guay", comprad la colonia Sex Pistols, las gorras, camisetas y zapatillas punk aquí: