sábado, 30 de octubre de 2010

Complicarse la vida


Complicarse la vida es muy fácil, es algo inherente en las personas, la tentación de ponerse obstáculos para ponerse a prueba, ya sea para avanzar o mejorar, es muy grande. Pero a veces las buenas intenciones lo empeoran todo y las horas empleadas en ciertos trabajos se convierten en una pérdida de tiempo y energía. Y es que "descomplicar" algo ya no es tan fácil, hay que ponerle ganas, tantas o más como en el propio empeño de la creación. Lo malo es que con frecuencia nos encontramos atrapados en círculos viciosos donde llegamos a la conclusión que lo mejor que se puede hacer es destruir, romper con todo para construir unos nuevos cimientos. El tiempo dirá si valió la pena ser conservador y tener una vida más sencilla o de lo contrario hemos perdido aventuras y riesgos beneficiosos para uno mismo o en el peor de los casos, no hemos conseguido nada y todo ha sido en vano.

Me imagino que con el tiempo y con una fuerte voluntad cualquiera podría adquirir la capacidad de "descomplicar" la mayoría de dificultades personales de uno. El problema se encuentra cuando  aparece otra persona más en la ecuación, ya que entonces el número de variables se dispara. Y es que para poder llegar a una solución, donde en el cálculo hubiesen el menor número de errores, tendríamos que tener una supercomputadora como cerebro o pasarnos días enteros haciendo cálculos que posiblemente no irían a ningún lugar. En ese caso, no hay más remedio que tirar la moneda en el aire o confiar en nuestra incierta intuición, si nos equivocamos, mala suerte, si acertamos valdrá la pena arriesgarse de nuevo. Al final la mayoría de problemas se resuelven con el clásico método de ensayo y error, así es como se han hecho muchos descubrimientos, por pura chiripa, aunque luego lo oculten con fórmulas y justificaciones varias.


Ya puestos en el tema informático, el verbo  "complicar" me recuerda a la acción de compilar, término  aplicado al hecho de traducir un lenguaje de programación de alto nivel (o de usuario) a uno más complejo llamado lenguaje de máquina que sólo un ordenador puede leer al ser todo zeros y unos. En el caso de "descomplicar" una situación, la acción descompilar tambien tiene su símil, pues es especialmente difícil descifrar la información de un kernel o un ejecutable si ésta está encriptada con complejos protocolos de seguridad, buen, a no ser que tengamos el código fuente y le podamos ver la tripa al programa en cuestión y modificarlo a nuestro gusto.

Y hablando de computadoras y hacer las cosas más sencillas, esto me recuerda al tema de los Commodores, un grupo de Funk/soul cuyo nombre relaciono con uno de los primeros ordenadores caseros en los años ochenta: el C64, y de rebote me viene a la memoria uno de sus temas más conocidos: Easy.




Yo intento hacerme la vida más fácil, me gustan los riesgos controlados, pero cuando menos me lo espero siempre aparece alguien interfiriendo en mis funciones diarias con sus bucles condicionales y para ello no hay antivirus que valga, hay que poner a formatear el disco duro todas las noches.




Imágenes tomadas de:




viernes, 29 de octubre de 2010

Paseando entre los extremos del amor y el odio

Siempre he sido partidario de huir de los excesos emocionales como el amor y el odio, a la larga son nocivos para uno mismo y de rebote hacía quienes nos rodean. Con demasiada facilidad se pasa de un extremo al otro cuando una de sus bases se quiebra. Ambas cimas representan el camino hacia la vida o la muerte: el amor me ha parecido una celebración de la vida; el odio un deseo de muerte hacia una persona o en el peor de los casos hacia uno mismo.

Nunca me ha atraído especialmente ninguna de las dos realidades amor-vida, odio-muerte, al menos de manera consciente, pensar en alguna de las dos posibilidades me ha privado de disfrutar como es debido. Prefiero estar entre medio, me ha gustado ir subiendo o bajando unas plantas y conocer a los nuevos inquilinos, pero prefiero estar en mi casa tranquilo, salir al balcón y contemplar la vista. Eso si, en algunas ocasiones, cuando estoy sólo, subo al tejado, me estiro en el suelo y me acerco al borde y me maravillo por esa sensación de vértigo bajo control, por las frescura de las alturas, otras veces prefiero bajar hasta las calles, hacer un paseo, oler la esencia de la ciudad, intuir la oleada nauseabunda de las cloacas y pasear por la inmundicia de la violencia y los instintos más básicos... pero insisto, prefiero estar en medio de todo, en equilibrio, contemplar desde mi balcón como suceden las guerras por el amor o el odio, prefiero reírme de los iluminados que suben arriba del todo, hacen equilibrismo y acaban cayendo, prefiero reírme de los que viven a ras de suelo, siempre sucios, quejándose por todo, matándose por peleas sin sentido, presumiendo de esa malentendida humanidad.

Cuando se trabaja en las alturas hay que tener muy clara la integridad de las presas e ir asegurado con un buen mosquetón y una cuerda lo suficiente elástica, cuando se trabaja a ras del suelo no hay que bajar nunca la guardia, hay que saber pelear o aparentarlo o como mínimo saber correr. Lo cierto es que la escalada no es lo mío y no se me dan muy bien las peleas, pero se muy bien como defenderme, me conozco un par de trucos efectistas.

Ambas fotografías son de un mirador de Montserrat, de lo que hace tiempo fue un restaurante y ahora está abandonado. Aprovecho para decir, que posiblemente los sorprendentes picos que hay en esa zona, son uno de los lugares turísticos más bellos y impresionantes de toda Catalunya.

jueves, 28 de octubre de 2010

Me encanta que los planes salgan bien

Me encanta que los planes salgan bien, que frase tan mítica la que soltaba el mítico Hanibal, encarnado por el veterano George Peppard en papel de el veterano de guerra y jefe de un equipo de excombatientes del Vietnam perseguidos por la ley, en esa serie infantiloide al la altura de "El coche fantástico", llamada "el Equipo A". Siempre le recuerdo con un puro en la boca ¿o era un Habano? Hanibal suena a Habano, sera por eso. Cuando pienso en algún capítulo tarde o temprano me  me viene a la mente la típica escena al final del capítulo cuando sonaba la pegajosa frase: "Me encanta que los planes salgan bien", unas palabras que parecen destinadas sólo para soldados estrategas como el, o alguno de sus atrevidos y bizarros compañeros, esas caricaturas en movimiento que con una facilidad pasmosa conseguían reducir a los malos de turno en un sólo capítulo, sin importar las armas que tuvieran o que les superasen en número. Al final nadie moría; serían balas de fogueo con somnífero, de lo contrario no me lo explico. Volviendo a la citada frase: la verdad es que es una frase que da gusto soltarla, pero que rara vez lo hacemos y nos conformamos con un "Bueno, por fin hemos terminado"o "Por suerte todo ha ido bien".

Pero a mi me gusta que los planes salgan bien, que la estrategia sea buena, que se corran los riesgos justos y que los beneficios sean los suficientes para amortizar tal hazaña. Estaría bien terminar el trabajo de cada día y soltar la frase o llegar a casa, después de pensar en lo que se ha hecho y decirlo otra vez. A veces no celebramos nuestros logros para no hacer daño a aquel que no lo consigue por mucho que lo intenta, nos callamos para aparentar humildad ante aquellos que no han conseguido nada en esta vida, pero nosotros necesitamos soltarla. Aunque mirándolo fríamente, la citada frase ha sido tan pervertida por la serie que, aunque la satisfacción de decirla se mantenga (o puede que se amplifique), me parece  que esta frase no hace daño a nadie.

El plan ha salido bien.


miércoles, 27 de octubre de 2010

El colmo de un Esnob: ser un Anti-Esnob

Ser un Esnob es duro, en mayor o menor medida tienes que seguir la actualidad en todas su formas: saberte las novedades de la tecnología punta, seguir algún deporte de élite y ser de algún equipo de la élite (no puedes ser de un perdedor o un equipo local), implica aprenderte frases de los famosos, memorizar los anúncios por si al día siguiente te preguntan si lo has visto, implica ver la Tv, el programa de humor de turno, sus series más conocidas, ir a ver el "peliculón" de turno de esos que en el trailer ponen debajo: "Sólo en los mejores cines". Ser un esnob es estresante, implica un tipo de vida social muy activo, creer lo que digan los políticos de izquierda y cambiar de opinión cuando digan que hay otro más sincero, más del centro; aunque todos sean de derechas. Ser un es esnob radical es muy duro, pero hay un tipo de Esnob peor: los Anti-Esnobs.


Los llamados Anti-Esnobs, por un lado cumplen una función social muy buena, se quejan de los extremos del esnobismo referido a los gustos mayoritarios y para ello se refugian en el cine underground, aquel que se hace con pocos medios como el Dogma, o esas películas que no se entienden por un guión malo pero se escudan en las metáforas sacadas de la manga que se intuyen por la estética, o prefieren los escritores revolucionarios que se ríen de las normas de la prosa o la métrica pero compran esos libros en el Fnac en vez de en una librería minoritaria y para colmo sólo se quedan con la superficie y van a por otro producto minoritario. En la música eligen a marginados sin talento, aunque canten mal, aunque sus letras sean mediocres pero vayan de "radical". No pondré ejemplos para no ofender a nadie, cada uno a estas alturas ya se puede dar por aludido.

¿Queréis una descripción actual de los Anti-Esnobs? Pues son los gafapastas que se quejan de la música electrónica y del Heavy y sólo escuhcan "indie" o grupos "guays", son lo que llevan una boina bohemia sin saber que es lo que llevaban sus abuelos en vida, los anti-esnobs son los que frecuentan el Underground de salas de "arte" y fuman pipa, los que trabajan como diseñadores gráficos haciendo trabajos horteras y prenteciosos, son los que desprecian automáticamente cualquier opinión que no encaje en sus parámetros "honestos" o alternativos. Les delata el acento "pijo", les delatan sus palabras solemnes, sus conversaciones que no van a ningún lado, les delata su actitud a la defensiva ante lo establecido aunque sea algo bueno...

martes, 26 de octubre de 2010

Esnob - Snob

Hoy es el día.

Esnob, la propia palabra suena como a un dispositivo de accionamiento ("dale, activa el Esnob antes de que se pierda lo conseguido") o como una especie animal creada en un laboratorio, como una mascota sintética ("Vamos a aplicarle un par de enfermedades al Esnob de la jaula para ver como reacciona"), pero no es nada de eso, es mucho peor. Los esnobs son esas personas despreciables que esparcen opiniones ajenas que no entienden, esos individuos frustrados que alardean de lo que no tienen, ya sea conocimientos o buen gusto. Y por lo tanto no harán más que vomitar literalmente frases y palabras que no acaban de entender, de consumir productos audiovisuales, literarios o musicales sin saber discernir entre donde hay calidad de donde no la hay; con gran facilidad admiran a vacas sagradas que no tienen leche, a personajes históricos sin gracia ni talento, a modas pasadas que merecen pasar a la historia con pena y deshonra.

En la mayoría de los casos, suelen ser  pijos de clase media, pero a veces también los hay en la clase baja, de esos que visten bien a la moda, que se compran el último producto anunciado porque dicen "si lo dice tal persona es que es bueno" pero luego sufren para llegar a fin de mes y compran siempre la cómida en el Lidl  y los muebles en las ofertas de Ikea. Hay muchos tipos de esnobs, los del citado consumismo de actualidad, pero también se encuentran en los que sus preferencias se basan en el cine y la literatura, otros se centran en la música y otros lo abarcan todo en una demostración de imbecilidad única. Los pijos genuinos (de clase alta) suelen ser los últimos, esas criaturas vacías a más no poder que a diferencia del resto tienen contactos, por lo que son capaces de publicar  bazofia (peor de lo que yo escribo) y ser famosos gracias a sus amigos esnobs que les alaban con sus halagos esnobs; es como un pez que se muerde la cola. Lo mismo se puede decir de los grupos de música "tontos", de música insipida, de letras infantiles, de rimas fáciles que triunfan las radios, o de los directores de cine esnobs que hacen comedias descerebradas o películas donde predominan más los efectos especiales y la profundidad es nula.

Los esnobs suelen decir "Yo me he leído/escuchado/probado esto y me ha gustado, es de lo mejorcito" pero cuando les dices que aprofundizen en detalles, sueltan de golpe, de manera automática las palabras de otro, o cuando se ven acorralados sueltan un: "pero a mi me gusta... sobre gustos no hay nada escrito". Pero lo cierto es que la calidad no está reñida con estilos. Pero desgraciadamente lo que prevalece es la cantidad de palabras esparcidas por esta gente  en los medios de comunicación: las criticas favorables (hechas por esnobs) o la reputación que dan los premios ganados amañados por jueces esnobs. A buen entendedor pocas palabras bastan y yo con una pequeña conversación con uno de estos especímenes ya se de que pie calzan. Lo peor de todo es que nunca aceptarán su lamentable condición, es como si tuvieran un virus que les nubla el raciocinio.

Que cada uno haga lo que quiera con sus preferencias , que piense lo que quiera respecto a mis palabras y diga lo que quiera de sus supuestas opiniones, pero hay que estar prevenidos ante el fraude, porque cuando menos te lo esperes puede que estés dando una opinión esnob, que tus gustos sean esnob, tienes que estar alerta porque a lo mejor no lo sabes pero tienes un esnob en la familía, un amigo ínitmo o incluso tu pareja. Y lamento decirte, que hay poco que hacer; por lo general es crónico, a no ser que le des una terapia choque a base de buena música, buena literatura, buen cine.  Yo al menos desde este espacio pruebo de ser objetivo, de mostrar mis preferencias con criterios medianamente técnicos. Intento razonar el porque algo creo que es "bueno" o "malo" y si es posible pruebo de incomodar con mis opiniones, demostrando que hay más vacas sagradas de lo que parece. Mi idea no es de criticar por sistema a modas o de alabar a las "antimodas". Y tampoco me creo ser un mesías del buen gusto, incluso yo puedo infectarme por momentos del fenómeno "fan" y alabar excesivamente algún artista que yo haya escuchado cuando era pequeño o creerme temporalmente las palabras de alguien en quien yo pensaba que su opinión era de fiar:

Esto va para todos los esnobs o los que siguen sus opiniones, para todos aquellos que hayan sido infectados hace poco pero aún pueden encontrar la salvación en la verdadera humildad, en reencontrar un criterio, una manera de pensar propia.

lunes, 25 de octubre de 2010

Bukowski y la poesía

Hoy quería publicar un texto sobre los esnobs, pero me ha parecido más interesante dejar una entrada "floja", esas en las que el balance entre material propio y ajeno sale perdiendo lo cosechado en el interior. Ya puestos, he pensado sobre ello y he llegado a la conclusión que el hecho de que sean  "flojas" o "fuertes" no se puede medir por ratings, estadísticas o número de comentarios, sino por los contenidos. Las flojas, a mi entender, son aquellas que se repiten temáticamente o en las que hay demasiadas palabras y se dice poco. Pero parece que la gente se acostumbra a ellas, a entradas sobre el amor, a historietas divertidas y se fijan más en la estética, en las fotos, etc. En el momento en que la escritura se basa en lo que piensan los demás, acaba siendo siempre ensayo-error y con el tiempo se encuentra la "fórmula"; lo cual puede ser beneficioso para llenarse las arcas o puede implicar venderse como un producto. Las entradas fuertes son las que prescinden de clichés, las que te golpean con nuevos conceptos, las que están bien redactadas, las que con menos palabras se entienden o te sugieren más de lo que queda escrito, las entradas fuertes son las que se hacen sin esperar nada de nadie, quizás eso sería una buena definición de lo que debería ser el arte. 

Todas las artes han sido saqueadas, pervertidas por intereses monetarios, esto no es nada nuevo, pero lo que pocos ignoran es que es en la poesía donde más abundan farsantes, esnobs, personas con enchufe que se creen con el don de transmitir con sus palabras, con sus clichés o rimas fáciles o, en el peor de los casos, van de "underground" e imitan a Bukoswky o similares escribiendo "mal", descuidando acentos, puntos, comas, riéndose de las rimas, añadiendo palabras malsonantes para dar la imagen de que tienen una vida miserable, de que sufren, etc. Bueno, pues mi texto de hoy y mi "copy-paste" como creo que ha quedado claro, va sobre la poesía y los esnobs, sobre la honestidad en el arte de escribir y para ello que mejor que dejar un texto de alguien que se ha reído de la poesía, de sus lectores, uno que ha hecho siempre lo que le ha venido en gana y ha dejado opiniones claras sobre lo que piensa de la "métrica" y de las vacas sagradas literarias: Charles Bukowsky. Sin más dilaciones, os dejo con el verdadero protagonista de esta entrada, con el poeta de las cloacas, con el escritor borracho, con el misántropo de las grandes verdades:
  • Poesía: “Siempre recuerdo que, en el patio de la escuela, cuando aparecía la palabra ‘poeta’ o ‘poesía’, todos se reían y se burlaban. Puedo ver por qué: es un producto falso. Ha sido falso y snob y endogámico por siglos. Es ultradelicado, sobreapreciado. Es un montón de mierda. Durante siglos, la poesía es casi basura total. Es una farsa. Ha habido grandes poetas, no me entienda mal. Hay un poeta chino llamado Li Po. Podía poner más sentimiento, realismo y pasión en cuatro o cinco sencillas líneas que la mayoría de los poetas en sus doce o trece páginas de mierda. Y bebía vino también. Solía quemar sus poemas, navegar por el río y beber vino. Los emperadores lo amaban porque podían entender lo que decía. Por supuesto, sólo quemó sus poemas malos. Lo que yo quise hacer, si me disculpa, es incorporar el punto de vista de los obreros sobre la vida... los gritos de sus esposas que los esperan cuando vuelven del trabajo. Las realidades básicas de la existencia del hombre común... algo que pocas veces se menciona en la poesía desde hace siglos. Mejor, que quede registrado que dije que la poesía es una mierda desde hace siglos. Y una vergüenza”. 
  • Literatura: “La primera vez que leí a Céline, me fui a la cama con una caja grande de galletitas Ritz. Empecé a leerle y me comía una galletita Ritz, me reía, me comía una Ritz, leía. Leí la novela entera de un tirón y me terminé la caja de galletitas. Y me levanté y tomé agua. Tendrías que haberme visto. No me podía mover. Eso es lo que un buen escritor te puede hacer. Casi te puede matar. Un mal escritor puede hacerlo, también”.
  • Esnobs y Shakespeare: “Es ilegible y está sobrevalorado. Pero la gente no quiere escuchar esto. Uno no puede atacar templos. Ha sido fijado a lo largo de los siglos. Uno puede decir que tal es un pésimo actor, pero no puede decir que Shakespeare es mierda. Cuando algo dura mucho tiempo, los snobs empiezan a aferrarse a él, como ventosas. Cuando los snobs sienten que algo es seguro, se aferran. Pero si les decís la verdad, se ponen salvajes. No pueden soportarlo. Es atacar su propio proceso de pensamiento. Me desagradan”.

domingo, 24 de octubre de 2010

Seriedad fúnebre

No me puedo tomar en serio a la gente seria, lo digo en serio. Gente tan aburrida, tan formal en todas las facetas de su vida; algo tienen que esconder, suelen ser religiosos, académicos, de profesiones y reputación respetable. En el caso de los curas ya sabemos que normalmente se oculta un pederasta, detrás de los políticos se ocultan miserables títeres fáciles de corromper, detrás de los intelectuales se esconden verdaderos pedantes, ignorantes de la mayoría de lo que alardean. Con la de años que llevan viviendo y todavía no se han dado cuenta de que todo es una broma. No hay luto ni catástrofe en la que no se pueda ver, extraer  lo divertido; que la seriedad cuando implica un drama es patética. Y para colmo, en occidente, los funerales son el colmo de lo triste y arrastrado, deberíamos de aprender de África, donde la muerte de un familiar es toda una celebración.




Tenemos tanto que aprender de esos supuestos pueblos primitivos e incivilizados... sus Dioses al menos son más cachondos que los católicos.

No me hago responsable de los comentarios serios, me los tomaré como una broma. Hace unos años yo era una persona muy seria, educada, incluso aparentaba ser un intelectual con mis gafas metálicas y un libro en mano (aunque dentro hubiese oculto un cómic o una revista pornográfica), pero todo esa ha terminado y no me tomo en serio a mi mismo y mucho menos el texto de hoy, que me ha quedado demasiado infor-mal, mal, mal.

sábado, 23 de octubre de 2010

Homenaje a mi móvil... aunque apenas lo uso


No he estado nunca enganchado a las nuevas tecnologías, si que es cierto que inicialmente me hizo gracia eso del móvil, de poder llamar desde cualquier lugar sin depender de las sucias y decrepitas cabinas telefónicas  y hablar en perfecta intimidad mientras vas andando por la calle con la única limitación de la cobertura, la batería y del saldo. Pero cuando veo a alguien con un Nokia N(lo que sea) o un iphone y veo el uso que le dan, sin sacarle partido más que para juegos, una navegación por internet lenta o un monstruoso "mp3", pienso que se han gastado la pasta en una tontería, en una pijada, si, ya se que también lo "regalan" por puntos después de dejarte una pasta llamando por teléfono, si ya que también lo dan cuando te pasas a contrato con ciertas ofertas. Si, ya se que también se puede utilizar como GPS, pero yo prefiero tener un aparato específico para conducir y cuando voy a algún sitio ya me entero antes a donde ir a parte que siempre tengo la emoción de perderme,  de preguntar y que te indiquen mal; forma parte de la salsa de la vida.

 Si me dices que tienes una BlackBerry para el trabajo, que la usas fuera de él y sin querer te has vuelto adicto a ella, vale tiene justificación; hasta Obama ha caído bajo, como ha confesado varias veces. Aunque visualmente esas teclecitas tan minúsculas me parecen de lo más estresante. Si que le veo sentido a un ipad como herramientas de trabajo portable (aunque sólo sea para sentirme como un ingeniero de Star Trek); pero el precio tira bastante para atrás... por lo que seguramente, cuando tenga dinero, antes caeré en la tentación de pillarme un odioso "Netbook" (por su odiosa pantalla que después de una hora leyendo en ella te quedas ciego).

Si que le veo sentido al uso de los clásicos ipod o a cualquier reproductor de mp3, pero no a la tendencia de los mp4 con esas micropantallas que supuestamente sirven para ver vídeos y películas, yo prefiero tener un reproductor bien pequeñito finito, en definitiva, no me gusta utilizar el móvil como mp3 y no me gustan los mp4 "todo en uno", es más, es que últimamente no utilizo ni móvil ni el mp3, el primero sin darme cuenta lo dejo abandonado un par de días en el escritorio hasta que se empieza a quejar (los odiosos pitidos de los motorola) y acaba muriendo, o mejor dicho descargandose la batería por completo, horas o días más tarde me percato del despiste y lo pongo a cargar, aunque yo lo considero más bien una resurrección... Antiguamente el móvil me servía para mirar la hora, pero para eso tengo el Pc y cuando voy por las calles todo el mundo lleva móvil (menos yo, claro) y se puede preguntar sin problemas; aparte, la hora se puede ver en  el bus, en el metro, hay enormes relojes digitales infalibles, en los comercios, en cualquier coche; nadie se libra del tiempo.

Y es que cuando tengo que llamar a alguien lo hago desde el fijo, me sale más económico y el móvil lo tengo más como "chivato" de Sms o llamadas perdidas, es como consultar el correo, sólo que mucho más rápido, de hecho a veces respondo a los sms y pérdidas mediante mail. He cogido un buen habito, no llevo encima el móvil, excepto cuando he quedado con alguien que vive lejos que puede demorarse en exceso, pero nada más, si la otra persona llega tarde, ya me esperaré, y si es mi caso ya me esperará, ya puede ir llamando... Reconozco que soy de los que se ofendían cuando alguien no llevaba el móvil encima, pero ahora los papeles se han turnado y espero que esta situación de desenfado dure: ir sin móvil. Ahora que lo pienso, es una manera de rebelarse; sobretodo si ni siquiera lo tienes.

Creo que cuando la batería de mi móvil me dure un día me plantearé el cambio, aunque siempre lo puedo tener apagado y encenderlo sólo para los Sms, por si los recibo o alguna llamada puntual. Una de las ventajas que tiene mi supermóvil es que la pantalla externa es de un Lcd monocromo por lo que gasta menos que cualquier modelo moderno. 

Otra característica "friki" que me hace gracia de mi móvil es que el fondo de pantalla de uno de los tres estilos visuales predefinidos que tiene, se asemeja al fondo de escritorio de Windows 95, todo un detalle austero para alguien como yo, que presume de usar mi XP de emergencias (yo utilizo Linux) con el look del anticuado WindowsNT. Para mi es una situación divertida el hecho de mostrar mi pantalla a la gente que tiene sus móviles flamantes, con sus imagenes de fondo y widgets y en cambio yo ese tono azul, como verdoso soso y nostálgico. Para colmo, las músicas que tiene son bastante horrorosas u horteras y no se pueden borrar, como mucho se pueden añadir  a su función de mp3 e o archivos Midi que él reproduce con uno de los peores bancos de sonidos que te puedas imaginar, pero al final, después de probar centenares de mp3 y archivos Midi... me quedo con el típico sonido de llamada, el estresante, el que sirve como despertador, el que oyes aunque estés en otra planta o lo hayas enterrado por equivocación en una tumba.

Volviendo al tema del reproductor mp3, algo parecido me ha pasado, lo estoy "dejando", antiguamente me gustaba escuchar música en el metro o por la calle, para no escuchar la de los demás, pero lo cierto es que no nos engañemos o te quedas sordo de subir el volúmen o no escuchas realmente bien la música, así que finalmente tampoco me llevo el "mp3", salvo cuando me voy de viaje donde lo utilizo como comodín para momentos de gran aburrimiento o cuando necesito un entretenimiento adicional o no puedo dormir (antiguamente escuchaba la radio). En el metro prefiero aislarme escribiendo en mi libreta o escuchando conversaciones ajenas, ver como se mezclan las palabras de la gente y montarme mi historia, ponerme al día de la actualidad con la, a veces lamentable, prensa gratuita, etc. 


Se me olvidaba la mejor parte, la publicidad, no os he dicho lo mejor de mi móvil y es que, como siempre comento a todo aquel que lo ve, puedo presumir de que es casi indestructible, trabajando se me cayo desde un piso y medio de altura y salió intacto, se me ha caído varias veces al suelo, otra veces lo he tirado yo a posta para demostrarlo y él simplemente se apaga de golpe pero luego lo enciendes y como si no hubiese pasado nada, está lleno de rasguños, pero su funcionalidad está intacta. Es más, suponiendo que alguien me lo vaya a robar, seguro que se lo piensan y me lo devuelven inmediatamente, no creo que se pueda ganar ni un euro por una reliquia como la que llevo encima; quizás dentro de una décadas puede valer una millonada, pero también podría ser que la raza humana no existiera. ¿Queréis saber sus características? Espera que mire el manual de instrucciones... Pues le puedes poner una microSD de 1giga para escuchar canciones en un monoauricular, tiene Bluetooth, una pantalla en color, manos libres, una vergonzosa "cámara" de 0,1 megapixels que escupe retratos casi abstractos...

Seguro que más de uno le habrá entrado envidia al ver las fotos que he puesto y hasta es capaz de comprármelo por un módico precio, pues lamento deciros que mi Motorola N-180 está descatalogado y yo de él no me pienso deshacer así como así; es mi tesoro. Por cierto, olvidé comentar que lo utilizo como segundo despertador.




El día que se me estropee el móvil, no se que haré, estaré perdido, comprarme otro me llevará a un bucle enfermizo por encontrar uno de aspecto parecido, con una funcionalidad tan escueta; lo echaré de menos como un gran amigo, me arrepentiré de no haberlo usado más o de usarlo menos para que durara unos cuantos años o décadas...

viernes, 22 de octubre de 2010

Lo que queremos y lo que somos

El título de hoy me ha quedado un poco más pretencioso de lo habitual, se podía haber reducido a "El quiero y no puedo... y lo que deberíamos hacer", pero me ha gustado más el actual enfoque épico, filosófico, para llamar la atención, como siempre.

Hoy no me apetece escribir mucho, se me han quitado las ganas, un pensamiento se ha originado en mi interior y me está revolviendo por dentro como una pesada indigestión por el menú de un"fast food". No es nada nuevo, ya lo he tenido en otra ocasiones, es algo que está floreciendo, dando sus frutos, que pide su espacio como un Alien que desea salir afuera de nuestro estómago y campar a sus anchas. Y es que cuando más tiempo paso en este mundo, más me doy cuenta que en esta vida hay que ser honestos con nosotros mismos, coherentes, nada de vendernos por amor ni por contratos de por vida, nada de darle la razón a nadie por algún tipo de miserable interés o para contentar el ego de los demás y que se callen; es mejor no escucharles. Es preciso decir siempre la verdad en lo que concierne a nuestra actitud si no aspiramos a nada más que ser simples observadores. Es preciso revisar las acciones pasadas de uno mismo y detectar los fallos y corregirlos antes de que nos arrepintamos.

Quizás mi inquietud no es más que un recordatorio de la edad que tengo, quizás es un aviso de que llevo una vida demasiado contemplativa o demasiado reflexiva.

Es muy fácil perderse en pretensiones que sólo son una pérdida de tiempo, de atascarse en preferencias ajenas, en opiniones distantes a las de nuestra naturaleza; a la personalidad de uno que llevamos escondida entre rutinas y limitaciones de la sociedad. Ya está bien de lamentarse, de llorar para nada, de engañar a los demás yendo de sensiblero o de tipo duro, algunos somos más que emociones a flor de piel; hay una profundidad mayor por descubrir, ya está bien de hablar tanto de tu obra sin ni siquiera terminar al menos la sinopsis, ya está bien de entregar eternos borradores, ya está bien de tomárselo con calma, el tiempo se acaba.


Me gustaría tenerlo "todo", saber diferentes idiomas, viajar por el mundo, leer más libros, estudiar diferentes campos de la ciencia, tener el valor de analizar a fondo al menos una religión, experimentar todo tipo de placeres y perversiones, pero soy consciente de mis limitaciones, de que no puedo abarcar tanto, de que debo centrarme aún más, concentrarme en lo que de verdad me interesa y define y atacar a la presa de un sólo disparo para poder disfrutar lentamente de su manjar. Hay que saldar cuentas con uno mismo cuanto antes, no sea que se haga demasiado tarde y el duelo nunca llegue a realizarse o directamente perdamos tras una humillante derrota. Yo he empezado hace tiempo.
-------------------------------------

Me gustan algunas canciones de Reed, como la del vídeo que he dejado, facilonas, marchosas, medio cantadas, con alguna letra más o menos divertida, pero no nos engañemos no hay mucha profundidad que digamos, pero que más da, la música es lo importante y que nos llegue de una manera u otra. Por cierto, el personaje que deambula por el clip es un ángel de la película "El cielo sobre Berlín", una original película de la cual se hizo un vomitivo e infumable remake con Nicholas Cage y Meg Ryan como protagonistas.

jueves, 21 de octubre de 2010

Todos dicen I love you

Sin duda alguna todos o a casi todos los hombres solteros enamorados les llega el momento en que se tienen que declarar ante su amada, no pueden esperar más, cuanto más tiempo pasa, más se corre el riesgo de perderla en manos de otros pretendientes más rápidos o espabilados. Antiguamente se compraba un ramo de rosas, se iba a visitar a la doncella en cuestión, la llevabas a un lugar solitario y les soltabas el previsible cliché de "Te quiero" con más o menos palabras de por medio. Entonces, si tus cálculos habían ido bien es cuando ella coge el ramo, finge que huele bien y te da o le das el morreo de turno y en menos de lo que canta un gallo, si ella no es muy puritana se acaba practicando el sexo/amor con ternura en algún lugar íntimo.

Es triste pero cierto, ellas son muy sensibles (o eso dicen las malas lenguas), es difícil que caigan rendidas a nuestros pies solamente con miradas viciosas, con piropos de obrero, hay que hacer poesías, recitarlas ante ellas o enviarlas por mail, hay que ir bien vestidito cuando quedes con ella y a ser posible invitarla a todas las fantas que quiera, ah y no te olvides de poner una voz tierna y angelical, soltando siempre palabras bonitas, de lo contrario, ella se irá a por otro. No puedes decirle: "tía, me pones un montón, quiero echarte un polvo y luego quizás me planteo una relación". No, tienes que confesarte, seguir todos los pasos en el orden correcto o, de lo contrario, no mojas.

Hoy en día, en entornos "teen" aún se puede uno declarar a distancia, mediante el messenger, el facebook, etc, es más fácil y si ella dice que no le gustas, siempre le puedes soltar que era una broma y soltar un XD, etc. En entornos ya "puretas" cuando se roza los 40's también se puede recurrir a plataformas tipo "Meetic", "match.com" pero ninguna te asegura sexo gratis instantáneo y aún menos al amor de tu vida. Y es que la conquista, por lo general, siempre es algo largo, hay que mirar mucho, sonreír, aguantar conversaciones ridículas, hacerle la pelota, todo para que luego, cuando menos te lo esperes, el listillo de turno te la quite.

Insisto, todos dicen I love you (como la película de Woody Allen), pero antes de cometer la insolencia de arrodillarse ante tu amada y soltar las tres mágicas palabras, hay que estar seguro que ella piensa lo mismo, de lo contrario es muy fàcil que ella se ria en tu cara y te traumatize de por vida con alguna frase como "no eres de mi tipo" o "me gusta más tú hermano", etc. La crueldad de algunas de las féminas llega al punto que a veces son capaces de soltar perlas como "Ni que fueras el último hombre en el mundo saldría contigo" y quedas destrozado y  tienes que escuchar durante días canciones de desamor para recuperarte. En el mejor de los casos, puede que  ella te rechace pero te abrace como si fueses un hijo y se apiade de ti mientras le sueltas unas pucheros y quedas como un tonto que ha visto demasiadas películas de amor.


Y llegamos al punto en que nada ha funcionado, cuando esas cansado de tanta tontería, cuando sólo quieres sexo, rápido, seguro pero sin tener que dejarte grandes cantidades de dinero y sufrir las vejaciones social de convertirte en un putero y que te descubran. ¿Que hacemos? ¿Recurrimos a plataformas tipo Badoo, Sexbook? Pues no, lo normal es probar con las chicas salidas de la discoteca, eso si, hay que meterle morro al asunto y tener una buena presencia mínimamente agraciada o ella se irá con el cholo de turno, pues quieras o no, ellas tienen más para elegir, no en vano, en las discotecas cuando queda una hora de cerrar siempre oigo a alguien decir: "Buff, esto parece un campo de nabos...". ¿Y que hacemos? Pues muy fácil, ligar con la guiri de turno, feucha, salida, y emborracharla aún más de lo que está. En este caso es muy fácil, lo único que hay que hacer es esperar el momento adecuado y después de varios piropos sobre su físico y su tierra, soltarle cuando menos se lo espere el típico "I love you". Pero claro, si no es Inglesa o Americana, no vale decírselo de esta manera  (aunque lo entienda),  por esa misma razón, para aseguraros la jugada siempre que salgáis de noche tenéis que llevar una chuleta con las diferentes traducciones, del clásico "te quiero", aquí os dejo la lista por cortesía de  amorpareja.hispavista.com:



Albanés: Te dua
Alemán: Ich liebe dich
Armenio: Yes kez si'rumem
Búlgaro: Obicham te
Catalán: T'estimo
Coreano: Dangsinul saranghee yo
Cheyenne: Ne mohotatse
Danés: Jeg elsker dig
Húngaro: Szeretlek
Esquimal: Nagligivaget
Filipino: Mahal kita
Griego: S'apayo
Creol: Mi aime jou
Esperanto: Mi amas vin
Español: te quiero, te amo
Etíope: Afgreki'
Francés: Je t'aime
Hawaiiano: Aloha i'a au oe
Euskera: Maite zaitut
Gaélico: Ta gra agam ort
Inglés: I love you
Latín: Vos amo
Lituano: Tave myliu
Quichua: Ñuca yaquirini
Sioux: Techihhila
Sueco: Jag a"lskar dig
Portugués: Amo
Libanés: Bahibak
Italiano: Ti amo
Holandés: Ik houd van jou
Ruso: Ya vas liubliu
Rumano: Te iubesc
Japonés: Kimi o ai shiteru
Árabe: Ana Behebek (Chico a chica) Ana Behebak (Chica a chico)
Hebreo: Ani o'have otach Ani o'he'vet ot'cha
Vietnamita: Anh ye^u em (hombre a la mujer) Em ye^u anh (la mujer al hombre)
Irlandés: Taim i' ngra leat
Noruego: Jeg elsker deg (Bokmaal) Eg elskar deg (Nynorsk) Jeg elsker deg (Riksmaal)
Chino: Goa ai li (Amoy) Ngo oi ney (Cantones) Wa ai lu (Hokkien) Wo ai ni (Mandarin) Wo ai ni (Putunghua) Ngo ai nong (Wu)

Vale, ya podéis empezar a ligar con las "guiris". Y ya puestos, para no meter la pata, pasad primero por aquí  http://translate.google.es/# y aprended a hacerlo de la manera más robótica posible con la función de Voz/escuchar. ¡Podéis poner cualquier frase sucia y el resultado es igual de divertido!

Si tenéis problemas con el Alemán, el ruso, xeco o dialectos parecidos, no hay nada como ponerse un buen trozo de hamburguesa en la boca, masticar un poco y probar de soltar de todo corazón la mágica combinación de palabras.
De nada.






miércoles, 20 de octubre de 2010

Thoughtless kind

Voy a ser desconsiderado con vosotros, a empezar del revés, a hacer el pino, a soltar las palabras antes de perder el equilibrio y caerme; hoy toca primero la música, seguido de la letra y luego el texto de siempre; es que cuesta pensar y hablar cuando estás sujetando tu cuerpo con los dos brazos en vez de con las piernas:



If you grow tired of the friends you make
In case you mean to say something else
Say they were the best of times you ever had
The best of times with the thoughtless kind

We dress conservatively at the best of times
Prefer the shadows to the bright lights in the eyes
Of the ones we love, the bright lights in the eyes of the ones we love

What we see, what we imagine the eyes tell us nothing
The bright lights in the eyes of the one we love will tell you
Nothing except that you’re the thoughtless kind

If you grow tired of the friends you make
Never ever turn your back on them
Say they were the best of times you ever had
The best of times with the thoughtless kind


Bellísima canción la de antes, no es su mejor interpretación, pero cumple perfectamente a modo de presentación para los que desconozcan la obra del músico galés. "Thoughtless Kind", no sabría si traducirlo como del "tipo inconsciente" o desconsiderado, creo que me quedo más con la primera acepción, intuyendo el homenaje, por llamarlo de algún modo: una letra que tiene toda la pinta de estar dedicada al inconsciente de Lou Reed, ese megalómano obsesionado en tener el control absoluto de sus producciones y de los músicos de estudio con los que ha trabajado, esa criatura desconfiada incluso de amistades desinteresadas como lo fue con su mano derecha en la mítica "Velvet Underground": el mismísimo John cale.

Mucho se ha hablado de Lou reed, que si es un psicópata, que no es un músico, que es un paranoico, pero para nada es ingenuo, si algo hay que reconocerle es que ha sabido sacar partido a todos sus defectos, observando su alrededor y haciendo memorables cancions con la VU o en su carrera en solitario. Pero no todo es tan bonito como lo estoy pintado, en su destructiva evolución como persona ha maltratado tanto a amigos, músicos como todas sus relaciones sin importar si eran  hombres, mujeres o travestis, llegando al extremo de insultar, humillar y expulsar de su vida a todo aquel que no le ha seguido el juego. Y para colmo, también tiene la fama de pranoico y ex-yonkie (en los 70-90´s tenía miedo que le dispararán en algún concierto a modo de venganza), puesto que no es ninguna secreto el hecho que le encantaba maltratar en extremo todas las relaciones que tuvo; excepto con Laurie Anderson su actual pareja y por lo que parece la cosa va viento en popa.

Pero no es oro todo lo que reluce, a pesar de lo que digan la mayoría de crítico y el injusto juicio de la historia, Lou Reed no es tan bueno como dicen, se podría decir que es una especie de tipo acomplejado, un "average guy" consciente que no es ni un buen guitarrista, ni un buen cantante, aunque eso si. siempre se ha sabido defender con las letras. Es fácil verlo como un mediocre con carisma, un tipo listo que solamente ha sabido sacarle partida a esos tratamientos de electroshock que recibió a temprana edad al acusarle sus padres de ser gay. Sólo así pudo empezar a crear una oscura leyenda de traumas que se convirtieron en un filón como ser torurado, 'pero la realidad es que siempre ha sido un torturador. Lou Reed se lo montó bién, empezó haciendo covers de rock'n' roll como músico de sesión y poco a poco conoció a John Cale,  se impregnó de sus ideas y las hizo canciones, conocío a Andy Warhol, etc...  Haciendo un  rápido balance a su discografía, dejando de lado los pocos discos de los 90´s de gran calidad, parece que sacó todo su potencial en los sesenta, que exprimió cada gota de inspiración que le proporcióno el  meterse todo tipo de droga para inspirarse... menos con la Heroina,  que curiosamente es el nombre del tema con el que más nostalgia se le puede recordar. Y es que sus mayores exitos musicales casi siempre han sido debidos a tener en su banda o a su lado cerebros creativos superiores al suyo, como por ejemplo David Bowie, Mick Ronson, Bob Ezrin, Dick Wagner, Steve Hunter, Robert Quine, Mike Rathke...

Pero no todo es negativo, no lo voy a negar, tiene algunas buenas canciones en los 70's y un estilo propio sin igual; no me parece mal que haya pasado a la historia gracias a unos singles peculiares como Perfect Day, Dirty Boulevard y lo cosechado en la VU. Aunque me repatea que se le de tanta relevancia mediática como "artista", sobretodo cuando estrena una obra musical para perros (y se sobrentiende que para los amos también) y la crítica no lo deja mal después de todo. Habría sido curioso ver que habría hecho la "Velvet Underground" si hubiera seguido con John Cale al frente en vez de Lou echarlo de patitas a la calle sin siquiera decírselo a la cara. Y así fue como el underground subió a la altura de la calle y el grupo neoyorkino "independiente" por antonomasia se convirtió en una burda copia, haciendo canciones pop sin el atractivo de la viola, de la voz de Nico, sin las temáticas duras y el enfoque poético barriobajero de sus inicios, afortunadamente no duraron mucho, no triunfaron lo suficiente y lo dejaron antes de ensuciar más su reputación. Deshecha la VU, Lou optó por el Rock'n'roll y el macarrismo como señas de identidad y John Cale opto por el pop sensible, por la vanguardia y por un rock desquiciado pero tremendamente original para la época.

Si Lou Reed y John Cale hubieran seguido juntos en la Velvet Underground posiblemente habrían parido un "Paris 1919"  más rockero o más depresivo o un "Berlín" más personal y hogareño sin tanta mano del productor Bob Ezrin. Quizás si hubieran seguido siendo colegas podrían haber hecho algo mejor que con el minimalista homenaje a Andy Warhol "Songs for drella", del cual salieron preciosas piezas. Quizás Sterling Morrison habría seguido tocando la guitarra y se habría convertido en un guitarrista de blues o Rock'n'roll de renombre en vez de un profesor de literatura, quizás Maureen Tucker habría aprendido clases de percussión africana o clásica y tendríamos a la baterista-precusionista femenina más famosa del planeta, pero no, de lo que pudo ser sólo nos quedan los radicales esbozos de "The velvet underground y Nico" y "White light White heat". Ah y divertidas canciones de Rock'n'roll  minimalista y pop pre-indie en los discos restantes.

¿Es Lou Reed capaz de cantar una canción sólo con su guitarra y voz y transmitir de la manera en que lo hace John Cale? No. ¿Es Lou Reed capaz de hacer una versión ajena y mejorarla como hizo John con Heartbreak Hotel de Elvis? No, demasiado ego como para coger con cariño un tema ajeno sin destrozarlo, demasiado ego que le hace ir siempre ir de chulo, de matón y excusarse con que así es el tipico NeoYorkino cuando en realidad no es más que un cliché publicitario. John cuando se ha puesto en plan chulo, hasta da más miedo, no en vano, él también es un paranoico integral.

Texto inspirado en los hechos contados en los libros de Victor Bockris  "What's welsh for Zen: Una autobiografía de John Cale" y "Transformer: las metamorfosis de Lou Reed", ambos libros carentes de sensacionalismos donde se detallan los aspectos más sórdidos y privados de la vida de Lou y John, de su música, de lo que fue la Velvet Underground, con y sin Nico.

martes, 19 de octubre de 2010

El reverendo irreverente

Cada uno hace lo que puede, no hay que pretender gustar a la mayoría si no se sintoniza con ella, ya está bien de pretender lo que no se es, de venderse con mediocridades pretenciosas o de sonreír a la cámara si no te apetece. Si no se tiene un talento nato para atraer a las masas hay que conformarse con la calidez o el rechazo minoritario del underground. Al underground no le importa lo bien o lo mal que lo hagas, no te tirarán tomates si no les has vendido la moto diciendo todo lo contrario, no te escupirán a la cara mientras les avises que tu propuesta es algo personal, sin concisiones a los establecido. Si te muestras sinceramente como verdadero "underground" posiblemente no pasarás a la historia pero saldrás ileso del show ante los verdaderos radicales y se lo podrás contar a tus nietos con gran satisfacción y quien sabe, con un poco de suerte puede que esa misma noche mojes con alguna groupie descarriada que te haya confundido con la estrella "bohemia" de turno, posiblemente por haberse tomado unas copas de más.

El underground está ahí para tomarse algo, para respirar aire viciado en vez del acondicionado, el underground está para hablar de lo que se quiera o directamente no hablar, puedes gritar, desafinar mientras tocas tu instrumento, recitar versos o leer la lista de la compra, puedes saltar sobre las mesas o lo que te de la gana si luego pagas los desperfectos. El precio de la libertad es caro, los círculos comerciales son los más frecuentados y a veces el underground es una farsa y nadie te hace caso... pero más caro se paga cuando uno se limita a pensar en los demás, en pensar en vender tu obra a los medios, a pensar en los buenos modales; para eso están los trabajos o los actos sociales respetuosos como la política o los pregones en las fiestas de barrio. Si lo que uno necesita es saltarse las normas, gozar de lo radical, no veo ningún mal en que se haga como recreación desde un escenario. Desde aquí os hago una reverencia a todos los pacientes lectores que hayáis llegado hasta esta golosina de entrada: fuck you!



Si os pensabais que iba a poner el tema "Underground" de Tom Waits, o alguno de los artistillas mainstream como Janis Joplin, Serge Gainsbourgh, Green Day, Patti Smith, Offspring, The smiths, ¿sigo? como hace poco me recomendaron, pues no, hoy me apetece poner al tontainas de Billy Corgan y su "Fuck you (an ode to no one)". Este espacio es mi escenario, la entrada es gratis por eso pongo y hago lo que quiero de la manera en que quiero, si alguien no le gusta y cree que tengo que aprender a escribir mejor o expresarme mejor, pues muy bien, pero ninguna de las dos posibilidades forman parte de mis planes a corto plazo, así que portaros bien o ya sabéis lo que toca: puerta o portazo, mejor que os vayáis antes de que os de una patada en vuestro trasero, sin importarme si son hombres, mujeres voluptuosas, niños o molestos anónimos. Hoy me siento algo punkie, pero no de los que llevan cresta o ropa cara diseñada por Malcolm Mclaren y escuchan el reggae bizarro de "The Clash" o el montaje musical de los "Sex Pistols" sino los que cuando la situación lo precisa alzan el dedo corazón hacía la persona que les toca las narices con tonterías del corazón y otras mandangas.

I'm never coming back
I'm never giving in
I'll never be the shine in your spit
I disconnect the act
I disconnect the dots
I disconnect the me in me
And you're mistaken, it's you that's faking
Living and breathing and dying too
This message is for anyone who dares to hear a fool
You can't bring me back, you can't bring me back
Cause i gave it all back to you
Thru sacred alleys, the living wrecks
Wreak their havoc upon this world
The disenchanted, the romantics,
The body and face and soul of you is gone down that deep black hole
Destroy the mind-destroy the body-but you cannot destroy the heart
And you, you make me so i need to disconnect
And you make it so real
I don't need your love to disconnect
To runaround kids in get-go cars
With vaseline afterbirths and neon coughs
Galaxies full of nobodies
Giving us the farewell runarounds
I took a virgin mary axe to his sweet baby jane,
Lost my innocence to a no good girl, scratch my face with anvil hands,
And coil my tongue around a bumblebee mouth
And i give it all back to you
No way, i don't need it, i don't need your love to disconnect
And you make it, so real, i don't need your love to disconnect
No way to disconnect
And you make it so real
I don't need your love to disconnect
No way to disconnect



lunes, 18 de octubre de 2010

No sólo el amor está en el aire

Hace una semana fui al cumpleaños de un amigo mío, pero no era una celebración cualquiera de esas con pastel con velas y muchos regalos que cuando los ves te dan ganas de tirarlos a la basura por lo barato y de mal gusto que son, sino una de esas fiestas desenfadadas con chicas simpáticas inoportunas de por medio y mucho alcohol al alcance de la mano. Y bien, fue curioso porque en principio yo no estaba invitado, más que nada porque la idea del anfitrión era más de hacer una cena normal y corriente en su casa con pocas personas seguido de un clásico "tomar algo", pero al final estuve en la lista de los pocos privilegiados. Al aceptar la invitación se me olvidó preguntarle al amigo en cuestión que traer para cenar ya que era demasiado tarde para comprar un regalo (a parte de que ni me gusta hacer regalos ni que me los hagan, al menos para esas fechas)  así que le hice una llamada:

-¡Eh tio, que se me ha olvidado de preguntarte lo más importante! ¿Que traigo?
-No traigas nada, hombre, tú ven y ya está.
-No, en serio, algo hará falta, puedo comprar algo, patatas o bebidas, traigo birras???
Y yo, esperando que me dijese algo de los items comentados me dijo:
-Bueno, si, hay algo que si que puedes traer...
Y yo, que me esperaba algo de comer, me dijo: "llévate algo de humor".
Y claro, no entendí la palabra y le dije: "¿como, y eso se come?"
Y fue cuando no pudo evitarlo y empezó a reírse pensando que había hecho un chiste y fue justo en ese momento cuando tuve la revelación de la noche: entendí que el humor no sólo estaba en la televisión, en los libros sino también podía estar en el aire, se desplazaba con el sonido, a través de las ondas del cable telefónico durante toda la ciudad, podía llegar a varia gente, sólo hacía falta encontrar la fórmula adecuada.

Al final fui al "Paqui" de cerca de su casa y traje unas Xibecas. La cena estuvo bien, el pobre invitador se puso a cocinar y mientras tanto, a pesar de que me ofrecí para ayudar, me castigaron a estar quietecito en el sofá así que empecé a beber y beber y no se como pero empezamos hablar de mujeres, de gatos, de sexo y otras conversaciones animales. Y llegó el papeo, nos habían preparado unas ricos Nachos con Guacamole como entrante y unas jugosas hamburguesas para rematar el manjar, pero por entonces ya me había bebido casi una botella y media de cerveza barata por lo que mi humor desenfadado se había vuelto algo desfasado pero ya nada importaba, no sólo yo decía tonterías fuera de tono, el humor estaba en el aire y no creo que fuese por el hecho de que uno de ellos encendiese un porro cerca de la ventana, digamos que el humor estaba en el ambiente, nuestros cerebros posiblemente rendían por debajo de un 10% pero eramos felices y no importaba que las mujeres fuesen frígidas, feas o sólo quisieran que bailase la canción de Lady Gaga, al final bailé, bebí mucho más y fuimos a tomar algo, pero yo estaba tan borracho que hasta me olvidé de pedir y acabamos haciendo un sano botellón hasta que por arte de magia apareció un pastel casero de la nada y nos ahorramos los típicos churros para terminar la fiesta.

---------

Posiblemente Zappa ha sido el único músico y compositor que ha entendido la verdadera naturaleza del humor, algún día debería de escribir algo más de este prolífico terrorista musical.


Dejando atrás la crónica ebria y volviendo al tema del humor, es una triste realidad el saber que hace años el amor está en el aire, es más, tiene el monopolio de la atmósfera de la emociones, películas, libros, música, pero no, en un nivel menos popular también está el odio, el asco y aunque no seamos conscientes, también está el humor con combinaciones de todas éstas. Ese día simplemente fui consciente, a modo de revelación barata, que también había un espacio para reírse a modo de terapia. No se, me da que pensar, esparcir el humor no es tan  difícil, el mundo iría mucho mejor si en vez de limpiar por las noches las calles derrochando agua no potable con mangueras, hubiesen máquinas esparciendo humor de una manera u otro (como por ejemplo con el gas de la risa). Pero no, sólo tienen impúdicos camiones cisterna y mangueras de bombero de tercera categoría para arrastrar la suciedad, para arrancarla temporalmente de un lugar para otro, pero luego por la mañana se queda todo pegado y al día siguiente los barrenderos casi no pueden con ella, se ha convertido en una segunda piel de la ciudad.

domingo, 17 de octubre de 2010

Love on the air

Siempre me ha disgustado que un grupo utilice el mismo título de una canción de una banda que me gusta, encontré insultante "Megalomania" de Muse que suena más que nunca a unos Radiohead ambientales o "Paranoid" de los mediocres Jonas Brothers, todas ellas canciones de mis preferidos satánicos "Black Sabbath" (1, 2). Volviendo a la cuestión, hay un tema de David Gilmour que cuando vi el título dije: "Oh, ha cogido un cliché para vender más la canción, como se le ocurre a un tipo del "progresivo" hacer publicidad del clásico "Love is in the air"!!!" Pero estaba equivocado, el título es diferente, hay un matiz que le da dignidad, o quizás fue por un tema de derechos de autor que no sabemos.

Siempre preferí al megalómano Roger Waters como letrista y compositor, siempre encontré forzado e injusto el retorno de los Floyd en 1987 con ese suspenso fragrante llamado "A momentary Lapse of reason", me sóno a David Gilmour emulando el sonido Floyd, siempre preferí los densos discos de Waters, su ironía, su histeria puntual, su depresión y con Gilmour siempre me he quedado con su voz rasposa, con su impresionantes solos de guitarra, pero una vez pasada la tormenta y en tiempos de sequía por parte de ambos líderes he acabado digeriendo las canciones poppies de Gilmour, incluso me ha gustado el tontorrón tema de "Love on the air" que encima se atrevió a omitir el solo de guitarra por un pequeño puente musical, algo bastante raro, como de "vendido" pero no me importó, a fin de cuentas es un single. Pero, sinceramente, prefiero otros temas, prefiero su disco debut, me quedo con cualquier otro de "About face" como por ejemplo el épico "Near the end".

Y es que quien necesita alegrarse el cuerpo con la molona y bailarina canción discotequera de John Paul Young (ideal para cualquier boda donde se precie una música retro en los bailoteos de madrugada) cuando puedes disfrutar de una música melancólica y facilona para pasar el rato recordando viejos tiempos psicodelicos.



(la letra es algo ñoña, pero la idea es buena)

La he cogido de aquí


Letra Original:

Love on the air
I keep transmitting
 but reception is hazy
I don't get an answer
Keep sending it faster
Always knew it was crazy
To put my love on the air.

No one will hurt me again
No one will cause me to lie
No one will control me by pain
No one will cause me to cry
I was looking for love
In wandering eyes
Like a ship trying to fix on a beacon
I learned how to sigh
On the ribbon and wires
It's a habit that's so hard to weaken



No one will ever manipulate
Make me promise to do or die
No one can make me hesitate
What can I lose if they try
I was looking for love
Like the very first time
Didn't realise love never left me
Contradicted - conspired
I connived and designed
Nothing on earth could arrest me.

Reception is hazy
When you put your love on the air
Always knew it was crazy
To put my love on the air
But I only communicate
When I put my love on the air
You don't have to consummate
Love on the air
Letra Traducida:

Amor en el aire
Sigo transmitiendo 
pero la recepción es confusa
No obtengo una respuesta
Sigo enviándolo más rápido
Siempre supe que era una locura
Poner mi amor en el aire.

Nadie me hará daño otra vez
Nadie me hará mentir
Nadie me va a controlar
 mediante el dolor
Nadie me hará llorar
Yo estaba buscando el amor
En ojos extraviados
Como un barco tratando de fijar
la vista en un faro
He aprendido a suspirar
En la cinta y en cables
Es un hábito que es tan difícil de debilitar

Nadie nunca me va a manipular
Me hice prometer hacerlo o morir
Nadie me puede hacer dudar
¿Qué puedo perder si ellos lo intentan?
Yo estaba buscando el amor
Al igual que la primera vez que
No me percaté que el amor nunca me dejó
Contradecido - conspirado
Yo cómplice y diseñado
Nada en la Tierra podría detenerme.

La recepción es confusa
Cuando pones tu amor en el aire
Siempre supe que era una locura
Poner mi amor en el aire
Pero sólo me comunico
Cuando pongo mi amor en el aire
No lo tienes que consumar
El amor en el aire

sábado, 16 de octubre de 2010

Cuando el principe azul te sale rana

Que desgracia, que frustración contemplar a esa criatura de aspecto reptiliano en el charco, croar, saltar, sacar la lengua y comerse un insecto y pensar ingenuamente/románticamente que de ahí puede salir un principe azul. Hay tantas especies de sapos, de ranas en el estanque que es muy fácil equivocarse. Normalmente en las pantanosas discotecas te encuentras con gran facilidad tipos babosos, de ojos saltones, que beben cerveza Budweiser y eruptan para pedirse otro trago.

Princesa, déjame decirte desde aquí que por mucho que beses a ese especímen no conseguirás nada, en mi caso muchas personas me han besado con tal de romper la maldición, amigas, parejas, familiares, algunos besos con lengua, otros sin, con caramelos, chicles, en la mejilla, en la oreja, con invocaciones malsanas, con palabras susurradas en el oído que hacen subir la temperatura, pero nada, el hechizo no se deshace, es más creo que cada vez me siento más del reino de los anfibios como si la maldición se multiplicase.

En la escuela varias encantadoras profesoras me golpearon en la cabeza con todo tipo de varitas mágicas (¿o eran reglas?) con tal de romper la maldición o enmendar mi mala actitud, pero no sirvió para nada, mi capacidad de salto es extraordinario y como mi don de absober birra como si fuese agua del pantano, mientras me como unas palomitas en el local rústico de turno, es un primor, por no decir nada del talento innato de poder emular eruptos de Coca Cola en cualquier momento sin tener que ingerir ningún tipo de bebida gaseosa. A lo mejor es que los principes azules no existen pero si ranas bondadosas, en vez de las habituales venenosas, supongo que las princesitas al juntarse con esas criaturas tambien se vuelven "rana" y los ven con otros ojos más saltones o quizás ya eran como ellos como es el caso de la princesa Fiona sólo que de noche se maquillan en exceso para no aparentarlo, pero luego de día mudan su "Rosa" de princesa por uno de verde anfibio o puede que también reptiliano si además son arpías. También hay mucha lagartija escurridiza por ahí...

Aunque en mi caso me imagino más como un Hop Frog, pero no por el físico, claro.

viernes, 15 de octubre de 2010

Volare, cantare

Volar es un lujo, vale bastante dinero a no ser que cojas los billetes con un año de antelación, parece que "flotar" o levitar durante un breve salto en el aire es lo más fácil y seguro. Cierto es que lo más barato y efectivo sería descender desde un rascacielos a modo de ensayo de suicidio  (lo que pasa es que no hay vuelta atrás), debe de ser una sensación única la de descender a toda esa velocidad como un superhéroe a punto de salvar a unas víctimas inocentes.  También se puede hacer "puenting" pero no es lo mismo y también es caro, te tienes que desplazar a un lugar específico, etc.

La alegría se disipa al aterrizar en la realidad, el dinero vuela, a la primera ventisca de consumismo o recibos infernales se nos escapan de las manos nuestros ahorros y por mucho que saltemos al ver los billetes en el aire no llegamos a recuperarlo; es entonces cuando viene otro tipo de sensación vertiginosa, la de los números rojos. Por otro lado, la cigüena responsable de la superpoblación nos trae volando niños y más niños y tampoco no hay como pararla; nadie la ha visto, o eso dicen. Como personsajes privilegiados también tenemos a Papa Noel que vuela en su trineo de renos dopados y modificados genéticamente, me imagino que tendrá la invisibilidad de un Predator porque sino no me lo explico como nadie le ha visto o algún avión se ha estrellado contra ellos. Y finalmente tenemos a Superman que, con la excusa que es del planeta Krypton, vuela, se salta las leyes de la gravedad  pero cuando he estado necesitado lo he llamado y ni caso, será porque no entiende el castellano; con Dios me ha pasado lo mismo pero dicen que no hace excepciones con todos aquellos que no tienen fe, por eso en vez de ir al ingrávido cielo, iremos directo a las profundidades del infierno. Y me olvidaba de los pájaros; ellos prefirieron sacrificar su inteligencia y perder unas extremidades para poder manipular objetos con tal de volar, no fueron tontos que digamos; pero es demasiado sacrificio para mi conciencia. Volar casi siempre implica viajar, tener algún tipo de alas, aunque sea bebiendo una bebida con sabor a jarabe; conlleva prescindir de colas, de carreteras, elegir tu propio camino, quizás así si que todos hemos volado en algún momento.

Bueno, como mínimo se puede dejar que la imaginación vuele como he probado de hacer en el parrado anterior. Siempre podemos cantar en un escenario virtual o real o hacer algún "ensayo en la ducha" y volar aunque nadie nos escuché y sólo unos pocos afortunados de fondo nos sigan y piensen en el mal día que han tenido y se pongan a hablar y a emborracharse para olvidar las penas. Pero volar, cantar, no es tan fácil como saber la técnica, o tener los recursos adecuados, hay que saber muy bien donde hacerlo o de lo contrario puede que al volver no encontremos a nadie en casa.


Penso che un sogno così non ritorni mai più
mi dipingevo le mani e la faccia di blu
poi d'improvviso venivo dal vento rapito
e incominciavo a volare nel cielo infinito

Volare oh, oh
cantare oh, oh
nel blu dipinto di blu
felice di stare lassù
e volavo, volavo felice più in alto del sole
ed ancora più su
mentre il mondo pian piano spariva lontano laggiù
una musica dolce suonava soltanto per me

Volare oh, oh
cantare oh, oh
nel blu dipinto di blu
felice di stare lassù
ma tutti i sogni nell'alba svaniscon perché
quando tramonta la luna li porta con sé
ma io continuo a sognare negli occhi tuoi belli
che sono blu come un cielo trapunto di stelle

Volare oh, oh
cantare oh, oh
nel blu degli occhi tuoi blu
felice di stare quaggiù
e continuo a volare felice più in alto del sole
ed ancora più su
mentre il mondo pian piano scompare negli occhi tuoi blu
la tua voce è una musica dolce che suona per me

Volare oh, oh
cantare oh, oh
nel blu degli occhi tuoi blu
felice di stare quaggiù
nel blu degli occhi tuoi blu
felice di stare quaggiù
con te