lunes, 27 de septiembre de 2010

Mientes más que piensas



















¿No os ha pasado que os habéis encontrado con gente que sólo con hablar, mirandoles a los ojos sabes que están mientendo? Seguro que si, es algo habitual, hay gente con poco talento, que se les desenmascara fácilmente, ni siquiera hacen falta pruebas físicas o hechos y aún menos complejas máquinas comprobando la circulación de la sangre o los latidos. Mienten como villanos, su credibilidad se reduce a zero, son aquellos que viven de su engaño, de su creación horrenda. Es curioso ver como un mentiroso de poca monta mezcla verdad con mentira, es divertido ver como se montan la historia, como todo empieza a tener sentido hasta que tropiezan torpemente y lo prueban de arreglar a toda costa. A todos nos ha pasado, de pequeños todos hemos mentido y el adulto de tuno nos ha pillado con las manos en la masa y hemos tenido que hacer lo posible por ocultar la verdad.

A mi ya me parece bien la gente que se autoengaña pues, dentro de lo que cabe, la mayoría son felices, a fin de cuentas, todos nos moldeamos con realidades que distan mucho de la lógica, pero son para nuestro bien, para no recordar que nos hacemos viejos, que somos débiles, que tenemos los días contados en el curro, que nuestra novia nos mete los cuernos, etc. Pero alcanzar el punto de que una mentira se convierta en una verdad, que todas las palabras sean una horrenda estafa es algo que debería de ser premiado o en su defecto penalizado con el exilio. Los que si que si son dignos de admiración son los grandes mentirosos, aquellos que hacen del engaño un arte, sólo mucho más tarde, cuando se han alejado de tu vida es cuando se descubre su crimen. Tenemos ejemplos de estafadores, de asesinos, de espías, traidores, son especialistas en el arte de fingir, de usar su empatía a unos niveles elevados.

He sido sincero, como siempre, o nadie se ha dado cuenta todavía del engaño.
Es broma, he sido sincero, mis palabras me delatan, cuando golpean, cuando no hay vaselina de por medio, cuando hay opinión en vez de sugestión es cuando tenemos la verdad en su esplendor.



I have sinned dear Father Father I have sinned
Try and help me Father
Won't you let me in? Liar
Nobody believes me Liar
Why don't they leave me alone?
Sire I have stolen stolen many times
Raised my voice in anger
When I know I never should
Liar oh ev'rybody deceives me
Liar why don't you leave me alone

Liar I have sailed the seas
Liar from Mars to Mercury
Liar I have drunk the wine
Liar time after time
Liar you're lying to me
Liar you're lying to me
Father please forgive me
You know you'll never leave me
Please will you direct me in the right way
Liar liar liar liar
Liar that's what they keep calling me
Liar liar liar

Listen are you gonna listen
Mama I'm gonna be your slave
All day long
Mama I'm gonna try behave
All day long
Mama I'm gonna be your slave
All day long
I'm gonna serve you till your dying day
All day long
I'm gonna keep you till your dying day
All day long
I'm gonna kneel down by your side and pray
All day long and pray
All day long and pray
All day long and pray
All day long all day long all day long
All day long all day long all day long

All day long all day long all day long
Liar liar they never ever let you win
Liar liar everything you do is sin
Liar nobody believes you
Liar they bring you down before you begin
Now let me tell you this
Now you know you could be dead before they let you.

8 comentarios:

-F osca dijo...

yo creo q mentir una vez al año puede ser divertido, incluso mentir por mentir, como ponerse a prueba y darse la satisfaccion de conseguirl, como el q planea robar un banco y al final no lo hace. Ahora, mentir por vicio es cosa mala jiji

Patricia dijo...

Yo creo que las mentiras tienen su utilidad. Incluso hay juegos de mentiras que pueden ser divertidísimos. Por ejemplo, sobre los escenarios suelen representarse todo tipo de mentiras. Lo importante es saber diferenciar. No instalarse en la mentira como medio de satisfacción personal. No hay obra de teatro que se prolongue años y años. Los actores necesitan cambiarse de ropa y quitarse las pelucas.


Lo dicho. Se puede convivir con mentiras ligeritas, con propósitos concretos. Pero esas mentiras que van al tuétano, como las vidas paralelas o los engaños (o autoengaños) llevados a límites insanos, creo que son altamente dañinos.

Pero mira, también es verdad que cada cual haga lo que quiera con su vida. Hay muchos que prefieren la que se han construido en Second Life.

Salut!

Raúl Peñaloza dijo...

Je je... "mientes, con todos los dientes", le dijo el duende a la mazorca.

Mintamos menos.

Alejandro (vuestro humilde narrador) dijo...

> -F osca, pues, ¿mentir sólo una vez al año??? ¡Que poco! Mentir es fàcil, se empieza con cosas pequeñitas, inofensivas, empiezas con un post y terminas con un blog, jeje! ¡Es broma, eh! Está bien eso de los crímenes mentales, robar un banco en el pensamiento o cosas peores!!!

> Patricia, si las mentiras son pactadas por ambos puede ser la bomba! No hay nada com el Carnaval para jugar a ser otro por un día!
En los escenarios casi todo son mentiras, sólo hay actores interpretando papeles que sienten a medias, papeles escritos por otros, pero nos los creemos y nos gustan.
Ya puestos, en mi defensa, mi escenario (éste) es algo más sincero porque yo me lo guiso y me lo como todo, jeje! Está basado en hechos reales. ;)

Si, lo malo es cuando ese Second Life se convierte en el primero... patético!!! O no, si eres un minusválido y la vida real no te llena. Matrix no está, mal, no???

> Raúl, que puñetera coincidencia, veinte minutos más tarde que tú colgases tu entrada mazorcera-mentirisosa y yo voy con este texto... Es que... Si, mintamos menos o mintamos mejor, que ni tu ni yo nos demos cuenta!

¡Saludos a todos!

Antonio L. dijo...

Alejandro ya estoy de vuelta :D
Comparto la opinión de tu entrada al 100%. Hay gente muy mentirosa que se contradicen cada dos frases y que siempre estan añadiendo o quitando cosas a su historia, al final se acaban montando una película y lo peor de todo es que de tanto fingir de cara a los demás que estan diciendo la verdad acaban por creerse sus propias mentiras.

Como dijo Kennedy: "La palabra secreto es repugnante en una sociedad abierta" Yo aplico esto a las mentiras.

¡¡Saludos!!

Alejandro (vuestro humilde narrador) dijo...

No les queda más remedio que seguir con sus mentiras hasta el final y en el mejor de los casos se las creen, en el peor les pillan, lo cual es muy patético.

Vaya, curioso apunte el tuyo con la frase de Kennedy, anda que no hay secretos en los gobiernos...

¡Bienvenido de nuevo!

Cendrero (Adm. El Busto de Palas) dijo...

Reconocer a un mentiroso es bastante fácil. Por ejemplo, yo diría que en esta entrada no nos estás mintiendo (a menos que seas un experto en el arte del engaño :D ). Por cualquier cosa, gestos, forma de hablar... es increíblemente fácil saber quién dice la verdad y quién no. No deja de ser divertido "jugar" a ver cómo mienten los mentirosos.

Por cierto, no puedo irme sin decir algo sobre la canción :D Las primeras canciones de Queen son siempre las menos conocidas, pero son buenísimas. Liar ha sido siempre una de mis favoritas. Por cierto, ¿sabes si ese concierto de Queen se puede conseguir en DVD? Yo sólo he visto el de Montreal y el de Wembley, pero no estaría mal poder echarle un vistazo a uno del Queen "jovencito".

Alejandro (vuestro humilde narrador) dijo...

Si, Cendrero a mi también me gusta ver como mienten y cuando dejan de pensar en su historia se dan cuenta que les has pillado sin decir palabra alguna. No, no soy un maestro en el arte de engaño (sino estaría en prisión o sería multimillonrario) :D, como mucho en el de la imitación; que es algo diferente.

Respecto a Queen, yo sigo pensando que las primeras canciones eran demasiado rockeras para el fan "Greatest Hits"; yo fui uno de esos y tardé bastante en asimilar que eran tan buenas o mejor que esas composiciones ochentereas, jeje!
Si Liar es una canción que no entra fácil, pues empieza muy rock, luego es muy pop, tienen una parte tranquila, es un tema muy mentiroso! ;)

No se donde podrías encontrar ese "live", yo soy de los que los han visto sus directos en youtube y en documentales musicales, para que veas "que mal está la cosa"...


Saludos!