miércoles, 11 de agosto de 2010

Seguidores vs lectores


Más rollo patatero sobre lo mismo pero desde otra perspectiva, ahora que he superado las 100 entradas y llegado a la conclusión que los blogs son terapia o exorcismo (entre otros casos más lúdicos) entraré en el tema tabú: el de los lectores y seguidores. Ha llegado la hora de hacerse algunas reflexiones blogeras bastante tópicas pero desde mi crítico punto de vista. Comentaré algo sobre los usuarios interesados que se hacen los interesantes, los despistados que recurren al "seguir" como recordatorio y finalmente los honestos, los que siguen por iniciativa propia, que no se ven obligados a comentar cada día sino que lo hacen por sinceridad; que se leen tus textos de arriba a abajo, sin prisas, que si tienen que esperar un día para hacerlo cuando tengan tiempo, lo hacen.

¿Que es un seguidor? Forrest Gump diría que es aquel que te sigue. A me gusta verlos como amigos "virtuales", personas que quizás por la distancia o pereza no puedes conocerlas en persona o que solamente  no lo quieren y prefieren seguir el "juego" del anonimato. Y cuando digo seguidores no me refiero a esas pequeñas fotografías (como en la foto que ilustro a la derecha) de gente (que ves en tu Widget) que se "agregaron" tu blog a su lista pero que nunca has sabido nada de ellos. Un seguidor es aquel que te "sigue" en realidad. Entiendo que en algunos casos parece que el "seguir" a alguien sea un mero recordatorio de haber entrado en algún lugar que parece interesante y darle al botoncito; lo que luego parece que se olvidan de volver. Eso es lo que yo hacía, "seguía" algunos blogs para recordármelo pero al final me cansa ser "seguidor" de muchos lugares, porque cuando me llegan las notificaciones en el "escritorio de blogger" o en "google reader" no doy abasto. No me importaría que la cifra fuese elevada si son los citados "amigos virtuales" habituales o los comentaristas mas frecuentes, que por algo están o hacen lo que hacen: por un tema de afinidad. No me importa que sean anónimos, por ahora no han sido molestos pues revelan su nombre o inicial al final.

Me interesan los seguidores verdaderos y los lectores espontáneos (aunque no tenga constancia de ello), no los seguidores de bonito, no necesito engordar esa cifra para mi orgullo, me conformo con tener pocos seguidores pero de calidad... Reconozco que al principio, cuando llevaba tres o cuatro "posts" si que me interesaba tener una cifra decente; inconscientemente me engañaba a mi mismo para dar credibilidad al lugar, tenía propósitos deshonestos, pero ahora, pasado el tiempo me interesan más los comentaristas que aportan algo a lo que escribo (aunque no estén como cifra), comentaristas, aunque no tengan "rostro" por no tener una cuenta de google o yahoo. Me interesan los amigos que me ayudan o simplemente me muestran su agradecimiento porque les ha gustado algo que he escrito, sugerido o recordado. Eso si, de pelotas o comentaristas interesados en que yo visite su lugar, me sobran, por supuesto que visitaré sus espacios, aunque sólo sea por curiosidad, curioso soy, pero no un pelota.

Lo anteriormente no lo decía por los habituales que pasan por aquí y dejan su opinión, sólo por lo que he visto en otros blogs, donde el peloteo se vuelve el pan de cada día. Si algo no os interesa, no deberíais de comentar, no hay obligación, no se tiene que seguir un seguidor al pie de la letra.

Tampoco me interesa el número de visitas, las páginas visitadas o su procedencia.
Lo fundamental es que siga escribiendo y el resto es todo vodevil.



8 comentarios:

Patricia dijo...

El tema de los "seguidores" tiene mucha chicha. Desde anónimos que aprovechan tu espacio para dejar su propaganda, hasta interesados que sólo pinchan tu enlace y dejan un "gracias por pasar por mi blog" justamente para eso, para que te pases por su blog. Yo acostumbro a hacerme seguidora de quienes me siguen, porque tampoco cuesta nada. Eso sí, que tú comentas a lo grande, está claro. Comentarios de guerrilla a parte, se podría afirmar que eres un auténtico REPLICANTE.

Alejandro dijo...

Para mi lo de Replicante es todo un cumplido, pero no como los "malos" de Blade Runner que su vida estaba limitada a unos pocos años sino por los "buenos" y lo dejo ahí para no soltar ningún spoiler.

Grácias por tu comentario, honesto y sincero!

Ese Punto Azul Pálido dijo...

Los comentarios también son terapia y/o exorcismo. Pararse en sitios ajenos a dejar un rastro en forma de comentario es todo un ejercicio de, digamoslo así, agricultura virtual. Siembro, recojo, siembro, recojo...peloteos aparte, claro.

Los comentarios nos hacen sentirnos menos solos; puedes tener miles de lectores, pero yo prefiero tener cuatro o cinco, y que dejen su estela, enriquecedora cual Avecrem a ser posible, por mi blog.

Saludos, ente inquieto.

Buenísima la referencia que hiciste hace unos días a Ford Fairlane.

Alejandro dijo...

Guau, me ha encantado eso de agricultura virtual, sembar, recoger virtualmente, concepto que sólo conocía en los programas de descarga!

Estoy completamente de acuerdo (el título de este post era engañoso ;) ) lo ideal, como tu dices, es que te comenten unos pocos, la soledad es mala, sin un feedback los blogs serían quizás demasiado torturados, descarnados... Pero bueno que contra la soledad, el placebo de los lectores anónimos no está nada mal, jaja!

Ford Farlaine, el detective rockanrolero, reconozco que cuando vi la película por primera vez me pareció demasiado macarra reconozco que después me gusto esa combinación tan excitante al mezclar investigación, música, casos de estrellas, rock'n'roll y un tipo vacilón que le gusta que le paguen en especias: brutal!

Saludos inquietos!!!

Antonio L. dijo...

Lo importante es que los seguidores sean personas que de verdad esten interesadas en seguir las publicaciones de un blog. Yo prefiero pocos pero buenos, así compartimos experiencias y nos vamos enriqueciendo. Para nada me gustaría que se convirtiese en un Twitter donde nada más crearte una cuenta ya tienes cientos de seguidores que quieren que les devuelvas el gesto para así promocionar su negocio o cualquier cosa. ¡¡Saludos!!!

Alejandro dijo...

Si, Antonio, lo importante es la calidad y no la cantidad, todos estamos de acuerdo!

No sabía que los "seguidores" de twitter fuesen tan interesados, vaya, vaya!

Saludos!

Cendrero (Adm. El Busto de Palas) dijo...

No puedes llevar más razón, estoy completamente de acuerdo. Yo, como habrás comprobado ya, NO uso el Google Friend Connect. No sigo ningún blog con esa opción. ¿Por qué? Sencillamente, porque ya los sigo desde el Google Reader y comento en ellos, no hace falta estamparles mi foto para que sepan que estoy por allí. Mi afición por un blog se puede medir por mis comentarios en él, cuanta más frecuencia más me gustan.

El Google Friend Connect es una forma de decir "Yo sigo tu blog, ven tú al mío anda...". Pocas funciones más tiene. Queda bonito ver las caras, los blogs más famosos son los que más tienen... pero... ¿para qué quieres ver sus fotos si no leen tu blog?

Eso sí, hay veces que con tantos blogs y tan poco tiempo resulta imposible comentar siempre que quieres. Por ejemplo, yo acabo de volver de vacaciones y tengo cientos de entradas pendientes por leer. Quién me iba a decir que cuatro días de playa acarreaban tantas entradas ;)

PD: Hablando de los seguidores... ¿Cuál será el blog con más seguidores con GFC? Para mí que es el de Alberto Montt, con 10380 seguidores a día de hoy... de los cuales a muchos ni siquiera les interesará, pero vieron que había mucha gente y se apuntaron por seguir el rollo ;)

Alejandro dijo...

Guau, gracias por el cumplido!
Si, tienes todas la razón, ser un blogero "bueno", seguir a tus seguidores es toda una faena y chupa más tiempo de lo que la gente piensa... pero a mi no me importar tardar los días que haga falta si el texto o persona que escribe vale la pena. A veces leo algo que me gusta y no se me ocurre nada a comentar, porque alguien ya ha escrito lo que quería decir y para no caer en el peloteo no digo nada, para esto tengo la función chorra de "me gusta" "no me gusta", bueno algo es algo.

Me tengo que poner las pilas con Google reader, por pereza, cuando tengo poco tiempo dependo demasiado del "esritorio de blogger".

Ufff, 10380 seguidores, ya puede fundar un partido político con esa cifra! En este caso, menos es más.

Saludos!