miércoles, 14 de julio de 2010

Re-perdóname

"Ya se que no es la primera vez ni la segunda pero re-perdóname, prometo ser bueno, no se como pero te re-compensaré, no se como pero lo haré. Recuperaremos lo perdido y todo será como antes. Remontaremos este bache entre los dos. Recibiré lo que me merezco y no me quejaré. Te re-enviaré esas rosas que tanto te gustan, que aunque son de plástico están perfumadas, por eso las guardo en un cajón para estas situaciones, porque son re-utilizables. Te re-escribiré poemas y canciones de amor, aunque en realidad no son míos sino variaciones vergonzosas de Alejandro Sanz, pero eso tu no lo sabes porque he borrado su apellido. Re-pasaremos los detalles y veremos donde nos hemos equivocado, aunque ya se que la culpa es mía pero tengo que disimular."

Y hasta aquí llega mi ficción espontánea, llena de clichés lastimosos y algún que otro añadido surrealista marca de la casa. En definitiva, la vieja historia de siempre... que funciona, en la mayoría de los casos. Será porqué el que parece ser el pobre pecador no es siempre el único culpable. O que vale la pena re-capacitar la situación. O que el amor hace maravillas y está especializado en re-perdonar. O será que todos tenemos un precio y es fácil sobornar a cualquiera.

Perdonádme por esta entrada tan redundante, repetitiva y reincidente.
¿Que tal un par de helados para consolaros?



2 comentarios:

Patricia dijo...

Lo peor: lo de tomar prestados los versos de Alejandro Sanz, eliminando el apellido. También sería patético sin hacerlo.

Lo mejor: ese par de helados que tienen pinta de estar Requetebuenos.

Alejandro dijo...

Lo mejor y lo peor: el mensaje o la intención de fondo, macarra a más no poder, pero necesitaba hacerlo. Para nada era una confesión, yo siempre he intentado ser la antítesis de toda esa debilidad o farsa humana.

Lo de entre medio: siempre "re", erre que erre. No hay nada como la sinceridad y una buena bofetada o lo que hoy día se entiende como un "zas en toda la boca". Así se ahorra separaciones tardías, divorcios, etc... ;)

La referencia al Sr. Sanz era por el juego de mi alterego blogeril "Alejandro" y el del conocido cantante y letrista, borras su apeillido y ya queda firmado con el estilo rompecorazones del latinlover spanish imperecedero al que ninguna se resiste. No me gusta la música, ni la letra, yo prefiero ir por la vida "pisando fuerte" en vez de detenerme en el romanticismo comercial del que se alimentan sus hits, vale, lo dejare es que no es mi estilo, perdón a las fans por mi sinceridad; yo soy más rockero en lo referido a actitud y música.