viernes, 16 de julio de 2010

Pretenciosos pretendientes

Orgullosos y decididos, así son nuestros amigos pretenciosos y los pretendientes a nuestros corazones o débiles mentes, con tan buenas intenciones al principio y luego con tanta mala fe; que difícil que es terminar bien los asuntos empresariales o los emocionales. Ambiciosos y megalómanos así son nuestros narcisistas aspirantes o conquistadores. Dejad que entren en vuestras vidas, pero tened siempre la puerta de atrás preparada para, si la situación lo precisa, darles una buena patada en el trasero.

Ahora dejad que os cuente algo de este escrito: es pretencioso. Estáis avisados, no soy ningún traidor, aunque al mismo tiempo también os puedo asegurar que también destila humildad por los cuatros costados, por lo que es inofensivo, en el fondo no es más que una tontorrona broma de dudoso gusto, al igual que ellos, los pretenciosos pretendientes, no se lo tengáis en cuenta, sólo son pretendientes pretenciosos y mucho menos a mi que sólo aspiro entreteneros un rato.



 Lo que si que va en serio es este pretencioso y precioso tema "poppie" de Eric Clapton:

4 comentarios:

Cendrero (Adm. El Busto de Palas) dijo...

Umm... pretenciosa entrada ;) (¡es broma eh!)

El tema de los amigos/as pretenciosos es algo que tenemos que pasar todos, siempre habrá alguien que se crea "mejor" porque sí. En todo, no sólo en lo empresarial o emocional; incluso en los momentos de entretenimiento o en cualquier otro siempre va a ver alguien que se crea bastante mejor que tú sólo porque es "él" y te lo recordará siempre que pueda.

Por otro lado, me gusta la palabra narcisista. No sé, pero es bonita, otra cosa es que las personas narcisistas lo sean. Narciso se amaba a sí mismo, y por eso no podía amar a los demás... Habría que pensar en el mito de Narciso para darse cuenta de esa realidad, si te centras sólo en ti, eres incapaz de ver a los demás.

Alejandro dijo...

No, si la entrada es de lo más humilde, lo pretencioso es el blog, jaja! A veces crees ser humilde haciendo lo que crees conveniente y es todo lo contrario!

Por mi esos amigos ya se pueden creer todo lo buenos que quieran mientras no lo manifiesten; yo siempre seré mejor como persona con mi relativa humildad, que es lo que siempre se ha valorado de mi. La competividad si es sana es bastante fructífera, lo malo es cuando entra el ego en juego y se hacen trampas!

Estoy de acuerdo contigo, puedes ser narciso y fijarte en los demás. Yo también miro otros blogs como el tuyo! ;-)

sentimental_mood dijo...

Conocí a un tipo que cada cosa que hacía la calificaba de humilde. Escribía sobre sus relaciones sexuales en su humilde(triste y mediocre, esta opinión es de mi cosecha) blog. Vestía con su ropa humilde, sus estúpidos comentarios eran humildes y presumía de vivir una humilde y tranquila vida.
Era una persona realmente pretenciosa aunque el adjetivo "humilde" fuese todo para él.
Oscar wilde era pretencioso? Lo fue Capote cuando se calificó como genio? No sé, creo que siempre somos en algún momento pretenciosos.
Yo, pretenciosamente te digo que dejemos de pretender que nunca conocimos pretensiones y que nunca prentendimos ser pretenciosos, ni tú con tu blog ni yo con los comentarios que en él añado.
Como Queen diría "The great pretender" fuimos, seremos o somos todos en algún momento.

Alejandro dijo...

Maldita sea, sentimental_mood, tienes razón, la canción de "the great pretender" casaba más que la de Eric Slow hand que es la única de temárica similar que recordaba...

Estoy de acuerdo, no diré que soy humilde o pretencioso, que cada uno juzgue o valora lo que le lea. Soy todo oídos. Yo intento dejar las cosas claras, a mi manera.

Tus comentarios son especiales, no se que es lo que pretendes, o si son pretenciosos o solamente sinceros como una extensión de tu manera de ser. Que más da, como pretencioso que soy me enfurece la gente pretenciosa, sin talento, sin chispa que van por la vida intentando vender humo, como ese conocido que comentas.