miércoles, 21 de julio de 2010

No existes (por mucho que pienses)

A veces pienso que si mediáticamente no expones tu propuesta en internet, no existes, no te toman en serio. Cierto que la clave del éxito está en llegar al máximo número de personas y destacar a toda costa pero me parece triste que el no estar de manera reconocible, es decir no tener alguno de los dominios más populares como ".es, .com, .org", sea algo excluyente. Pues estar en internet con una página bien diseñada o estructurada sólo es el principio (te la puede hacer un diseñador pagando) pero es no es sinónimo de profesionalidad ni de calidad, hay que tener unos contenidos trabajados y honestos, pero la mayoría de la gente hace más caso a la publicidad y a los artificios.

La fama es efímera, normalmente se consigue con los 5 minutos "Warholianos" de salir en la caja tonta y decir cuatro tonterías memorables para luego al día siguiente te empiecen a acosar algunos paparazzis y se inventen historias de tu pasado. Más tarde te invitan a fiestas lujosas donde consumen tus neuronas a base de rayas de coca y conversaciones con famosos que de tanto creérselo han acabado peor que tú. Y después de tanto triunfar vendiendo humo pasarás por todo tipo de managers deshonestos que te venderán la moto con sus ridículas ideas y se apoderarán de la mayoría de las ganancias, aunque, eso si, si te lo montas bien, entre tontería y tontería, mientras dure el chollo, te harás de oro. Pero pasado un tiempo, volverás al vacío y nadie se acordará de ti y volverás al encanto del anonimato y te reencontrarás con la belleza de la honestidad, pero dejarás de existir para las masas, por mucho que lo intentes.

No hay nada como el anonimato de un blog como éste, discretito y contudente, variado pero mordaz, donde poder plantear mi propuesta a la inmensidad del ciberespacio al módico precio de 0€. Y así poder decir lo que pienso sin que te malinterpreten las masas; a excepción de unos cuantos seguidores. No hay nada como poner a parir, desde mi punto de vista, a vacas sagradas y a artistas sobrevalorados; sin ser linchado o abucheado por sus fans, no hay nada comparable a escribir sin sentir el peso de la censura o la fama, excepto por mi moderación interior, por no llamarlo alterego.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Lo peor de todo no es no existir (pensando); lo peor de todo es que los que, aparentemente, más existen, son los que menos piensan...AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!!!!!!!!

Me voy de vacaciones.
Larga vida al vodevil...
M.

sentimental_mood dijo...

Al fin y al cabo, ¿qué es existir? Y no pregunto por el significado de la palabra "literalmente".
Si vives en un barril, apartado del mundo, en un lugar donde nadie parece percatarse de que tú estás ahí y sin contacto casi alguno, ¿no existes?

No sé, creo que en algunos momentos nos gustaría poder elegir a nuestro antojo el existir o no existir. Mira a Diógenes. Viviendo en un barril y luego un hombre viejo se encierra en casa con basura y denominan a ese problema Síndrome de Diógenes. ¿Piensas que le gustaría a Diógenes existir para esto? ¿para tener una fama de algo que nunca llegó a ser?

¿Y si en realidad no existimos? Ni existe tu blog ni las letras que ahora estoy tecleando.
¿Y si estamos en Matrix?
¿Sabes por qué se que no estamos en Matrix? Porque el sexo sería mejor. Seguro.

Alejandro dijo...

Existir es vivir, ni más ni menos y supongo que si la vida que tenemos no es un sueño de alguien (por ejemplo el mío), pues digamos que yo, al menos existo, pero hasta que no se demuestre lo contrario, los demás para mi no sois más que caldo de la "píldora azul". A ver si me despierto ya un día de estos... El maldito Morfeo ya tarda en visitarme, tendré que aprender a hackear más.

Existir mediáticamente ya es otra historia, hay que pasar por el tubo, por el barril.

Tú dices: ¿Y si en realidad no existimos? Y yo te pregunto: ¿que es la realidad?¿Tu percepción de las cosas? No, la realidad es la suma de todas nuestras percepciones, supongo que tu granito de arena y el mío hacen bastante.

El sexo de Matrix seguro que es demasiado higiénico para mi gusto. A mi me gusta el verdadero, pero si encuentras a una imponente Trinity en cueros deseosa de mis carnes virtuales, ya me avisarás...

Encantador comentario, sentimental_mood!

Alejandro dijo...

Querido M, tienes toda la razón, pero afortunadamente, aunque pienso en ello de vez en cuando, no me afecta; lo tengo asumido.
No te preocupes, primero tomamos Manhattan y luego Berlín. ;)

Anónimo dijo...

8-)

Mais, aussitôt après, je pris garde que, pendant que je voulois ainsi penser que tout étoit faux, il falloit nécessairement que moi qui le pensois fusse quelque chose. Et remarquant que cette vérité: je pense, donc je suis, étoit si ferme et si assurée, que toutes les plus extravagantes suppositions des sceptiques n'étoient pas capables de l'ébranler, je jugeai que je pouvais la recevoir sans scrupule pour le premier principe de la philosophie que je cherchois.

René Descartes