miércoles, 7 de julio de 2010

Las apariencias sólo son apariencias

No pienso entretenerme hablando de las apariencias, son demasiado evidentes. Simplemente no te fíes de ellas pero tampoco te obsesiones, detrás no suele haber gran cosa, salvo desengaños, escasa profundidad y muchas intenciones. Está bien ilusionarse, crear expectativas e incluso soñar un poco pero sólo lo justo para comprobar que sólo son apariencias y a por otra cosa.

El mundo está lleno de superficialidades interesantes, a veces la profundidad parece encontrarse tan lejos que aparentemente a veces no se vislumbra en la lejanía. Y creo que he tocado fondo con este tema tan superficial, tan aparentemente vacío. Pues eso:


No eres lo que vistes, como tampoco eres lo que piensas conscientemente y aún menos lo que dices, hay mucho más que se te escapa pero tu orgullo te dice que no, que estoy equivocado. Es fácil vivir engañado, quien sabe si estas palabras que escribo son fruto de mi engaño; es difícil discernirlas si no tienes la perspectiva, afortunadamente, quien escribe no soy yo, sino Alejandro, el cual tengo bastante controlado, pues reescribo varias veces lo que él se atreve a publicar. Yo soy lo que me apetecer ser o eso creemos ambos.

4 comentarios:

Dani dijo...

Vuelvo a citar a Soren Kieerkegard: "Si me etiquetas, me niegas"

Alejandro dijo...

Nada, nada, todos etiquetados en el mismo cajón!
En realidad la gente se autoetiqueta, yo sólo digo que no hay que fiarse de las apariencias, que hay veces hay sorpresas negativas.

Cendrero (Adm. El Busto de Palas) dijo...

Este tema es un tema muy debatido por los filósofos, tiene mucha profundidad. No se puede juzgar a un libro por su portada, y lo mismo con las personas. Resulta curioso, pero la primera impresión que nos llevamos de una persona se queda grabada en nuestra mente y se usa para hacer juicios sobre su personalidad. Pero claro, todo puede cambiar, según vamos penetrando en su mente. Algunos deciden parar cuando están conociendo la forma de pensar de sus compañeros, cuando ven que no les gusta lo que ven se quedan parados en una versión más idealizada y basada en las apariencias.

Como dijeron los Beatles es su "Strawberry Fields Forever":

"Es fácil vivir con los ojos cerrados, sin entender nada de lo que ves"

Alejandro dijo...

Muy buen símil con lo de libro-portada, Cendrero y en general menudo comentario de calidad que has soltado! Yo intento no fiarme de las apariencias, cierto que hago un pre-juicio pero automáticamente intento hacer la vista gorda e ir más allá y fiarme de mi instinto, sexto sentido o como se le llame. Es un tema complicado...