miércoles, 9 de junio de 2010

Yo lo haría mejor. ¿Y porque no lo haces?

Seguro que la frase de "yo lo haría mucho mejor" más de uno la habrá oído y hasta pronunciado con cierta vehemencia. Sin ir más lejos, de vez en cuando yo también la uso pero con la seguridad que me da la certeza de poder demostrarlo con hechos y palabras.

Sólo porque tu objeto de escrutinio no parezca una genial obra de arte esto no tiene porque ser una bazofia como piensas, para ello, que mejor que poner un ejemplo: si criticas un escrito, inténtalo tú, ponte a escribir, borrar, reescribir, borrar, mostarlo a tus compañeros, borrar, etc.. Si criticas a un cantante ponte a hacer gorgoritos en un escenario y acuérdate a la perfección de todas las notas y todas las letras, si crees que puedes tocar mejor el instrumento que alguien ya puedes empezar a hacer clases y ponerte a practicar duramente tres horas al día... Por otro lado no voy a negar que es un placer criticar negativamente a todos aquellos oportunistas y mediocres sin ningún tipo de talento que solamente por el enchufe se están haciendo millonarios jugando con la ignorancia de la gente que se creen más los que les dicen que lo que oyen o ven.

Cuando yo critico algo o alguien o lanzo la mítica frase "yo lo haría mejor" suele ser una opinión bastante objetiva y por lo general no soy el  único con tales ideas sino que suelo coincidir con alguien más con un criterio parecido y que puede defender sus opiniones con el ejemplo, ah y no es un "pelota".

Aún partiendo de que no sea cierta esa frase "comodín" que dice "sobre gustos no hay nada escrito" nadie tiene derecho a juzgar el trabajo de los demás si no ha probado de hacer algo parecido y lo demuestra. Sólo esas divinidades terrenales llamadas "críticos" pueden juzgar el trabajo de alguien y aún así lo pongo en duda cuando leo ciertas revistas musicales que prefiero no nombrar.

0 comentarios: