jueves, 24 de junio de 2010

Si yo fuera rico... estaría todo el día... bidi bidi bum



Me gustaría pensar que si yo fuera rico conseguiría mantenerme fiel a mis principios, que a nadie obedecería por mucho que probasen de corromperme con ideas de como derrochar el dinero mediante lujos y excesos, lo ideal sería vivir aislado de ellos en algún lugar fuera de la civilización y bajar sólo para quedar con mis amistades y familiares o por diversión.

Tendría el dinero guardado en varias cuentas en Suiza y sólo sacaría una pequeña cantidad cada mes  para asegurar mi sobrevivéncia y poder viajar por el mundo, si, eso es lo que haría. Creo que sería capaz de llevar una vida equilibrada, sin caprichos, sin gastos excesivos. Evidentemente, haría los cálculos adecuados para dar a mis allegados la mitad de mi fortuna, lo justo para recompensarles por su amistad y cuando viese que mis días se estuviesen acabando elegiría darlo a los pobres o a la ciencia para que investigase, o repartiría para ambos, porque eso si, lo primero soy yo.

Si ya se que todo esto suena como el cuento de la lechera, pero yo digo que no, que llevo años pensándolo fríamente, sólo me falta empezar a jugar, a apostar, etc...  ¿Alguien se atreve a hacerme una pequeña donación para comprobarlo?

Y para terminar, una arqueológica pero impresionante versión interpretada por Peret, eso si la letra es más breve que la original, creo que está españolizada:


Aquí la letra completa original de la película:

Si yo fuera rico
yadi dadi dadi didu didu didu didu dum
Estaría todo el día … bidi bidi bum
Si yo fuera un hombre adinerado.
No me mataría a trabajar
llubi dubi dubi dubi dum.
Si yo fuera rico
bidi bidi bidi rico.
Holgazán, holgazanillo.
Construiría una gran casa
con muchas habitaciones en medio del pueblo.
Un magnífico tejado de zinc y buenos suelos de madera.
Unas grandes escaleras de subida
y otras aún más grandes de bajada.
Y otras que no fueran a ningún lado,
sólo para presumir.
Llenaría mi patio de polluelos y pavos y gansos y patos


para que los vea y los oiga todo el pueblo.


Graznando todo como puedan.
Y todos … agai y ago y agá y un cuac.
Sonarán al oído como una trompeta como diciendo,
aquí vive un hombre rico.
Si yo fuera rico
yadi dadi dadi didu didu didu didu dum
Estaría todo el día bidi bidi bum
Si yo fuera un hombre adinerado.
No me mataría a trabajar
llubi dubi dubi dubi dum.
Si yo fuera rico
bidi bidi bidi rico.
Vería a mi esposa,
mi Golde, como la mujer de un rico,
con una buena papada.
Supervisando comidas maravillosas.
Me la imagino aristocrática
y pavoneándose como un pavo real.
¡Oh, qué contenta está gritando
a los sirvientes día y noche!
Los hombres más importantes vendrán a adularme.
Me pedirán consejo como a Salomón el Sabio.
“Si no le importa, Reb Tevye”.
“Perdone, Reb Tevye”.
Con problemas que pondrían bizco a un rabino.
Ya da di da.
Y no importará si mis respuestas fuesen ciertas o falsas.
Cuando eres rico se creen que lo sabes todo.
Si fuera rico
tendría el tiempo que me falta para rezar en la sinagoga.
Y sentarme a lo mejor, junto a la pared del este.
Y hablaría de los Libros Sagrados
con los eruditos siete horas al día.
Y eso sería lo mejor del mundo….
Si yo fuera rico
yadi dadi dadi didu didu didu didu dum
Estaría todo el día bidi bidi bum
Si yo fuera un hombre adinerado.
No me mataría a trabajar
llubi dubi dubi dubi dum.
Si yo fuera rico
bidi bidi bidi rico.
Señor, Tú que creaste al león y al cordero.
Me sentenciaste a ser lo que soy.
¿Arruinaría algún plan eterno si fuera rico?.

6 comentarios:

AKSARAY dijo...

Siempre he pensado que el dinero corrompe. Dinero es poder , y el poder enferma la mente.
Qué lastimica¡ Mejor pobres....

Alejandro dijo...

Primero de todo, gracias por tu visita!
¡Toda una sorpresa y un detalle de tu parte!

Me gustaría pensar que las personas que tienen tanto dinero/poder (empresarios, presidentes...) lo han conseguido de manera corrupta, entonces digamos que fue el huevo antes que la gallina.

Me gustaría creer que una mente más o menos limpia (no creo que sea la mía) que le tocase la lotería pudiese tomar las decisiones adecuadas, no corromperse y seguir con sus ideales.

Pues si, mejor pobres pero felices, que no ricachones y amargados!

Dani dijo...

Hola Alejandro. Está comprobado que el 90% de la gente a la que le tocan grandes fortunas en dos años lo ha perdido todo: dinero y lazos sociales...

El 10% restante o era rico o era muy muy fuerte en sus convicciones (tu caso).

De todas formas, si algún día te conviertes en multimillonario, pues a pagarle unas tapas que menos a aquellos que comentamos en tu blog :-D

Alejandro dijo...

Buenas, Dani! Me estás comentado mucho y me siento en deuda con tu generosidad e interés por mis divagaciones casi diaria, gracias nuevamente!!!!
Respecto lo que decías, pues claro que caería algo, pero no sólo unas tapas, que menos que una buena paella con todos mis seguidores que como sois pocos no me saldría caro, jeje!. Aparte te pagaría un dominio con tu nombre, más un buen servicio de hosting y yo que se más...
Volviendo al tema, también pienso que los que lo hemos "pencado" en la vida y no somos muy hedonistas ni miserables si nos tocase un gordo lo repartiríamos entre amigos y conocidos y montaríamos algún negocio lo suficientemente rentable para permitirnos una vida decente. Bueno, ahora mucho hablar y luego ya veremos...

Cendrero (Adm. El Busto de Palas) dijo...

¡Ey, que yo también quiero que me invites a una paella ;) !

Yo creo que lo difícil es cumplir el objetivo que dices, no asegurarlo. Así, a primera vista, muchos de nosotros pensamos igual que tú, pensamos que nos quedaríamos con una vida más rica, pero siendo fiel a nuestros principios.

Pero... Si nos hiciéramos millonarios... No sé cuántos de nosotros mantendríamos esa opinión. Seguramente la mayoría caeríamos en la tentación y no mantendríamos una vida similar a la anterior.

Decía Oscar Wilde: "La mejor manera de librarse de la tentación es caer en ella"

Alejandro dijo...

Siiii, también estás incluido en la paella, una de esas gigantescas valencianas que luego hay que lavar con una gotita de Fairy!

Cuanta razón tienes, o tiene Oscar Wilde, jeje, sólo hay que ver el ejemplo de Siddharta, tuvo de todo, se cansó y abandonó su vida anterior por una más humilde!