sábado, 22 de mayo de 2010

Traición, decepción y desengaños

Es mejor no confiar en nadie así no habrán traiciones, es mejor no conocer a nadie así no habrán decepciones, es mejor no esperar nada de nadie así no habrán desengaños. Una vida solitaria es una vida tranquila, sin complicaciones y me gustaría algún día aspirar a ello de manera seria aunque es bastante difícil hacerlo en la sociedad en la que vivimos. 

Será por mi espíritu audaz o por la estupidez humana inherente en mis genes pero, a pesar de los pesares, me sigue atrayendo el riesgo, la sorpresa de conocer a gente especial en la muchedumbre y esperar lo inesperado aunque por lo general las masas siempre me ofrecen en bandeja todo un surtido de traiciones, decepciones y desengaños...