lunes, 3 de mayo de 2010

Amor y odio

Amor y odio, sentimientos eternamente enfrentados en el campo de batalla, no hay tiempo para dudas, no hay normas, los cobardes huyen en sus miserables y confortables vidas solitarias y los valientes creen en una causa y se sacrifican si es necesario para superarse a si mismos y encontrar la felicidad, aunque sea algo efímera.

Esto no va de superación personal ni de ética, en asuntos del corazón cualquier acto parece estar justificado y se cometen las atrocidades más románticas: traición, homicidio, separaciones...


Afortunadamente, cuando el amor termina, queda el cariño que es más inofensivo.
¿Pero el odio tiene fin?

2 comentarios:

Wizzo the Green Cat dijo...

Sí, el odio termina cuando eres capaz de perdonar, lo que no significa volver a confiar en ese alguien, pero sí no guardarle rencor. Vamos, como dirían los de Lost: superar lo pasado, dejar que se vaya o soltarlo (no se como lo decían exactamente, pero vamos, lo que le decía Jack a Locke con la operación de la espalda ^^ )

Eso nos enseñó Jesucristo el tres veces grande! El poder del perdón para terminar con el odio.

Alejandro dijo...

Si, el odio tiene fin cuando se trata de asuntos personales, cuando el tiempo nos hace olvidar nuestros sentimientos. Pero cuando hay creencias de por medio (no católicas) ya no lo tengo tan claro... si Alá dice que a los católicos hay que "cargarse", pues los odias el tiempo que haga falta y entonces no hay fin, e incluso seguiría en el más allá, suponiendo que ese exista. Lost...perdón, pero yo no perdono el final que le han hecho los guionistas a la série.