domingo, 5 de septiembre de 2010

El problema de tener una visión global



Es admirable la gente que tiene una visión global de sus vidas y lo que las rodea, en un sólo plano lo ven todo: el tablero, su posición, las piezas, incluso, los más lúcidos, las manos de los jugadores que lo mueven todo. Pero como no hagan "zoom", se perderán siempre muchos detalles de la partida, las pequeñas victorias, derrotas, los gestos y expresiones. Es algo muy inhumano utilizar siempre la visión global y por lo tanto no implicarse emocionalmente o arriesgarse en nada, este tipo de perspectiva sólo sirve para jugar con astucia en la partida y no ser derrotado a la primera de cambio, pero se pierden muchos detalles, no se disfruta de un jaque mate estando en segunda fila y tampoco se sufre cuando se ve una pérdida en la lejanía.

Para poder tener una perspectiva global de la partida y ademas disfrutar de los movimientos, el maniático Rey tendría que instalar un sistema de videovigilancia en su ejército, por ejemplo, unas cámaras instaladas en lo alto de sus torres controladas remotamente por los alfiles y así poder ver como avanzan los peones y la caballería en el campo de batalla. A la reina no le importará toda esta paranoia si, de vez en cuando, le dejan utililizar sus armas femeninas masacrando unas cuantas piezas del bando contrario. Este tipo de control me recuerda al  "sin vivir" de los adolescentes que se pasan todo el día ojeando las cuentas de Facebook de sus amigos y conocidos, especulando sobre sus vidas; es un tipo de vouyerismo algo malsano, pero al menos no tienen el control, son sólo peones mirando la vida de otros peones. Pero bueno, lo importante es pasarlo bien, al final, salvo el rey, todos van a morir, que cada uno haga lo que quiera con su vida. Yo intento ser un caballo desbocado (aunque alguna vez me tachen de caballero) y rebelarme contra ambos bandos, pero al final siempre acabó convertido en un peón, pero como algún día llegue al final del tablero, temblad!

 Pero bueno, cambiando de tema, o de juego, no, no es suficiente con leerse la sinopsis de la peli o ver el trailer, no es suficiente con fiarse de las críticas fiables de otros para tener una verdadera visión global, a algunos les bastará, pero lo que hay que hacer es ver la peli, con la predisposición adecuada, sin influencias externas y pasar un buen rato, sin morir en el intento si al final su visionado resulta ser muy decpcionante.


7 comentarios:

sentimental_mood dijo...

¡Oh! Soy muy buena jugando al ajedrez, quizá sólo me supere con el poker, el cual prefiero por razones económicas.
El ajedrez debe ser jugado contra alguien de tu elección. Yo no podría jugar con cualquiera, aunque posiblemente ganase de todos modos, por muy odioso que sea el cualquiera que tuviera delante.(¡Venga! Modestia a-par-te)
Como bien decía Stanley Kubrick "Te sientas frente a un tablero y repentinamente tu corazón brinca. Tu mano tiembla al tomar una pieza y moverla. Pero lo que el ajedrez te enseña es que tú debes permanecer ahí con calma y pensar si realmente es una buena idea o si hay otras ideas mejores."
Ocurre lo mismo con la vida. Un mal paso y caerás ante la humillación de aquél que dió el paso correcto.
La visión global es para necios. Todo se ve mejor desde un primerísimo primer plano, y si me sacas del plano americano sería una traición, no tomar partida en la vida, ver la jugada desde lejos.
La vista global dejémosla para un gran águila calva, que pasa de ver todo el tablero a arrancarle la cabeza a las fichas.

Por último, recomendarte que le des un vistazo a algunas fotos muy interesantes de Duchamp y su gran pasión, el ajedrez.
Éso sí que es una gran visión de las cosas.

Algún día nos sentaremos ante el mismo tablero, y con nuestra propia visión nos probaremos ante las fichas.
En caso de que no fuera mi día, siempre me quedará el poker.

Alejandro dijo...

Yo no soy bueno en Ajedrez, principalmente porque nunca me ha interesado ganar sino sobrevivir y por eso doy bastante guerra, pero nada más, nunca he jugado al póker y no es porque no sepa poner cara de bulldog como sus jugadores sino porque nunca me han gustado los juegos de mesa, pero el ajedrez tiene su "que" es más cerebral y se reduce a dos personas; es más intimo y más limpio, como me gusta que sean los juegos.
En realidad, para afirmar que eres buena en ambos juegos eso implica que tienes "buenos" adversarios o puede ser que sólo juegues con palurdos! ;)
No creo que la visión global sea para necios, para afirmarlo tienes que poder usarla pero hasta donde se, es un privilegio de unos pocos, la mayoría como mucho nos quedamos en un plano general, pero la visión global no se limita a la estética o al entendimiento de partes individuales, implica una visión del todo!!!¿Acaso no es eso interesante?
El primerísimo primer plano es el que más se usa en el del cine X; el porno vaya, lo veo un poco vulgar cuado se abusa de él. Y hablando del tema, yo, como mucho, tengo algún tipo de rayos X en los ojos que me permite ver el interior de las personas, aunque cuando me miro al espejo veo una parte, pero prefiero tener ese tipo de visión desconectada y gozar de todos los planos posibles como un buen "Big Brother". ;)
Por cierto hay lugares donde se puede jugar online, te hace una partidita? ;)
Yo prefiero jugar al juego de la vida, en él las normas las ponemos entre todos e incluso se puede hacer trampas, que es la única manera de yo ganar algo...

¡Y Gracias por la sugerencia!

Dani dijo...

1. Si las fotos son de tu cosecha: ¡Chapeau! (sobre todo la primera)

2. Las metáforas entre el ajedrez y la vida (o parcelas de ella) son abundantes, pero esta es -cuando menos- muy original.

3. El caballo es la única figura que puede atravesar las líneas enemigas (y amigas). Es mi favorita, de siempre.

4. El ajedrez. Has tocado mi sensibilidad. Si alguna vez tuve una frustración fue la de no aprendrez más y más ajedrez. De pequeño iba bien, pero lo dejé. Pero no lo olvido.

5. Hombre, un peón que llega al final del tablero se convierte en una reina. Tú mismo. :-)

Raúl Peñaloza dijo...

Yo propongo una partida de póker.

Sería divertidísimo.

¿Alguien...?

Alejandro dijo...

> Dani, las fotos salvo alguna captura de pantalla de algún cómic o película, son de cosecha propia, gracias! Si, el ajedrez está muy sobado como idea, pero el rollo "gran hermano" surgió mientras jugaba con las piezas! Si, el caballo es punyetera como pocas, también es mi preferida, jeje!
Si, a ver si diviso el final y me convierto en una Queen, además a Cendrero seguro que le gustarà! ;)

>El poker no es lo mio: ni que lo hagas a posta! ;)
Me parece que luchas entres cartas ya se encontraban en el país Maravilloso (el de Alicia)!

¡Saludos a ambos!

Cendrero (Adm. El Busto de Palas) dijo...

Ah, el ajedrez, me encanta. Siempre ha sido uno de mis juegos favoritos.

Sobre todo me gusta por lo que representa: El ingenio por encima de la fuerza (de nuevo, una metáfora de la vida real). El más insignificante peón puede ser decisivo a la hora de hacer jaque, y sin embargo una orgullosa reina puede acabar en la basura si no usa el ingenio. Ahí esta la clave: La fuerza no sirve para nada si no se acompaña con ingenio.

Por otro lado, otro aspecto metafórico que siempre me ha gustado el ajedrez es la carrera del peón (sí, me gustan los peones, ¿pasa algo ;) ? ). El peón, la pieza más pequeña es, sin embargo, la más valiente. Mientras que el petulante rey y su consentida esposa se quedan atrás envueltos en torres y caballeros, los peones van a conquistar el centro del tablero, arriesgando su vida a cambio de llegar a su objetivo.

Después de muchos esfuerzos, el peón consigue ascender a reina, ha logrado su objetivo, ahora todos los esfuerzos que ha hecho cobran sentido. Es la vida real. Sin embargo, la portentosa reina y las sobrevaloradas torres, que ya han nacido con todo lo que necesitan, no ven ningún incentivo en salir a luchar. ¿Qué sentido tiene lanzarte a la lucha (es decir, la vida), si no tienes objetivos que cumplir? ¿qué sentido tiene vivir si ya lo tienes todo y no te queda nada por lo que luchar?

El peón es el ejemplo a seguir. Ha nacido pobre. Ha arriesgado su vida. Y ha luchado para convertirse en reina. Su vida ha tenido sentido porque ha luchado por lograr sus sueños.

Ya paro, que me sale la vena poética. Me ha encantado tu artículo, me has inspirado :D

#5: Jaja, cuando te conviertas en una Queen me avisas y te dedico una entrada para ti solito :D

Alejandro dijo...

Si, Cendrero el ajedrez da para mucho y es una muy buena metáfora de la vida, aunque eso de resucitar piezas y elegir lo que eres es algo raro, no?

Con tu elogio a los peones me dan ganas de hacerles un monumento o algo, jeje! La mayoría somos peones por mucho que yo relinche por aquí y de alguna coz de vez en cuando.

Pues a mi, más que mi tonto "artículo" lo que me ha gustado es tu vena poética (aunque algo literal) a ver si tenemos muestra de ello en tu blog algún día! Lo de convertirme en Queen será complicado pero ya te avisaré!!!

¡Saludos!